Abrir publicación

Bordamos Feminicidios Puebla

por Rosa Borrás

Este álbum contiene una selección de fotografías tomadas durante algunas de las sesiones de bordado en Puebla, dedicadas a las víctimas de feminicidio de este estado. La represión contra los activistas ha aumentado en el sexenio de Rafael Moreno Valle, obligándonos a encontrar espacios más íntimos y menos públicos. Si bordar es, en sí mismo, un acto reparador, hacerlo de este modo, en casas o cafés, genera un vínculo afectivo poderoso, que nos permite seguir resistiendo desde el amor y la confianza.

Todas las fotografías fueron tomadas por mí, con mi teléfono celular, en las fechas 9 y 25 de noviembre y 14 de diciembre de 2016; y 11 de enero 2017.

 

[divider]

Rosa Borrás Originaria de la Ciudad de México, estudió Diseño Gráfico y Artes plásticas en México, Puebla y Boston. Diplomada en Gestión Clutural por la Ibero Puebla. Ha asistido a diversos talleres de gráfica con artistas como Leticia Ocharán, Leticia Tarragó, Alejandro Pérez Cruz y Julieta Warman. Es integrante del Museo de Mujeres Artistas Mexicana, MUMA. Curadora y coordinadora del portal de arte feminista Provocarte.org. Iniciadora de Estudios Abiertos Puebla-Cholula. Gestora de la répilca de Bordando por la Paz, una víctima un pañuelo, en Puebla. Actualmente es docente en la carrera de Artes Plásticas del Universitario Bauhaus, Puebla. Cuenta con 19 exposiciones individuales y 45 exposiciones colectivas en México y el extranjero.

Abrir publicación

Colectiva Salud Mujeres/ 28 de Septiembre- Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe

Por Colectiva Salud Mujeres

La realidad de las mujeres que abortan en Ecuador es diversa y depende del acceso que tengan a información y de los recursos económicos con los que cuenten. El 86% de ecuatorianos y ecuatorianas dice no conocer lugares o personas que practican abortos. De quienes sí conocen, el 66% manifiestan que los sitios donde se practican abortos son inseguros (CEDATOS–FEDDSYDR 2013).

      Algunas mujeres tienen acceso a abortos seguros con proveedores de salud capacitados pagando desde $150 hasta $2000, otras mujeres abortan utilizando pastillas o medicamentos. En el año 2008, la Colectiva Salud Mujeres empieza con la línea de información sobre aborto seguro con medicamentos para brindar información a las mujeres sobre cómo poder interrumpir su embarazo de manera accesible y segura. «La información debe estar en las manos de las mujeres» ha sido la consigna con la que se ha mantenido la línea, como alternativa creada y sostenida para que las mujeres,  podamos acceder a un aborto seguro con medicamentos.

    La línea de información  no asesora, no aconseja: escucha y comparte información con bases científicas, gratuita y oportuna; somos una apuesta diferente en un sistema patriarcal, que motiva a la desinformación, es una alternativa para la construcción de una sociedad más justa. La Línea de Aborto Seguro se traduce en sí misma en una apuesta horizontal para todas. La información que compartimos es pública, verificada y segura, a través de ella dialogamos con cada una de las mujeres que llaman a la línea. Somos las propias mujeres quienes decidimos sobre nuestros proyectos de vida, nuestras ilusiones y deseos, no un estado vigilante que ha decido que la maternidad es el único mecanismo de realización de vida de cada mujer.

     Agradecemos a todas las personas que han aportado en este proceso, y a todas las que día a día se unen en nuestra lucha por las decisiones libres y seguras de las mujeres.

La canción que nos acompaña por la decisión sobre nuestros cuerpos y contra la criminalización, por un aborto libre, legal y gratuito: «Mando Yo” – Caye Cayejera

¡Frente al patriarcado, úteros liberados!

 

Colectiva Salud Mujeres Ecuador, 8 años compartiendo información que empodera y salva vidas de mujeres.
[divider]

FB: Salud Mujeres Ecuador 2.0 /  Twitter: @aborto_seguro

Abrir publicación

2da. Marcha por los Derechos de las Personas con Discapacidad

Por SALCON | Magalli Salazar

La ciudad de México cuenta con una población de cerca de medio millón de personas con discapacidad (INEGI, 2010) que aún no han sido reconocidas como grupo social al que las autoridades respondan, ya que, por ejemplo, los lugares públicos no son accesibles, el transporte tampoco otorgan ningún servicio de calidad, e incluso, la atención médica es escasa y poco profesional. Muchas de las personas con discapacidad en México están invisibilizadas, aunque exista la Convención Internacional por los Derechos de las Personas con Discapacidad que ampara esos y otros derechos.
Con motivo del dia Día Internacional de la Personas con Discapacidad, celebrado el 3 de diciembre, el Paseo de la Reforma se llenó de ciudadanos que reunidos enunciaban sus demandas hacia las autoridades. Bajo el lema «TODOS POR IGUAL» las preguntas que sonaban a través del altavoz hacían reflexionar sobre las actividades cotidianas de las que este grupo ha sido privado: «¿Quién quiere poder ir al cine con su familia?, ¿tomar un autobús del sistema de transporte público para ir de un lugar a otro?, ¿tener educación de calidad y empleo?, ¿contar con servicio médico especializado? y, en el caso de las personas con movilidad reducida, o alguna otra condición que les impida hacer cosas por sí mismos ¿quién quiere contar con servicio de asistencia personal subsidiado por el Estado?
Todos tenemos los mismos derechos a llevar una vida plena, de recreo, empleo, libre tránsito, con educación de calidad y con servicios de salud integrales.

Todos tenemos los mismos derechos a opinar y construir desde la diversidad formas de vida donde la dignidad y el respeto sean el principio de toda interacción. Donde sea posible decidir si se quiere formar una familia, vivir en unión libre, o en soltería. El Estado mexicano tiene la obligación ante todos los mexicanos de proporcionar los medios para que toda persona pueda desarrollarse a lo largo de la vida. Todos tenemos a ser tomados en cuenta: «Nada de nosostros sin nosotros».

[divider]

SALCON

mar1

Artista mexicana egresada de la ENAP/UNAM. Le gusta el cine —gore, noir y muy dramático—, la música electrónica y los animales. Ha colaborado en otras publicaciones con trabajos de collage digital y reseñas sobre arte público.

Blog: http://ñaquemx.blogspot.mx/

Abrir publicación

Movimiento Insurrecto por la Autonomía de Una Misma (MIAU)

El Movimiento Insurrecto por la Autonomía de Una Misma (MIAU), se reúne todas las noches, estudia y trabaja por construir la autonomía básica: la de nuestro cuerpo. Y lo hace en compañía, en solidaridad, porque nadie puede liberarse sola.
Este documental es un guiño para todas aquellas que ignoran el funcionamiento de su cuerpo y se ven sometidas a cualquier estructura machista y patriarcal, ya sea la médica, la farmacéutica, la comida veneno o cualquier persona que intente silenciarnos.
Nosotras luchamos por vivir en una sociedad libre y mientras lo hacemos, creamos lazos de confianza y compartimos el conocimiento aprendido, esperando que se entienda que ahí está la gracia, en aprender y enseñar, con generosidad, matando el ego y la usura.
Por eso este documental es un regalo, porque es conocimiento liberado.
Aquí  podrán ver la vida de una persona, que somos muchas personas, desde su nacimiento hasta la menopausia; pasando por la menarquía, el reconocimiento de las partes de nuestro cuerpo y nuestros ciclos menstruales; enfermedades del útero, de transmisión sexual y algunas de sus posibles soluciones, pero sólo aquellas que nosotras hemos probado. También entregamos nuestras experiencias de aborto, técnicas de autoexamen y detección de anomalías.
Está dedicado a todas la mujeres, brujas, gatas, que han luchado por la libertad. Y como no hay luchadora que no sea perseguida por el poder, a todas aquellas que han sido asesinadas, perseguidas, torturadas y que viven en nuestra alma de guerreras.
Que éste y todos los movimientos autónomos desde la raíz sigan floreciendo hasta destruir esta sociedad capitalista y el patriarcado que la sostiene.
¡Salud!

Abrir publicación

Círculo de Terapias Naturales

Hola compañerxs , queremos platicarles de nuestras actividades en el Círculo de Terapias Naturales en el que llevamos sesionando 4 años .

     Siendo parte del equipo promotor de la Red Tlaloc, José Luis Díaz Núñez y Flor de María Granados Herrera, Cristina Lavalle junto con la doctora Lourdes Munguía, nos vimos en la necesidad de hacer gremios por especialidades, ya que varios compañeros compartíamos modos de vivir y queríamos evitar la competencia, intercambiando nuestros conocimientos para ayudarnos unos a otros. Al mismo tiempo, estábamos Flor y José Luis organizando una Expocooperativa en la Universidad Obrera de México y nos dividimos en sectores para hacer diferentes proyectos. El de salud natural era uno de esos grupos, dirigidos por Armando Dueñas. Empezamos a hacer prácticas de salud para una mejor calidad de vida. Así nació el “Círculo de Terapias Naturales” con reuniones que se llevan a cabo desde entonces, los miércoles a la 16:30 cerca del metro Rosario en el Centro Comunitario “Eterna Juventud” y simultáneamente en la Universidad Obrera de México, coordinado por Demetria Cano. En estos círculos hablamos de temas de interés común,  intercambiamos conocimientos y nos capacitamos sobre la salud natural, salud económica, salud comunitaria y aprendemos que la salud puede venir en un abrazo, en una conversación asertiva o una planta medicinal de la maceta del patio. La salud natural se puede encontrar en casi cualquier forma y lugar.

La salud y la enfermedad como equilibrio y aprendizaje de la vida

¿Qué es la salud? Nos peguntamos a menudo algunos, pero otros ni siquiera lo pensamos hasta que nos sentimos enfermos. La salud es el equilibrio permanente entre lo que necesitamos y lo que no, en sus carencias y excesos. Y la enfermedad, hay quienes  la consideran como algo que no debiera existir, pero es una manera que tenemos de reaccionar a lo que no necesitamos o a lo que nos hace falta, es decir, la reacción salud-enfermedad es un binomio en el que estos 2 aspectos son indispensables para el equilibrio. La enfermedad es también la manera en que aprendemos y evolucionamos, un mecanismo de la naturaleza de hacernos reaccionar, sobre todo cuando hemos hecho caso omiso de llamados previos y suaves. Incluso es capaz de inmovilizarnos para lograr el objetivo de que paremos y volvamos a leer sus mensajes. La enfermedad aparece cuando se necesita una madre y una maestra rigurosa, que puede enseñar de manera suave y amorosa o dura y terminante, igualmente amorosa, pues nos obliga a encontrar nuestro yo, que ante nuestra sordera  requiere a veces medidas extremas.

     La enfermedad es una reacción del organismo que nos molesta y que registramos como dolor y sufrimiento, pero también es una manera de centrarnos en nosotros mismos. El cuerpo siempre nos avisa que hay algo que no debiera estar ahí: estrés, depresión, inseguridad… o algo que falta: nutrientes, descanso, auto observación. Es decir, la enfermedad es parte de la salud o del equilibrio vital.

     Ver a la enfermedad como el enemigo a vencer, nos impide darnos cuenta que es un mecanismo que nos fuerza a ponernos atención y a escuchar al cuerpo que nos diga lo que nos pide.

     Nos hemos acostumbrado a acotar la enfermedad, a aislarla y no permitir manifestarse, obstruyendo el real camino a la salud y el equilibrio. En el Círculo de Terapias Naturales, tratamos de encontrar esos resortes que nos sanan por un mecanismo natural, del cual todos fuimos dotados y que a veces olvidamos; también nos recuerda que la responsabilidad de la salud es propia y no de las instituciones, centro hospitalarios, de los médicos o de las farmacias y laboratorios. El ser humano es un ente integral con cuerpo físico, emocional, espiritual y cósmico que debe ser atendido en todas sus partes y que si descuida en alguna de estas, se enfermará repercutiendo en toda la estructura, iniciando en  el cuerpo físico.

     En el Círculo de Terapias Naturales trabajamos de manera circular, es decir; no hay jerarquías  ni maestros y alumnos, ni médicos y pacientes; todos tenemos saberes y experiencias de vida que compartir, no se requiere un nivel educativo específico y aun cuando no son clases, el aprendizaje de nosotros mismos es profundo. La primera norma que aprendemos es que si queremos ser terapeutas, o luchadores sociales, primero tenemos que empezar por nosotros mismos y por nuestro entorno cercano, pues es más fácil ver que los “ demás están mal” y que hay que “ayudarlos”, evadiendo lo propio.

     Los sentimientos no procesados, las emociones reprimidas, los pensamientos obsesivos, la falta de valores y de auto reconocimiento nos enferma. Pero a la enfermedad la debemos ver como a una guía que nos está señalando el camino, mirar hacia nosotros mismos. Si cada uno de nosotros leyéramos lo que nuestro cuerpo maltrecho nos quiere decir y atendiéramos a esa voz, seríamos más felices y saludables. Si entendiéramos que el proceso de sanación de nuestros padecimientos viene de  nuestro interior y que haciendo cambios substanciales en nuestra  forma de vida, aceleraríamos y haríamos más fácil este proceso. Si nos percatáramos que la vida comunitaria de calidad es tan importante como el ejercicio y una buena alimentación,  estarían desiertos las clínicas y hospitales.  Un entorno más sano es nuestra responsabilidad, el movimiento, la expansión, entender los ciclos vitales, el amor, el hacer lo que nos gusta, el responsabilizarnos de nuestro actos u omisiones, ser creativos, encontrar nuestra sabiduría interna, proveernos de la energía necesaria para realizar nuestros proyectos, con prácticas de vida más naturales, son acciones que podemos realizar para mejorar nuestra salud y por ende ser mejores seres humanos.

     En el Círculo también propiciamos Clases y Talleres de Naturismo en diversos lugares como la Clínica del Dr. Joel Moreno Castro, así como la producción de remedios naturales y prácticas de Economía Solidaria, como Multitrueke Mixiuhca y Multitrueke Casa de las Sábilas. Damos consultas de terapias naturales como acupuntura, masaje, auriculoterapia, homeopatía, entre otras.

[divider]

Nuestros datos de contacto son: Cultura Norte s/n colonia Rosario CTM delegación Azcapotzalco, frente al metro Rosario (CETRAM), Centro comunitario «Eterna Juventud»

Flor de María Granados Herrera,  Facebook: Flor Granados Herrera, teléfono, 5520371042 y 36188624, José Luis Díaz Núñez,  Facebook: ídem, teléfono 5527066967 y 36188624.

Facebook: «Círculo de Terapias Naturales»

Universidad Obrera de México, San Ildefonso 72 colonia Centro Histórico,  Demetria Cano, teléfono, 5539512800

Sesiones  del Círculo de Terapias Naturales son los miércoles de 16:30  a 19:30 horas

Cooperación voluntaria

Clínica del Dr. Joel Moreno Castro, Norte 166 # 517 colonia Pensador Mexicano, Delegación  Venustiano Carranza, teléfono 57604620

Abrir publicación

Vomitando por la vulva

Por Kani y Miros

http://colaboracionespornoiseglitchy.tumblr.com/post/147120367307/vomitando-por-la-vulva

Porque visibilizar no significa esencializar
Porque amo mi VULVA,
Mi vulva de CHICO.
Porque no voy a sacarla y a medírmela
Eso se lo dejo a otrOS…
Sí, señoras, supérenlo, hay chicos con vulva.
¿Y ahora qué?

El cissexismo es otra pata del patriarcado,
Ese patriarcado que nos mata,
Que nos invisibiliza, que nos oprime,
Lxs trans no somos enemigxs,
Somos aliadxs.

Porque mi vulva,
A solas,
Con otras,
Me ha dado los mejores momentos.
Y quiero que me los siga dando

Porque me encanta sentir como entra tu puño
Porque necesito el feminismo para vivir.

Porque ese puño en mi vulva no me hace menos hombre,
Porque crecí en los espacios feministas,
Porque mi masculinidad está atravesada por estas prácticas y estos discursos.

Porque el transfeminismo no es el feminismo de lxs trans
Porque si dejamos de problematizar,
otras categorías clave como la clase, la raza, las sexualidades diversas, las diversas funcionalidades…
Construimos otra hegemonía dentro de nuestros propios espacios.
¡Qué vulvaridad ésta!

Porque soy mucho más que mi vulva.
Porque si mi masculinidad amenaza tu seguridad,
Yo seré el primero en dar un paso atrás.

Porque lo que no se nombra no existe.
Porque yo también quiero poder abortar.

Porque el separatismo es fundamental para construir espacios seguros.
Porque separatismo no significa esencialismo.

Porque estamos por todas partes.
Porque una vulva no te hace más feminista.

Por todo esto y mucho más.

Abrir publicación

Trabajo Sexual en Primera Persona

Por Leonor Silvestri
 

Trabajo Sexual en Primera Persona es un proyecto autogestivo feminista sin fines de lucro a favor de la visibilización de las prácticas del trabajo sexual lato sensu, es decir, todo tipo de trabajo sexual autónomo, libre, escogido para derribar el estigma y dar voz a aquellas corporalidades que quieren diferenciar el Trabajo Sexual de la Trata. Somos un grupo ad hoc conformado por Mai Staunsager, Diego Tamayo Tamayo y Leonor Silvestri, que realizamos los videos, con el apoyo y el beneplácito de Ammar, sindicato de trabajadoras sexuales, que funciona en CTA, Central de Trabajadxs de Argentina, cuya secretaría general es Georgina Orellano, pero trabajando de manera independiente. Nuestra intención es realizar entrevistas a cualquier trabajador o trabajadora sexual, desde asistentes sexuales, escorts, gente que trabaja en privados, personas que trabajan en el porno, o camgirls, hasta Trabajadoras VIP, bailarinas etc. Vamos haciendo de acuerdo a quienes desean testimoniar de manera alegre acerca de las ventajas y lo bueno que tiene la profesión que eligieron con el mayor de los respetos, y desde un punto de vista descriminalizador, no punitivsta, no victimista y no patologizador contra la moral hegemónica que confunde el trabajo sexual y la trata de personas con fines de explotación sexual. Sentimos que era necesario hablar en lenguaje visual porque muchas personas escogen el trabajo sexual como salida laboral no debido a traumas, falta de opciones o de manera impuesta; sino porque lo desean, lo quieren realizar, o les da grandes beneficios. Desde ese lugar, teníamos ganas de hablar.

      Asimismo, yo, como discapacitada legal, trabajé con Mai en mi documental Games of Crohn, homónimo con mi libro recientemente. Con mi diagnóstico comencé a entender otras aristas del trabajo sexual, ya no como Dominantrix (trabajadora sexual BDSM), sino como discapacitada que requiere asistencia, que en algún momento puede llegar, por qué no, a requerir una asistencia sexual. Más que un por qué, el proyecto es un cómo, un cómo encontrarnos, cómo organizarnos, cómo hermanarnos, cómo tener espacios de contención ante tanta discriminación, estigmatización, marginalización, hostigamiento y represión que vivimos tanto las trabajadoras sexuales como quienes nos solidarizamos y trabajamos junto a ellas (investigadorxs, abogadxs, personas que respaldan su trabajo, y demás individuas que depende del trabajo sexual para tener un derecho inalienable como es el ejercicio de la sexualidad segura y placentera).

      Producto del hostigamiento, la indiferencia, la hegemonía del discurso abolicionista, muchas personas que eligen esta profesión deciden no exponerse. Esperamos poder dar la discusión con esta experiencia autogestiva de visibilización desde un lugar no idealizado sino mostrando los paralelismos con otros trabajos (y su explotación intrínseca y propia al trabajo y especialmente al capitalismo, y no a lo sexual) para que otras se atrevan a manifestarse. Lo cierto es que el abolicionismo quiere aterrorizarnos, con prácticas a veces que lindan con lo mafioso, como escraches, enunciados sacados de contexto, montajes, amenazas de muerte, linchamiento y encarcelamiento con el beneplácito de las personas que callan o no les paran el carro; pero sabemos que se trata de “decorado y cartoneo de protagonismo” al decir de la number one, Moria Casán y su humor que tanto bien nos hace a las putas y pro-putas, que no es lo mismo que putas pro, hay que aclararlo. El campo cultural está en las calles de los barrios marginalizados y menos pudientes, por donde recorren los tacos de Ammar y demás activistas feministas pro sexo, independientes y orgánicas. Oponerse al trabajo sexual es también perder la perspectiva no solo de género sino también de clase y migración dado que muchas trabajadoras sexuales llegan hasta nuestra región o no pertenecen a las clases sociales que gestan discursos abolicionistas que solo benefician la clandestinidad, la deportación, el cierre de fronteras, etc.

 

 A través de este proyecto  se busca dar voz a ese sector invisibilizado de las personas que eligen el trabajo sexual por plena elección.

 

Trabajo Sexual en Primera Persona, cuenta por el momento con varios videos liberados en youtube para uso exclusivo SIN FINES DE LUCRO, donde entrevistan a personas que deciden ejercer esta labor por elección propia y haciendo hincapié en la libertad con la que se manejan para ejercerlo.
   Si bien todas tenemos nuestras ideas, opiniones y prácticas pero no conozco ningún otro caso donde todo una facción se una para remover de las calles y abolir algo que un colectivo entero pide. ¿Acaso se armó un frente para evitar la ley de identidad de género, so pretexto de que podría derivar una reterritorialización del binomio heteronormativo o por las dudas, para evitar que algún día tengamos policía trans? ¿Acaso alguien se organizó, excepto la extrema derecha, contra el matrimonio igualitario o la unión civil, puesto que ambas podrían ser consideradas re-afirmaciones de el “legitimo organizador de la sexualidad”, al decir de Foucault, o una promoción de derechos pequeño-burgueses que solo aplican a personas con trabajos en relación de dependencia y propiedades? ¿Si se considera que el trabajo doméstico es una aberración que no debería existir, acaso alguien se le ocurrió militar para que dichas trabajadoras, usualmente todas mujeres, como se dice, erróneamente, del trabajo sexual, por ejemplo, no alcanzaran ni obtuvieran sus derechos ni tuvieran reconocimiento por parte del Estado? ¿O mejor aún, alguien, alguna vez, realizó una coalición para que las amas de casas no perciban remuneraciones ni jubilación ni aportes por su labor porque mejor les convendría obtener un trabajo fuera del hogar, como estímulo y promoción emancipatorio del ámbito privado? ¿Alguien realmente piensa que para luchar contra el narcotráfico, tomemos por caso, lo mejor es no solo prohibir, como hasta ahora, el cultivo para fines personales y/o terapéuticos, sino también la tenencia y el consumo para uso personal de cualquier psicoactivo? ¿Quién, en su sano juicio, hoy sostendría que alguien que trabaja en reducción de daños en realidad le está enseñando a drogarse a personas con consumo problemático? ¿Quién fomentó que no se impulsara una ley de reproducción asistida porque muchas de nosotras creemos, como dice Simone de Beauvoir, que la libertad empieza por el vientre, e hicimos lobby y campaña contra aquellxs que así formaron sus familias, solo porque algunas de nosotras sostenemos que la familia nuclear es opresiva? ¿Cuál de todas las socorristas de este mundo, trabaja contra la ley de aborto legal y gratuito, solo porque creemos y afirmamos que las causales para el aborto son un error y porque el socorrismo ya ha logrado que el aborto sea legal como hecho? En mi ya no tan corta vida de ideas radicalizadas no recuerdo que nadie haya esgrimido críticas, objeciones, observaciones, diferencias a lo antes mencionado que llegarán al punto tal donde está el abolicionismo hoy: obturando, eliminando, y acallando a todas aquellas que no piensan igual. Cuéntenla como quieran, ese totalitarismo es fascista.
     En fin, el feminismo en todo el mundo tiene una extensa tradición de no solo excluir sus voces más radicalizadas sino también llevarlas a la muerte en la miseria y el abandono, y de eso nos tenemos que hacer cargo si queremos seguir siendo feministas (solo por mencionar algunos casos podemos hablar de Monique Wittig, María Elena Oddone, Kate Millet o Shulamith Firestone). Muchas de nuestras divinidades feministas actuales han tenido vidas miserables ya no debido a “varones malos” sino debido a la injerencia de sus discursos en un movimiento con el cual hay que estar luchando todo el tiempo para que no reterritorialice lo más absurdo del conservadurismo: desde el insulto de “amenaza violeta” por parte de Betty Friedan, pasando por los 80 en la Argentina donde ninguna feminista hablaba ni de lesbianismo ni de aborto para que no sea “mal recibido” por la audiencia, como muchísimos libros lo constatan, hasta grandes personalidades que hoy leemos que fueron exiliadas y/o olvidadas. De seguir así por este carril punitivista, antagonizando con las sujetas involucradas en el trabajo sexual, dándole aún mas poder a los aparatos represivos, so pretexto, insisto, de ayudar, hacer el bien, echar luz sobre las que supuestamente no consiguen ver que están oprimidas, negándoles su derecho a ser y hacer lo que deseen con sus cuerpos, negando su existencia como sujetas políticas, se está suicidando. Este feminismo que se yuxtapone al abolicionismo/prohibicionismo lo único que aporta es destruir algunos de los axiomas más importantes que históricamente, como movimiento hemos producido : “lo personal es político” y “mi cuerpo es mío”. Desgraciadamente, una palabra tan cargada de contenido histórico como “abolir”, que históricamente remitía a luchas contra la esclavitud, se ha convertido en el lexema que intenta -y muchas veces lo logra- esclavizar todavía más a mujeres. Por eso, el feminismo putón, el de las putas, el nuestro, disputa la correlación de fuerzas con trabajo territorial para que un día decirse “abolicionista” sea tan absurdo como decirse racista. Hasta donde yo tengo uso de memoria, no importa qué debates y contrapesos o diferencias se hayan enarbolado en los temas anteriormente dichos es el ejercicio de la sexualidad segura y placentera).
     Entre todas las putas vamos haciéndonos un nuestro mundo feminista putón sin vergüenza que no intenta caerle bien a las carcamanas que hegemonizan la discusión y que son quienes realmente se benefician monetariamente de esta estigmatización dado que trabajan en la industria del rescate por ejemplo dictando cursos de formación para rescatistas y aparato represivo en el ministerio de justicia, entre otros trabajos que ha generado privar de trabajo a las trabajadoras sexuales. Nuestra prioridad y la de Ammar tiene que ver con la visibilización de la violencia institucional montada por la industria del rescate, que se ejerce contra el colectivo de Trabajadorxs Sexuales y quienes se acercan y empatizan con dicho empoderamiento, con el beneplácito de la buena conciencia y su reterritorialización microfascista moralista y su idea de “hacer el bien” que cree en lugares prístinos e inmaculados en el medio de esta guerra porque hay algo del orden del colonialismo imperial en negarles su lugar de enunciación o no incorporarlas al debate, no invitarlas a la toma de decisiones en proyectos de ley que las afectan de manera directa. El feminismo al cual yo adscribo desde que entendí su relevancia, cree en hacer las vidas más vivibles para aquellas que solo reciben de las privilegiadas las migajas de la condescendencia, la lástima o la piedad. Caso contrario, estamos utilizando el feminismo como un dispositivo potente para reterritorializar toda nuestra misogonia internalizada dentro de la heterosexualidad como régimen político que no puede afectarse e incrementar la propia potencia con la libertad de las demás. Si se trabaja contra las mujeres, no solo no es revolucionario, tampoco es feminista, especialmente.
     Entre todas las putas vamos haciéndonos un nuestro mundo feminista putón sin vergüenza que no intenta caerle bien a las carcamanas que hegemonizan la discusión y que son quienes realmente se benefician monetariamente de esta estigmatización dado que trabajan en la industria del rescate por ejemplo dictando cursos de formación para rescatistas y aparato represivo en el ministerio de justicia, entre otros trabajos que ha generado privar de trabajo a las trabajadoras sexuales. Nuestra prioridad tiene que ver con la visibilización de la violencia institucional montada por la industria del rescate, que se ejerce contra el colectivo de Trabajadorxs Sexuales y quienes se acercan y empatizan con dicho empoderamiento, con la complicidad de la buena conciencia y su reterritorialización microfascista moralista y su idea de “hacer el bien” que cree en lugares prístinos e inmaculados en el medio de esta guerra porque hay algo del orden del colonialismo imperial en negarles su lugar de enunciación o no incorporarlas al debate, no invitarlas a la toma de decisiones en proyectos de ley que las afectan de manera directa. El feminismo al cual yo adscribo desde que entendí su relevancia, cree en hacer las vidas más vivibles para aquellas que solo reciben de las privilegiadas las migajas de la condescendencia, la lástima o la piedad. Caso contrario, estamos utilizando el feminismo como un dispositivo potente para reterritorializar toda nuestra misogonia internalizada dentro de la heterosexualidad como régimen político que no puede afectarse e incrementar la propia potencia con la libertad de las demás. Si se trabaja contra las mujeres no solo no es revolucionario tampoco es feminista, especialmente.
** Para ver los videos:
[divider]
leoLeonor Silvestri. Poeta y traductora especializada en poesía clásica, profesora de filosofía, deportista de combate y discapacitada legal, su recorrido vital y político puede leerse como una búsqueda de la consistencia consigo misma. En este trayecto ha construido una obra que incluye performances, manifiestos, fanzines, ensayos filosóficos, activismo, hondos desencuentros, programas de radio y videos, bandas de rock, exhibicionismo y rumores: una obra en la que ella misma, como cuerpo, es la materia prima y el producto siempre in progress. Algunos de sus libros son la tetratología La guerra en curso (Nos es nada, Paris, 2016), Guerra Fría (Germinal Costa Rica 2014), El Don de Creer (Curcuma. 2010; Germinal, Costa Rica; Santa Muerte Cartonera México, 2009); el curso mitología grecolatina (libro-objeto CD-rom. Voy a salir y si me hiere un rayo. 2006); y Nugae, Teoría de la traducción 2003); Irlandesas, 14 poetas contemporáneas (de Bajo la Luna 2011); y del ensayo Catulo, Poemas. Una introducción crítica (Santiago Arcos. 2005). Con Ludditas Sexxxuales publicaron en esta editorial Ética Amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres (2012) y con Manada de Lobxs, Foucault para encapuchadas (2014). Junto Mai Staunsager, filmó el documental homónimo, Games of Crohn y Trabajo Sexual en Primera persona, entre otras piezas audivisuales.
Abrir publicación

Contingenta Machete contra el Acoso. #24A

Video por Magalli Salazar/SALCON

El #24A fue un día contundente para salir a movilizarnos contra las violencias Machistas que vivimos todos los días en la CDMX. Aprovechando el traslado de metro Indios Verdes a Revolución, la «Contingenta Machete» aprovechó para poner calcas, y dar kits contra el acoso en el transporte público a usuarias del metro. Acá un breve video.

#24A Acciones en el Metro contra el acoso from Hysteria Revista on Vimeo.

Abrir publicación

Retratos del #24A

Por Magalli Salazar

El  pasado 24 de abril, las mujeres salimos a las calles a sabernos juntas y protestar contra las violencias machistas. Esas que nos matan en nuestra propia casa, que nos encarcelan por abortar, que  nos pagan menos por el mismo trabajo.

     Salimos juntas para saber que, entre todas, seguiremos luchando por igualdad de oportunidades, por el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo (sobre nuestra vida), para que sepamos todas que si tocan a una, respondemos todas.

Aquí algunos bellos retratos que nos recuerdan que, desde ese día, somos más fuertes. Y resistimos juntas.

[divider]

Magalli Salazar/SALCON. Artista mexicana. Ha realizado arte público en la Ciudad de México. Actualmente trabaja en Maga150pxun proyecto de arte y educación. También ha colaborado en varias publicaciones.
www.artepublicomx.com

http://magallisalazar.wix.com/portafolio

Abrir publicación

Nosotrxs, lxs jóvenes trabajadorxs sexuales

Durante tres días (del 31 de agosto al 2 de septiembre de 2015),  jóvenes que de manera autónoma ejercen el trabajo sexual fueron convocados por HYLF (HIV Young Leaders Found) a la ciudad de Bogotá para la realización de una consulta regional llamada «Salud igualitaria para todos/as», en donde personas de América Latina y el Caribe, de África del Este y África del Sur se encontraron e intercambiaron testimonios acerca de su experiencia cotidiana, las problemáticas que han enfrentado, sus miedos y fortalezas, pero, sobre todo, la importancia de implementar políticas efectivas de salud sexual y reproductiva.

Les dejamos un breve video resultado de este encuentro:

[divider]

Navegación de entradas

1 2 3 4 5 6
Volver arriba