Te amo tu pinga, mi amorcita por Anama Rojas

por Anama Rojas

Mi amorcita, pensar en tu pinga me fascina. Tu pinga, lo linda que brilla con mi saliva, su olor a orgasmo, su olor al sol.

¿Cómo puede un pene ser duro y dulcito a la vez?

¿Cómo puede un pene ser un clítoris también?

Lo explica la ciencia
y no me interesa,

tu pinga entra entera
en mi cabeza;

tu verga pensándose en todo mi cuerpo,

tu verga cogiéndome el pensamiento.

Estás tan rica, así, erecta, dejame chuparte, qué fácil amarte, amor, te amo la verga la boca la vida ¡Qué guapa sos desvestida! Qué guapa sos en el patio, trenzándote el pelito con las manos, te amo los dedos, los pelos, los brazos, te amo todos-todos los pedazos.

Quiero beberme tu semen mi amorcita

¿Me dejas amarte con mi boquita?

¿Quisieras venirte en mí, amorcita,

llenarme de semen la carita?

fotografía por Mario Patiño, modelo Nayla  Mondragón

[divider]

Anama Rojas Centroamericana con memoria, comunicadora y trabajadora del sonido. Cuando las condiciones materiales se lo permiten también es investigadora en el ámbito de filosofía política.

La gestión del trabajo digno está en el centro de su militancia política. Es sonidista, editora de audio, diseñadora sonora y mediadora de pedagogías audiovisuales.

Forma parte de la Colectiva Viajo Sola, red de artistas-amigas colegas; y ha colaborado con diversas producciones cinematográficas y sonoras de los espacios Era Verde y Palabra de Mujer de UCR-Q, La Revuelta, Tierra Púrpura, Radio Machete, Mujeres Libres Riendo, Frente Ecologista Universitario y otros.

Volver arriba