A la opinión pública: Violencia hacia las mujeres en el Museo de Arte Moderno

A la opinión pública:

La violencia hacia las mujeres, la indiferencia e incompetencia de las autoridades y la falta de solidaridad entre los seres humanos son algo de lo que no nos libramos en ningún sector de la sociedad, incluyendo el medio cultural.

En fechas recientes se ha desatado una fuerte polémica por la carta que le dirigió Tania Puente a la artista Lorena Wolffer en la revista digital Trama, el pasado 11 de julio, en la que denuncia haber sufrido una agresión sexual en el Museo de Arte Moderno (MAM), donde laboraba, por parte de un compañero de trabajo sindicalizado de la misma institución. El texto también resalta que a los pocos días del incidente la despidieron del MAM y reclama que recibió un trato negligente por parte de sus autoridades.

Por otro lado, Puente cuestionaba que en el museo se presentara la muestra Expuestas: registros públicos de Wolffer, que aborda el tema de la violencia hacia las mujeres, haciendo parecer que es un tema que le importa a la institución, cuando su caso concreto demuestra lo contrario.

Nos extraña la aparente insensibilidad que el Museo de Arte Moderno y el INBA han mostrado en el manejo de este caso. Esto, aunado al silencio que han mantenido, muestra una enorme falta de compromiso con la integridad de las mujeres que trabajan en la institución. Nos preocupa su seguridad. Demandamos que revisen el trato que le dieron a Tania Puente, que implementen un programa de capacitación en contra de la violencia de género para sus empleados y que establezcan protocolos internos de denuncia eficientes. Así mismo, exigimos un pronunciamiento público en contra de la violencia hacia las mujeres a la altura de las circunstancias.

Por otro lado, estamos muy consternadas por la violencia que se ha desatado por un lado en contra de Tania Puente y por el otro en contra de Lorena Wolffer, desviando atención del problema de fondo: la violencia de género, y la necesidad imperativa de generar mecanismos sociales e institucionales para combatirla y para promover modos de interacción que favorezcan el respeto.

Subrayamos la importancia de que las valientes voces de las mujeres que compartieron sus historias de violencia con Wolffer y que vemos en su valiosa exposición sean escuchadas. Nos parece que la muestra es una oportunidad para que otras mujeres dentro y fuera del INBA también levanten la voz, así como para que se fortalezca la solidaridad hacia ellas dentro y fuera de sus lugares de trabajo: es fundamental que quienes ejercen el poder a través de la violencia sexual sepan que sus compañeras de trabajo no están solas.

Ana Francis López Bayghen, Ana Serrano, Angélica Abelleyra, Aurora Montaño Barbosa, Claudia Espinosa Ramos, Cynthia Granados Posada, Elizabeth Ross, Fru Trejo, Gelen Jeleton, Janice Alba, Julia Antivilo, Karen Cordero, Larisa Escobedo, Laura Valencia Lozada, Leticia Pedrajo, Liz Misterio, Lucero González, Magali Lara, María Eugenia Chellet, Martha Toriz, Mirna Roldán, Mónica Mayer, Pilar García, Rian Lozano, Rosa Borrás, Rotmi Enciso y Satya Vinaver.

Scroll To Top