Niñas Anómalas

Niñas Anómalas

Somos niñas anómalas una colectiva integrada por niña hormonal, una niña invadida por hormonas sintéticas y artefactos que han dañado su cuerpo y Anomalía una niña que comparte su cuerpo con el virus del papiloma humano, ambas buscan entablar un diálogo con sus cuerpos intervenidos por las prácticas ginecológicas, a partir de ahí nos hemos cuestionado las implicaciones del “cuidado” desde esta práctica médica.

Vivir y compartir estas experiencias nos motivó a hacer algo al respecto, sacarlo de la burbuja médica que minimiza, estigmatiza y feminiza nuestros padecimientos, a través de nuestras prácticas artísticas es como hemos encontrado estas formas de socialización.

La ginecología es una rama de la medicina dedicada al cuidado y la prevención de enfermedades del a parato reproductor femenino (cabe aclarar que no estamos de acuerdo en que se nombre de esta manera nuestra genitalidad), nosotras acudimos a ella por eso para “cuidarnos”, para ser  responsables” con nuestros cuerpos, pero,como cualquier otra práctica médica, está atravesada por el discurso médico que es androcentrista y patriarcal.

Después de que cada  una fue tratada por la ginecología experimentamos una relación diferente con nuestros cuerpos. Al ser pacientes y exponerlos, pensamos que la ginecología es la rama de la medicina no se encarga exactamente del “cuidado” de la genitalidad “femenina” sino también de la REGULARIZACIÓN DE NUESTROS CUERPOS Y SEXUALIDAD.

Dentro de las prácticas ginecológicas la minimización de la experiencia de las pacientes ocurre junto con otros dos factores, el estigma y la feminización, los cuales forman parte del Discurso Médico, discurso que está impregnado en el imaginario social, y vuelven más difícil la socialización de las experiencias dentro de las prácticas ginecológicas.

A partir del estigma es como el sistema médico y social consigue silenciar estas experiencias generando un conflicto con las pacientes y su entorno por incumplir las normas sociales, específicamente de la sexualidad. Además desencadena una serie de emociones como miedo hacia el mismo cuerpo, vergüenza ante los demás y culpa.

Las emociones que experimentamos al exponer nuestros cuerpos, específicamente la parte genital, y al ser estas intervenidas durante las prácticas ginecológicas, deben ser socializadas para visibilizar que el sistema médico que dice cuidarnos nos regula e invisibiliza, además de utilizar el mecanismo del estigma para auto silenciar estas experiencias.

A partir del dibujo y el video encontramos una manera de Hablar/Denunciar/ nuestra experiencia como pacientes, reconocer nuestros cuerpos vulnerados, inmóviles y solitarios cuando estas prácticas nos atraviesan.

Los dibujos nos invitan a cuestionarnos, ¿por qué se pone al cuerpo a prueba? ¿qué tiene que probar un cuerpo? ¿cuales son los cuerpos que se intervienen?

Serie “ Aceptación” (2018): “anemia”, Samantha Velázquez /Serie “ aceptación” (2018): “CANSADA”, Samantha Velázquez.

Una visita al ginecólogx nos hace enfrentar más que unos minutos incómodos, es ser atravesada por el discurso médico. Cuando acudes a un consultorio tu cuerpo deja de ser tuyo, es más pasa a ser un completo desconocido porque el “experto” está del otro lado con su bata blanca.

Serie, Diagnóstico, ANOMALÍA, Dibujo digital, 2018.

Serie “Diagnósticos” (2018): «Algo anormal”, Samantha Velázquez, dibujo experimental, digital.

Serie “Diagnósticos” (2018): “Pérdidas”, Samantha Velázquez, dibujo experimental, 40x50cm.

¿De qué nos cuida la ginecología?

Pensar el cuidado más allá del sistema de salud, que no cuida, regula.

Serie “batallas” ANOMALÍA, dibujo digital,2019.

Los  videos son reflexiones a partir del tratamiento que cada una vivió, recuperando nuestra enunciación sobre esta experiencia y poniendo a nuestros cuerpos como los protagonistas de estas y no el discurso médico.

Los videos son una confrontación, no solo de nosotras con nuestra experiencia, sino de nuestros cuerpos con el sistema médico, una respuesta al “cuidado” que dice brindar.

Instagram: @las.anomalas        correo: las.anomalas@gmail.com

Scroll To Top