La consideración de la biología secrecional y capilar de mi cuerpx, como corpus de obra dentro de la herramienta de la performance

La consideración de la biología secrecional y capilar de mi cuerpx, como corpus de obra dentro de la herramienta de la performance

Por Erika Bulle

 La performance efímera como es, requiere de un trabajo previo de conceptualización; este trabajo conceptual no es más que la ficción que como performer me lleva a desarrollar las características de mi deconstrucción-construcción corpórea.

   A partir del ejercicio perfomático donde realizo una ingesta de hormonas (testosterona), se producen  cambios en mi biología que me llevan a  hacer conciencia de dos cosas; primero de la fragilidad de mi cuerpx que experimenta como efecto secundario hemorragias uterinas, médicamente llamadas disfuncionales, diagnosticadas como un desequilibrio hormonal sexual, y que fueron una sorpresa dentro de este proceso, ya que no se había considerado la posibilidad de que pudieran sucederse. En contraparte, la cantidad de hemoglobina en mi cuerpx aumentó rebasando los 15 g/dl. Las hemorragias han sido repentinas y generalmente nocturnas, lo cual me ha llevado a recolectar este fluido en sábanas y fundas desgastadas, pensando en que éstas pertenecen, al igual que mis fluidos, a un espacio cuerpo-habitación que usualmente consideramos íntimo, y donde me he sentido más vulnerable ante esta situación. La fragilidad también se ha mostrado con la extrema caída de mi cabello. Esta pérdida ha ido disminuyendo conforme pasaron los días de la primera ingesta. Este sentimiento de fragilidad me llevó a reflexionar sobre cómo dentro de la herramienta de la performance, podría controlar este proceso durante una acción In situ. No hay manera de hacerlo. Así que decidí formar un corpus de obra objetual con las evidencias recolectadas de este primer proceso de descolonización de mi cuerpx.

    El segundo caso donde entra la reflexión de mi cuerpx, es reconocerlo como abyecto; uno de los efectos esperados de la ingesta hormonal es el crecimiento de una barba gruesa y de vello tanto en piernas como en abdomen, lo cual lleva una confrontación ante el espectador que se topa con mi ficción corpórea y que, a excepción de la barba, que depilo en ocasiones y en otras rasuro para engrosarla un poco más, el resto del vello me acompaña en esta acción, que pasó de performática a  performativa como un acto cotidiano. No es por una hipocresía de mi parte donde la mitad de mi cuerpx se convierte en activista y la otra mitad sigue colonizada, sino que la falta de costumbre hace que la barba me moleste y cause irritación.

Con esta práctica performática no solo me relaciono con mi género como una categoría fluida, también se abrió la comunicación con mis secreciones y mi capilaridad como un diálogo con el arte.

Erika Bülle. Nace el 9 de junio de 1969, en la ciudad de México. Realizó sus estudios de licenciatura en artes visuales, en La Escuela Nacional de Artes Plásticashp_scanDS_7051711282843 (1) (ENAP), UNAM. Y posteriormente la maestría en la división de estudios de posgrado, de la ENAP, UNAM. Actualmente realiza el doctorado en artes y diseño en FAD, UNAM. En la labor de producción plástica, cuenta con más de 10 exposiciones individuales, y varias colectivas. En el campo de investigación del performance y el arte del cuerpo fue miembro del colectivo SEMEFO a partir de 1990, participando en PAREDON, edificio Rule, Centro Histórico, ECLIPSE para el museo Rufino Tamayo a cargo de Juan José Gurrola, PANDEMONIUM, ENAP, EL CANTO DEL CHIVO, canal 22, Sótano de la facultad de arquitectura. Posteriormente deja al colectivo para integrarse a otros colectivos de arte acción presentándose en XTERESA, Academia de San Carlos, entre otros lugares del interior de la república.

Blog personal:

http://bulleartedelcuerpo.blogspot.mx/

Scroll To Top