Entrevista a la colectiva Hijas de la Luna

Entrevista a la colectiva Hijas de la Luna

por Liz Misterio

Liz Misterio.- ¿Cómo surge la colectiva “Hijas de la luna”, y quiénes la integran?
Hijas de la Luna.- La colectiva Hijas de la luna es de reciente creación, se origina en el año 2016, por parte de Ekanna Ruiz, mujer grabadora, integrante de otras colectivas feministas, activista política y filósofa. Surge con la idea de impulsar, visibilizar y mantener la gráfica de las mujeres desde nuestros diferentes espacios. Algunos de estos espacios son los medios virtuales, se comenzó por dar a conocer el trabajo artístico de tres integrantes de la colectiva a través de la creación de un facebook e invitar a nuestras amistades a verla y consumirla, es decir, la idea también era la venta o trueque de la obra.
También, se hicieron invitaciones para mostrar los trabajos de las amistades, es decir, se comenzó a tejer una red de compañeras de manera virtual, pues en la vida diaria ya éramos conocidas.

Con el tiempo, se decidió que no era suficiente impulsar el grabado solo por las redes y se comenzó a promover exposiciones en diferentes espacios, desde lo académico hasta lo autogestivo, ya que ésta última es la principal fuente de trabajo; o cualquier espacio que se considerá certero para llevar
las obras. Así, se dio paso a la primera exposición en el Centro Cultural La Pirámide, titulada: “Descolonizando los cuerpos de las mujeres”, en el 2018; teniendo buena aceptación por parte del público y asistentes al centro cultural. Cabe mencionar, que el trabajo va de la mano con el incentivo económico, es decir, se promueve la venta de las obras y para lograrlo se creó una red de mujeres comerciantes –artistas para acompañar las exposiciones con una Bazar Ambulante Feminista.

Pero al mismo tiempo, se pensó que este compromiso que intentaba visibilizar el trabajo de las artistas, visibilizar las luchas y resistencias de las mujeres a partir de los diferentes feminismos plasmados en la gráfica, no era suficiente y que seguía siendo un grupo pequeño con cambios de integrantes constante. Así que, se comenzó a formar una nueva idea de trabajo, buscar espacios
para dar talleres de gráfica para mujeres, primero se comenzó en casa de una compañera y después el lugar que abrió las puertas para ello fue la Escuela de Cultura Popular Mártires del 68, ello fue posible gracias a Ekanna Ruiz quien contaba con ese medio de comunicación en ese momento.
Aquí, unas palabras de la compañera Ana Laura, (Lala Malo), integrante de la colectiva Hijas de la luna:

Todo comenzó con un trueque que realizamos Erika (fundadora de la colectiva Hijas de la luna) y yo, este encuentro fue la antesala para desarrollar una historia en común.
De este encuentro derivaron otros más en los cuales nos fuimos conociendo, supimos nuestros intereses, que nos preocupaba, que nos gustaba, en que creíamos, etc.
En una de esas charlas ella me comentó que abriría un taller para enseñar las técnicas del grabado en linóleo, fue ahí cuando descubrimos que éramos vecinas, esta era una circunstancia demasiado casual como para no aprender algo nuevo y conocer a más chicas.
En breve, a partir de este taller inicia nuestro trayecto juntas pues aunque no hubiera clases de grabado yo iba su casa y pues pasábamos así las tardes, ella me enseñaba, yo aprendía y nuestra amistad se cultivaba.

En ese tiempo, se dio la oportunidad de que Erika pudiera dar un taller en un espacio autogestivo donde habitualmente se daban talleres mixtos (con poca audiencia femenina pues este espacio es frecuentado en su mayoría por varones), pero ella decide hacer un taller 100 por ciento separatista, de mujeres para mujeres, motivo por el cual me invita y en un ejercicio de apoyo yo decido acompañarla a todas las sesiones y generar una apropiación con el apoyo de todas las chicas que se sumaron.
A raíz de todo esto, ella y yo comenzamos a trabajar juntas, nunca supimos cómo pasó pero pasó (el que yo me integrara a la colectiva), supongo que fue a partir de todo el trabajo que realizamos… y bueno, en este momento, todavía nos encontramos trabajando juntas. Y tenemos más proyectos a futuro por hacer para que esto sea cada vez más grande y más compañeras se sumen a la aventura de militar, de crear y de compartir.

De estos talleres para mujeres y que se comenzaron a denominar feministas, por las propias integrantes, nació una nueva exposición “Letras feministas” la cual tuvo, de la misma manera que la anterior, su auge, llegando hasta las aulas universitarias de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el presente año.

La colectiva Hijas de la luna no solo visibiliza, expone y da talleres, es en esencia activista, “porque lo personal es político” se hace presente en cada marcha ya sea de manera presencial, llevando grabados de manera gratuita que evoquen nuestras luchas, regala grabados digitales para su uso y descarga pública, etc.

Marcha por el aborto libre y Marcha de las catrinas en la Ciudad de México

Por otro lado, Jessica Swann, integrante de la colectiva Hijas de la luna nos regala un par de palabras:
Conocí a Erika en un bazar feminista y compré uno de sus grabados. Regresé momentos después para preguntar si daba clases de grabado, ya que había buscado algo así desde que me mudé a México, como un año y medio antes…Comencé a tomar clases para principiantes con ella y me enamoré del espacio que ella creó y con la práctica de hacer grabado. Tomé todas las clases que pude, y al final del año, ella me invitó a ser parte de la colectiva – un día muy feliz para mí.

por Jess Swann

Así pues, “La colectiva surge para visibilizar e impulsar el trabajo de las mujeres en el grabado, mostrar sus vivencias con el objetivo de crear conciencia sobre las diferentes formas de violencia a las que se enfrentan. En sus inicios se gestionaron talleres de manera itinerante para poder llegar a más mujeres, no solo otorgando un medio de expresión sino de empoderamiento. Derivado de esto, apoya en el ámbito económico, al adquirir un oficio, las participantes pueden poner a la venta sus trabajos obteniendo una fuente adicional de ingreso ejerciendo el comercio justo”.

L.M.- ¿Cómo describirían su obra?
H.L.- Preponderantemente feminista. Aquí algunos puntos:
* Es una postura política: “Lo personal es político”.
* Es un estilo de vida donde ésta es dignificada.
* Es un movimiento social de lucha política.
* Es una teoría social, filosófica y política.
* Es por el respeto a los derechos humanos de las niñas y las mujeres.
* Porque se está en contra de la violencia hacia niñas y mujeres.
* Porque se está en contra de cualquier tipo de explotación hacia las niñas y las mujeres.
* Porque se está en contra de la cosificación y el “ser para otros (as)” de las mujeres.
* Porque se está en contra de los feminicidios.

L.M.- ¿Por qué hacer gráfica feminista?
H.L.- La vida dignificada de cada una de nosotras las mujeres es lo que incentiva día a día, y los referentes son los puntos anteriormente expuestos, solo se anexaría tres puntos que ya se han mencionado pero que es importante resaltar.
*Visibilizar los trabajos de las mujeres grabadoras.
* Visibilizar las luchas y resistencias de las mujeres a partir de los diferentes feminismos plasmados en la gráfica. Ello, porque permea un ambiente de violencia mundial en específico, en contra de las niñas y mujeres. Y;
* A partir de la gráfica se busca erradicar la violencia y de cierta forma parcial, el
patriarcado; concientizando o haciendo llegar el mensaje.

L.M.- ¿Qué impacto buscan generar con su obra en el público?
H.L.- El impacto no lo crea la colectiva sino las mujeres que se acercan a ella para aprender grabado y llevar a sus espacios sus propias luchas.

L.M.-¿Colaboran con otras redes de artistas o activistas?
H.L.- Claro, así como la colectiva pasa sus conocimientos en relación al grabado, las compañeras que acompañan en cada taller o exposición tienen sus propios saberes, y si están dispuestas a compartirlo se busca el espacio para hacerlo. Un ejemplo de ello, es la serigrafía que también se dio por adjetivarse feminista, es decir, abrir un espacio para su creación, muchas veces, a partir del
grabado.

También, hemos tejido redes con las compañeras de Ecología y feminismo, quien, una de sus integrantes nos comparte sus saberes en relación a la ecología y la menstruación; de igual forma, se han tejido redes con compañeras que dan acompañamiento a chicas en situación de aborto, y también, con otras compañeras grabadoras de EEUU, Argentina, Costa Rica, etc.

De igual forma, en algunas universidades de la ciudad de México se han dado espacios feministas donde hemos sido invitadas a compartir, aquí un ejemplo, en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Puedes ver más de su trabajo en: Facebook e Instagram

Y puedes contactarlas para una charla amena, invitarlas a exponer o participar en alguna vendimia feminista escribe al correo: ekars_09@hotmail.com

Scroll To Top