El espejo y las brujas

Abigail Maritxu Aranda Márquez 

¿Dónde se peinan los infames como Caín o Dorian Grey, l@s que somos diferentes? O algo más terrible, ¿Dónde se ponen tan guap@s l@s vampir@s human@s, las gárgolas, el ave fénix?

Creo que el objeto más codiciado de las brujas y las frívolas es el espejo pero que ¿pasa cuándo nos asomamos a un espejo negro…? No existen. Ese es el reto: exhibir el espejo donde nos peinamos l@s rar@s, l@s freaks, su pesado marco nos recuerda ese barroco que corre como río subterráneo en muchas de nuestras venas, el espejo donde la bruja quien  es la más bonita y aparece una máscara impertinente diciendo, «Usted, my Leidy…» Falso. Los espejos abundarán en esta exposición porque un buen retrato es un espejo de nuestras almas, pero los ateos, los comunistas no creen en el alma,

¿Dónde se peinan? ¿Se peinan…? Las divas, las locas, las otras usamos espejos monumentales aunque no sean exactamente para reflejar nuestra torcidez, los usamos para estar divinas, aunque sean unos espejos negros…

El espejo está ahí y se pueden hacer preguntas.

Abigail Maritxu Aranda Márquez (Oaxaca, 1957) somos la suma de nuestros aciertos y errores. A mí no me gustaba la escuela: del kínder a la segunda vez que repetí 6º de Bachillerato me la pasé haciendo otras cosas como leer y escribir cosas que no estaban en los programas, teniendo novias y apostando… A los 15 años me di cuenta  de que era una mujer felizmenteencerrada en el cuerpo de un hombre pero el clima extremadamente liberal de mi casa me confundió muchísimo y guardé silencio y casi me costó la vida…

Entré a la Licenciatura de Letras Modernas (Inglesas) porque quería ser escritora y leer a William Shakespeare y James Joyce en sus idiomas originales…wrong… no sólo no me titulé, sino que me fui a hacer un diplomado de Historia y Crítica del Arte del cual tampoco me dieron ni un solo reconocimiento oficial… Llevo 48 años en el campo del arte y 39 años  haciendo el ridículo, dando clases… para alguien que tomó todas las decisiones equivocadas, no me ha ido mal…Y después de 30 años de vivir una vida doble, me asumí libre y soberanamente mujer y ahora ¡¡soy feliz!!

Sin estudios formales para ser artista visual, hago piezas de arte acción desde 1993, esculturas, poesía visual con luz neón, conjuros y preocuparme solamente por los próximos veinte minutos: cuando sobrevives cinco terremotos, tres desahucios, tres divorcios y una viudez y lo más difícil, un corazón que creció, literalmente, esos próximos 20 minutos son vitales. No me preocupa la fama, ya era famosa en 1993 cuando empecé a dedicarme “profesionalmente” a hacer arte, mi banda de noise jamás ensaya porque tocamos lo más crudo y salvaje posible y sí, sí nos han bajado del escenario porque el anfitrión opina que el público quiere escuchar cosas más accesibles y es un orgullo que te bajen, significa que estabas haciendo bien tu música

¿Alguna otra cosa? Cada vez que me dicen que no, termino haciendo las cosas ante un público mayor que el del evento programado porque aprendí a no aceptar un no como respuesta y eso se los enseño a mis estudiantes desde 1979…

Scroll To Top