Abrir publicación

Sobre la muerte de la gran y grande Alina Barrera

Ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal
Ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal

por César Cortés Vega

1.- El encanto de Alina radicaba en un desparpajo de carnes desbordadas y frases inteligentes. Y podría haber llegado a ser muchas cosas, si su visceralidad no la hubiera traicionado una y mil veces. Se trataba de una mujer robusta, que asumía su condición mediante una abundancia contrariada. Así, mostraba sus tetas de la misma manera en las fotos de su perfil público, que en la vida tangible; bailaba borracha pintando violines hacia los cuatro puntos cardinales; pedía a gritos más whisky o más cocaína mientras se reía de alguna cosa que sólo ella entendía. Y en medio de ese desahogo y su comunicabilidad en el vacío pernicioso de nuestras conexiones neuronales, Alina y yo compartíamos ciertas miradas, una manera de entender la melancolía y de pitorrearnos de ella, sin eliminarla del todo. Nunca conocí a nadie que fuera capaz de guardar la tristeza y catalizarla hacia una extraña alegría destructiva, como ella lo hacía. En las celebraciones del caos que toda lírica citadina guarda, y de las que no todos salen bien librados, nos intoxicamos varias veces, atravesando la noche Mexicana hacia los bares más jodidos de la ciudad de la tranza. A veces la veía henchirse mientras hablaba, o al bailar moviendo su gordura como un astro de anillos iridiscentes, intentando ligarse a alguien, hasta que lo conseguía. Luego platicaba sus experiencias sexuales con lujo de detalle, intentando cachondear tu mente con las peores guarradas, lo cual siempre me hacía reír. Poco después, en un tono afable, lloraba sus desventuras, pidiendo consejo. Una energía de intensidad no modulada la invadía; sus obsesiones cíclicas enfilando hacia la locura, mientras su mente ágil encontraba alguna saeta con la cual proponer una queja en contra de algo, en el centro del desencanto, al lado de los rastros contagiosos de la política frustrante a la que estamos acostumbrados en estos lares.

Pero quiero decir antes de continuar que no me encantan los homenajes. Por el hecho de que la mayoría considere a tal o cual personaje trascendental, ya me producen sospecha. Y es que, por más que sea cierto que haya personas que afectan el pensamiento y la acción de una determinada mayoría, algo así desestima el potencial de lo aparentemente inacabado, que no recibe la atención de quienes están ocupados en la iteración de las mismas figuras, las mismas hazañas, o incluso de las mismas necedades. Una cultura evolucionada debería tener algo así como instancias que buscaran lo cierto en lo incierto, preocupadas incluso en revelar lo oscuro de los héroes o también en encontrar las virtudes de la abyección. Ya los inteligentes patafísicos se concentraban en los epifenómenos, que son aquellos que aparecen al lado de los fenómenos reconocidos, sin afectarlos. Y con ello, al clavar los ojos en lo particular rechazando lo general, se mofaban bastante bien de la metafísica que le ha dado cobijo a sus larvas, en el territorio de nuestros fracasos culturales más sonados.

Entonces, bajo la sospecha de que eso que todavía algunos llaman destino es una construcción hecha de casualidades de la más ridícula procedencia, es que a veces concentrarse en aquello que se olvidará, o que pasará desapercibido, puede darnos mejores pistas del lugar ocupado por los vivos –que por cierto está arriba de los espacios que luego servirán para enterrarlos. Porque son esas casualidades a las que, en todo caso, deberíamos rendirles homenaje. Esta es la razón por la que escribo esto, luego de haberme enterado hace poco a través del epitafio complejo que me parece ahora Facebook, de que Alina ha muerto. Por eso este brindis escrito de adiós para/con mi amiga.

2.- Poco antes de que Alina apareciera, yo prácticamente escapaba de todo contacto humano. Se acababa no sé qué año; uno de esos primeros luego de la gran pedota finisecular del 2000, que fueron una especie de cruda de mierda, con fracasos como resultado de endeudamientos emocionales causados por la esperanza de que el nuevo milenio nos había hecho escapar del tono apocalíptico, y que entonces algo muy bueno nos esperaría con los brazos abiertos. A mediados de la década siguiente, todos se habían dado cuenta de semejante idiotez. Así que por esas fechas, decidí huir de las fiestas decembrinas que también prometen, a pequeña escala, algo similar; una natividad de litopedia nonata, también de mierda. Por eso unos días antes de las primeras posadas, tomé una mochila para disponerme a ir a la terminal de Taxqueña y subirme al primer autobús hacia cualquier lado para escapar también de las uvas, el calzón rojo y, sobre todo, de las crudas infernales. Y ya salía hacia allá, cuando vi que junto a la puerta del edificio donde vivía, había pegado un papel amarillo convocando a escritores para acudir a un extraño grupo que emprendería un proyecto colectivo. ¿A quién carajo se le había ocurrido pegarlo ahí, espacio en el que nadie ponía nada nunca? No era un cartel, ni mucho menos. Era un impreso en tinta negra a texto corrido, sin la retórica rimbombante que suelen utilizar las escuelas para escritores con el fin de engatusar a incautos amateurs que se imaginan genios incomprendidos. Parecía algo más ingenuo, y justo por eso, más confiable. Sí era un laboratorio, sí había que pagar, pero parecía algo distinto. Y yo llevaba varios años sin escribir, luego de que me hartara de las grillas y la precariedad de los formatos tradicionales. Pero deseaba regresar a hacerlo, así que decidí apuntar el teléfono y hablar en ese mismo momento, antes de largarme a pasar el año nuevo a San Juan de la Chingada.

Al año siguiente, ya era yo parte del grupo donde conocí a Alina. Y ahí fue donde leí fragmentos de una novela que estaba escribiendo; un conflicto de calle, drogas y vértigo emocional bastante bueno. Lo que me cayó bien de ella, fue que cuando leía en voz alta para el grupo, lo hacía en plan ñero, sin fingir, articulando palabras tipo, panocha y vergota así, sin titubear ni un momento, como si formaran parte de un vocabulario funcional para referirse a cualquier cosa. Vulgar, sería una palabra casi justa para describir una primera sensación al escucharla. Sin embargo, ella no había llegado a ese punto de valemadrismo que espera con sus actos la tribulación en el otro. En todo caso, su vulgaridad era natural e iluminada, lo que dejaba claro que había vivido la calle, y que conocía bien al tipo de gente que describía en sus textos. Había en ella algo pantagruélico, su ser rollizo apuntaba hacia todos lados, una especie de ofrenda surgida quizá del dolor, pero entregándose hacia las infinitas posibilidades del espacio y sus deseos subsecuentes.

Sin embargo, mi hosquedad natural se había incrementado en aquella travesía por ningún lugar del año anterior, así que me seguía sacando ronchas el roce humano, por lo que luego de las sesiones sabatinas, siempre salía de inmediato del lugar de reunión, para irme a caminar por horas con rumbo, de nuevo, hacia donde fuera. Y un día Alina salió tras de mí, y me preguntó que qué pedo conmigo. Güey –me dijo– estás bien raro. ¿Qué haces, a dónde vas, por qué ni te despides de nadie? Le expliqué que estaba medio frito, y que justo por eso me largaba a caminar hasta lograr una especie de embriaguez medio en onda caminata de poder, medio en onda Santiago de Compostela. Sí, estás muy pinche raro –me contestó. Asentí, y no sé por qué la invité luego a venir conmigo. Quizá lo hice con la esperanza de que la conversación se terminara después de que me dijera que no. Pero para mi sorpresa, aceptó. Me encogí de hombros y comencé a caminar entonces. Y así estuvimos horas deambulando y hablando pendejadas, hasta que me contó que ella era la que pegaba los papeles amarillos por toda la ciudad para que la becaran, porque no tenía dinero suficiente para pagar el total del curso.

Uno busca ese tipo de coincidencias para adelantar los resultados de la esperanza, que suele reprobar a la mayoría. Una dádiva que se cuela en nuestra percepción en el momento justo, resulta ser lo que nos salva. Porque gracias a ese papel pegado junto a mi puerta, yo regresé a hacer algo que se ha convertido ahora en una de mis vocaciones. Por eso, ese día decidí que Alina sería mi amiga; la primera que habría conseguido en mucho tiempo.

3.- Decir undeground es no decir nada. Eso es lo mejor, quizá, de algunas palabras de uso ambiguo: que se mantienen alejadas de la referencia inmediata haciendo que las imágenes evocadas por quien las usa, sean muy diversas, e incluso contradictorias. Yo, cuando escucho la palabra, imagino algo así como “el reino de lo inacabado”. Pero también recuerdo aquella frase de aquel colectivo Luther Blissett: en el fresco, soy una de las figuras del fondo. Quizá los momentos libres que la precariedad ciudadana nos brinda quiero decir, los momentos de verdad, en los que la vida se pone en juego, más allá del control ocurren en lo oscuro. Si hay algo convencional ahí, son los residuos sentimentales de la superficie. Lo demás se reinventa. Y digo ahora que esos son los gordos momentos, báquicos por excelencia, en los que el derroche no se controla, en los que todo se excede gracias a que aquellas morales de la superficie deben ahí renegociarse.

Si Alina sufría, era gracias a lo duro que resulta la renuncia a un modelo. Ella lo sabía, y juntos nos reíamos de ello. Porque lo que hacía en lo oscuro, es decir, lo que no cuadraba con el modelo, era su modelo. Y yo sé que eso sí lo disfrutaba, como ninguna de las otras personas que conocí gracias a ella en el territorio underground que habitaba. Porque Alina guardaba historias muy duras que no platicaré acá. Entonces aquella fuerza expansiva, de atasque emocional y de sustancias, habría sido una congregación erótica de muerte imparable. O no. Yo no lo sé. Lo que sé es que aunque la gente la quería, muchos fueron alejándose de ella. Yo mismo, no pude seguir el ritmo que llevaba. Mi doble moral no era igual a la suya. Ahí no coincidíamos, porque yo quería operar desde la ambigüedad en el mundo como estrategia, y ella sabía que no podía. O que no quería.

Uno de los consejos que le di, y que menos atendió, fue que tenía que seguir escribiendo, porque poseía la mirada necesaria y la justa furia para ello. Yo imaginaba toda esa fuerza y esa gula, preparando buenas bacanales ficticias en los territorios de la literatura. Pero quizá eso era justo lo que no podía hacer; sentarse a sopesar mediante un régimen clasificatorio los debidos argumentos. Eso, al fin y al cabo, también tiene su buena dosis de moral auto-regulatoria. Ella, en todo caso, estaba para ser lo que fue; excedente remolineo; gasto de energía en el vértigo de estos tiempos de penumbra; la gran y grande Alina del vehemente amor, que nadie pudo recibir del todo.

Abrir publicación

Carnitas

ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal
ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal

por Juan Machin

Cuando conocí a Pili, yo era extremadamente delgado: medía uno ochenta pero pesaba menos de setenta kilos. Dejamos de vernos muchos años, y subí varios kilos cada año, de tal manera que cuando nos re-encontramos en la Alondra, casi lo primero que Pili me dijo: “has engordado bastante, me gustas más así”. Animado por esa frase, me sometí a una rigurosa dieta para aumentar aún más mi masa corporal. Después de un tiempo de salir juntos y lograr unos kilos extras, finalmente logré acostarme con ella, una noche que la invité a cenar una buena ración de tacos. Como buen macho inseguro, le pregunté cómo había estado y ella, sin pensarlo dos veces, me soltó un “estuvo bien, pero la verdad me gusta con más carnitas”. Me esforcé en un plan para seguir cebando mi ya rotundo cuerpo, hasta que un día, hablando por teléfono con Pili, me dijo: “creo que no me has entendido… mmm… ya sé cómo te explico. Te espero mañana a las ocho de la noche en mi departamento”.

Llegué puntual y, un poco nervioso, toqué el timbre, esperando que Pili notara los doce kilos que había subido, desde la última vez que nos vimos. Abrió la puerta un tipo bastante entrado en carnes y desnudo, diciendo: “Hola, tú debes de ser Juan, pasa. Pili te está esperando”, mientras me conducía a la alcoba. Reconozco que me sorprendió muchísimo ese recibimiento, pero no tanto como encontrar a Pili, recostada semidesnuda y rodeada de cuatro sujetos sin ropa. Sin salir de mi sorpresa, finalmente entendí a qué se refería Pili, cuando me dijo que le gustaba con más carnitas…

[divider]

Juan Machin R. – He publicado diversos trabajos de investigación, cuentos y poemas en libros y revistas de México y de Alemania, Argentina, Canadá, Colombia, Costa Rica, España y Uurguay, así como fotografías, dibujos y pinturas. He ganado algunos reconocimientos como el 3º lugar Concurso de Cuento Nacional de Humor Negro (1997); mención honorífica 2º lugar en el Premio Nacional de cuento Efraín Huerta (1998) y el Premio Estatal de Literatura Morelos 2002 en el género de cuento.
Link a página personal https://www.facebook.com/JuanMachinR

Abrir publicación

Reseña de la película «Fat girl» de Catherine Breillat

por Amado Cabrales

A Ma Soeur!

Dos hermanas en oposición, en competencia y complicidad para alcanzar su plena sexualidad. Dos cuerpos en conflicto, uno anegado del placer en convite y otro objeto-fetiche, buscado y deseado. Ambas en búsqueda de perder su virginidad, ambas de vacaciones, aburridas, tarareando una canción:

Me aburro de 6 a 10
de 6 a 10
Toda mi vida
de noche y día
Me aburro tanto
Si solo pudiera encontrar
vivo o muerto
un hombre, un cuerpo
un animal
No me importa
solo soñar

     Anais y Helena son hermanas, están de vacaciones en lo que probablemente es el sur de Francia. Salen de su aburrimiento caminando. Salen al pueblo, lejos de su retiro familiar en la residence. Buscan algo, lo que sea, sea hombre o animal. Es entonces que encuentran a Fernando.

     A Ma Soeur! (léase A mi hermana! 2001) con una trama aparentemente simple y plana, logra el extrañamiento frente a cuestiones de temática adolescente: el despertar sexual, el verano, las relaciones entre hermanos, incluso el aburrimiento como principio de acción, pues Fat girl, como fue titulada en inglés, las trasciende, profundiza, mas allá y se interna en sus detonantes, los expone y ridiculiza al mismo tiempo que critica la superficialidad y voyerismo con que son tratados.

     Catherine Breillat (36 fillete 1988, Romance 1999) crea en el film personajes borrosos, carentes de pasado y llenos de contrariedad, y por lo tanto de realidad. Coloca dentro de la trama la sexualidad femenina, la vuelve el sujeto de análisis visual, y desde su perspectiva amoral, desgrana poco a poco los mecanismos de sumisión cultural del cuerpo y mente de las protagonistas, exhibiendo de manera cruda sus respuestas a tal sometimiento, sea consciente o no.

     El papel de la cámara es paciente, toma su tiempo para observar el letargo de las vacaciones de Anaís y Elena. Se mantiene en medios planos y contempla, hace sutiles paneos a la hora del torpe cortejo de Fernando en la habitación, y se abre poco a poco para recordar al espectador que no está solo. Los rostros de Anaïs y Helena son el objeto de los close ups que revelan sus diferencias y afinan sus coincidencias. Reveladora es la escena de ambas frente al espejo, en donde a partir de sus diferencias físicas encuentran en sus ojos la condición esencial que las hace ser iguales.

     Entre el hecho de que Anaïs sea gorda o quiera perder su virginidad con un desconocido al que no ame y la alienación y aparente soledad a la que la confina su hermana y su familia porque Helena es más bella o semejante a su madre, ambas hermanas son tratadas bajo un parámetro que las rivaliza y confronta y que impide se apoyen mas allá del simple solaparse sus aventuras sexuales.

    Anaïs encubre y cuida a Helena a pesar de sus insultos y malos tratos, y lo que lo hace posible, más allá de la camaradería de hermanas, es el reconocimiento de Helena como un igual, con las mismas necesidades y deseos: aquello que ven ambas en el espejo es su condición de mujer. Ambas son torpes en lo que respecta expresar su sexualidad al sexo opuesto: juegan a seducir, Anaïs con las barandillas de la alberca, frotándose aceite sobre la plancha de la alberca, Helena con Fernando, quien literalmente la obliga a tener sexo con ella, mediante alegatos aberrantes.

    Las diferencias físicas y de perspectiva ante la primera vez llevan, por un lado, a Helena a topar con pared con su ideal del amor con sexo como medida para perder la virginidad en donde es tratada como un objeto del cual se vale Fernando como un medio para una satisfacción unilateral y misógina. Anaïs, por otro lado, defiende hasta la última toma su falta de creencia en los mecanismos que la llevan a la marginalidad de su cuerpo, de su derecho a la satisfacción sexual y al placer.

    A pesar de lo que sugiere el titulo en inglés, la obra de Breillat no versa solo sobre los problemas que conlleva tener un físico como el de Anaïs, sino en mostrar en clara dualidad las desventuras sexuales de dos hermanas. Cómo éstas son sometidas bajo los cánones de belleza, aspiración-obligación social de tener un cuerpo lo más apegado al icono sexual para poder disfrutar de la sexualidad.

    Son muchos los temas que saltan en la hora y media de película, que no pueden ser tratados sin el terrible spoiler, razón por la cual dejo al lector que haga sus propias opiniones al ver el filme. No obstante, un comentario final: la escena de los camiones acechando el pequeño auto con madre e hijas a bordo, es por demás tenso, y encaja perfectamente en un ambiente de violencia hacia la mujer por parte de los personajes masculinos de la película.

[divider]

Encuentra más de las críticas de Amado Cabrales en la revista F.I.L.M.E.

Abrir publicación

Carnita, tripitas y moronga

Cine sangriento de cuerpos desparramados en todas sus dimensiones

1897 París, Francia. Es este el primer escenario de una tendencia teatral dedicada a la crueldad, el escándalo y el asombro terrorífico. En la calle de Chantal número 20 se exhibieron las representaciones del Grand Guignol. L&s espectador&s que ahí acudían solían gritar por las barbaries que estaban observando, no salían despavorid&s por saber cuál sería el destino trágico de l&s personaj&s, y debido a ello, se desmayaban a causa del impacto de los horrores perpetuados en contra de hombres y mujeres víctimas de atroces y escalofriantes actos. Esto para el teatro y sus administradores era una forma de medir su éxito. Cada acto era organizado metódicamente, entre más realista mejor.

    Una de sus estrellas principales, la actriz francesa Paula Maxa (1898 -1970) sufrió a lo largo de su carrera histriónica cientos de violaciones, mutilaciones y muertes. Los datos encontrados no coinciden en las cantidades sobre las muertes inhumanas que sus personajes sufrieron, pues en algunos textos se habla desde 358 hasta 30.000 veces, en lo que sí concuerdan, es en que ella fue nombrada como “la mujer más asesinada del mundo”, en algunas ocasiones de manera espantosa y, cabe decir, con bastante ingenio. Por ejemplo, apuñalada con un arma invisible, devorada por un puma o al ser besada por un leproso.

    En este Gran Teatro de Marionetas los seres humanos eran representados desde una perspectiva brutal y cómica a la vez. De modo que la crítica social sobre la existencia era un punto relevante en la dramaturgia de este género. Recordemos que entre una obra de terror dramático se intercalaba alguna comedia. En el teatro se programaban varias obras breves al día, cuya finalidad era involucrar al público en las historias sobre muerte, erotismo y locura, procurando hacer de lo predecible algo insoportable y de la trama algo absolutamente inesperado.

    Su último director, Charles Nonon, desarrolló técnicas para simular varios tipos de sangre, los cuales se usaban para maquillar heridas recientes, heridas más viejas e, incluso, sangre coagulada, así también, creó sangre comestible para aplicar en la boca y sangre que no irritara los ojos.

    De manera irónica el final del Grand Guignol (1962), entre otras cosas, fue la aparición y éxito del cine que cada vez fue acaparando a más público.

* * *

   Ironía si, por que al Grand Guignol se lo considera el ancestro de los subgéneros del cine terror sangriento, cuya filmografía es extremadamente abundante, este subgénero representa uno de los resurgimientos fílmicos del siglo pasado y aún continúa gestando nuevos tipos de público y de narrativas estéticas para alimentar lo torcido, lo asqueroso, lo inmoral…

   Algunos historiadores consideran a la película Blood Feast (1963), del director estadounidense H. G. Lewis, como la primera del género gore. Pero revisando el linaje del subgénero, se menciona que el director nacido en Kentucky, E.U.A, D.W. Griffith, -con una filmografía de más de 250 títulos desde 1908-, es el primero en filmar la mutilación realista del cuerpo humano (Intolerance, 1916).

   Gore que refiere a lo híper sangriento y a la destrucción del cuerpo físico, incluso, no importando tanto el motivo sino el suceso, además con amplias dimensiones:

gore asiático, giallo, splatter, body count, slasher, slapstick, gorno y cine mondo.

* *

Si le has perdido el asco a comer palomitas con mucha salsa valentina mientras ves alguna de estas cintas, en este texto incluiremos una breve selección para disfrutar.

    El gore como subgénero, suele antecederlo en las fichas técnicas los géneros del western, thriller, o crimen. Algunas joyas son: El topo (Dir. Alejandro Jodorowsky, 1970); La masacre de Texas (Dir. Tobe Hooper, 1974); Ratas de la ciudad (Dir. Valentín Trujillo, 1986); la saga de Final Destinatio, especialmente la 3ª (Dir. James Wong, 2006); Martyrs (Dir. Pascal Laugier, 2008); Reservoir Dogs, (1992), Kill Bill vol. 1 y vol. 2 (Dir. Quentin Tarantino, 2003 y 2004). En el caso del gore asiático mezcla también de terror psicológico, cine samurai y clara influencia del manga –término acuñado por el artista japonés del periodo Edo, Katsushika Hokusai (17601849). Dentro de este tesoro fílmico tenemos las cintas: Ricky oh (Dir. Ngai Choi Lam -Simon Nam-,1991); Battle Royale (Dir. Kinji Fukasaku, 2000); Ichi the Killer (Dir. Takashi Miike, 2001); Old Boy (Dir. Chan- Wook Park, 2003); y su vertiente europea, el cine giallo, bajo la firma del romano Lucio Fulci con sus filmes: La verdadera historia de Beatrice Cenci, Las 7 puertas del infierno (1969, 1981); Rojo Profundo, Suspiria y Phenomena (Dir. Dario Argento, 1975, 1977 y 1985).

    En cambio, el término de splatter, se refiere al sonido de las vísceras al salirse del cuerpo, como en La noche de los muertos vivientes (Dir. George A. Romero, 1968) y Bad Taste (Dir. Peter Jackson, 1987). Pero, si hablamos del body count, agregamos: Pesadilla en las calles del infierno (Dir. Wes Craven, 1984); Viernes 13 (Dir. Sean Cunningham, 1980). El slasher tiene su obra cumbre en Halloween (Dir. John Carpenter, 1978), y el «splatstick» (un acrónimo de «splatter» y «slapstick»), es decir, el gore de comedia podemos citar a las cintas Evil Dead (Dir. Sam Raimi, 1981); Blood for Dracula (Dir. Paul Morrisey, 1974); Braindead (Dir. Peter Jackson, 1992) y, Pet Cemetary (Dira. Mary Lambert, 1989) película basada en la novela homónima del escritor estadounidense Stephen King. A la lista le sumamos el gorno, otro acrónimo de «gore» y «porno», caracterizado por imágenes de violencia explícita, pornografía y tortura. Sus inicios pueden verse en algunos de los filmes de la británica Hammer Productions, por ejemplo, en Drácula (Dir. Terrence Fisher, 1958). En la actualidad las películas de este subgénero más conocidas son Hostel (Dir. Eli Roth, 2005) y, Saw (Dir. James Wan, 2004). Por último queda el denominado cine mondo. Los italianos Gualtiero Jacopetti y Franco Prosperi estrenaron su cinta Mondo cane (Mundo perro) en 1962, que mostraba a manera de un documental lo bizarro y extravagante del mundo humano. Por dar un ejemplo: se realizan recopilaciones de eventos alrededor de varias culturas y se las une a través de una narración. Quizá una de las escenas filmadas más impactantes está en el “opening”, y aquella de los rituales de una tribu en la que sus celebraciones duran 3 días y 3 noches, en donde, como relata el narrador, la mayoría de sus miembros ya han probado carne humana. De aquí se derivan también las llamadas cintas snuff, que aunque no hay ninguna evidencia de que existan, sí las hay con escenas explícitas reales de muertes en accidentes, fusilamientos, violencia extrema, etc., pero que no son propiamente de ese género pues ningún actor o actriz se le ha indemnizado por morir en escena. Un caso aparte es la espeluznante cinta del subgénero guinea pig, actualmente prohibido en Japón, ya que en algún tiempo se creyó que se trataba de hechos auténticos de tortura y asesinato Flower of Flesh and Blood (Dir. Hideshi Hino,1985). Y para no relatar la historia sólo se dirá que el personaje del samurai termina engullendo una parte del cuerpo de su víctima.

*

   Todas las personas disfrutamos poder presenciar cosas peligrosas y salir ilesos, eso lo saben perfectamente los que realizan los filmes, por esa causa se han derrochado miles de técnicas, recursos y efectos para lograr destrozar nuestra tranquilidad en las salas de cine, mostrándonos experimentos psicológicos fallidos, muerte, incesto, violaciones, accidentes atroces, contagio de enfermedades mortales, secuestros, locura, tortura física y mental, encierro, asesinatos, canibalismo.

*    El último ingrediente de nuestro menú cinéfilo son los filmes de crimen-drama y horror sangriento sobre asesinos caníbales. Una de las prácticas ancestrales que tienen origen en diversas culturas de Mesoamérica, Sudamérica y África, ya que formaba parte de sus rituales religiosos. A diferencia de la antropofagia, el canibalismo se realiza con la finalidad de “absorber”, mediante la ingesta de alguna parte del cuerpo del “otro”, su esencia energética, es decir, poder poseer sus dones: fuerza, inteligencia, carácter, etc. Cintas como Las colinas tienen ojos (Dir. Wes Craven, 1977); El cocinero, el ladrón, su esposa y su amante(Dir. Peter Greenaway,1989); Tomates verdes fritos (Dir. Jon Avnet,1991); Ciudadano X (Dir. Chris Gerolmo, 1995); Dahmer (Dir. David Jacobson, 2002); Sweeney Todd(Dir. David Moore, 2006); y, Rohtenburg (Dir. Martin Weisz, 2006). Sin duda una selección para aquell&s de estómago curtido que les dejará un buen sabor de boca.

¡Buen provecho!

Por SALCON | Magalli Salazar_31 Agosto 2014

Abrir publicación

Intervención de Hysteria! en la fiesta Fuck For Gomorra

Casa Gomorra, que desde hace un año se ha dedicado a apoyar diversos proyectos con temas de sexualidad y género ofreciéndoles un espacio para presentarse; convocó el pasado 19 de julio a solidarizarse con ellxs para el Fuck for Gomorra: una celebración de encuentros no heteronormados.

Mientras se proyectaban webcams xxx en vivo en las paredes de la casa justo a la media noche empezó el show travesti “Transchangada”. DJ Kuult Grave y DJ Asagi Saundo y su sonido zombie se encargaron de mantener a la gente bailando y a partir de la una de la mañana se abrieron las puertas del cuarto oscuro queer.

Hysteria! Revista estuvo presente con su equipo de fotógrafas registrando la fiesta e instaló un set fotográfico para captar las poses sexys y divertidas de quien se apuntara. Aunque al principio la gente se mostró tímida, poco a poco el ambiente fue calentándose y el set se convirtió en pasarela del gozo y la celebración.

Abrir publicación

Primer Festival Extra! Burlesque

Cartel del festival

Por Liz Misterio

Con motivo del 3er aniversario del Programa de radio por internet De la A a la J, conducido por el performancero Pancho López y por Tígrida Revuelta, se celebró el 20 de agosto de 2014 la primera edición del festival Extra! Burlesque en el Foro Roma, un espacio ubicado al interior de la Universidad de la Comunicación en el Distrito Federal.

Luces, tacones y encaje

    Era una tarde gris y muy lluviosa en la Ciudad de México, en la que poco a poco fueron llegando serias y recatadas figuras al Foro Roma, cargadas de voluminosas maletas y cubiertas de pies a cabeza con gabardinas, botas para la lluvia, gorros y paraguas, nadie hubiera pensado la maravillosa transformación que esos seres estaban a punto de experimentar.

   Poco a poco los camerinos se fueron llenando de calidez humana, con cuerpos de todos tipos transformándose en lúbricas creaturas, listas para seducir y hacer reflexionar a la audiencia a través del deseo y la risa.

    El cartel atrajo a una numerosa audiencia que abarrotó el lugar para presenciar el arte de desvestirse con estilo de las connotadas artistas del burlesque, del encuere y del humor picoso Maru Chellet, Adriana Olivera “La pájara”, Islandia, Chichis Glam,  Ana Cetti, Tigrida Revuelta, Señorita México 78, Lucy Von Mambo, Gigi de Angora, Sissy Lou, Manuel Sol Mateo, Pinina Flandes, Minerva Valenzuela “ladelcabaret” y como invitada especial La Chica Boom, todo esto presentado por el performancero mexicano Pancho López, quien además de ser el organizador del evento fungió como MC.

    Las propuestas escénicas fueron de lo más variopintas,  pero en general todas se destacaron por encarnar una sexualidad lúdica y abierta en donde cupieron cuerpos de todos los tamaños, géneros y edades, lo cual me resultó muy refrescante teniendo en cuenta el rígido canon de belleza con el que constantemente nos bombardean los mass media en relación a qué cuerpos tienen permiso de desear y de ser deseados y cuáles no. El espectáculo se desarrolló de manera ágil y logró mantener al público atento hasta altas horas de la noche a pesar de que era miércoles y al día siguiente había que madrugar.

    Me gustó mucho conocer el trabajo que hace la sensual Gigi de Angora junto con su hijo, el jovencísimo Manuel Sol Mateo, que conmovió a la audiencia con su hermosa voz de canto, su andrógina figura y los ingeniosos trajes que él mismo diseña.  Minerva Valenzuela “ladelcabaret” se hizo acompañar de un guitarrista para interpretar su acto llamado La mosca en el que cantó e interactuó con el público con el humor feminista que la caracteriza, mientras que Pinina Flandes encarnó a “Carne en Parranda”, la versión porno – queer- crítica de Carmen Miranda.

Quien cerró la velada con broche de oro fue la artista chicana conocida como La Chica Boom con su sketch llamado “La tortillera”  que despertó las carcajadas y las bajas pasiones del público con una propuesta tanto entretenida como crítica ante los estereotipos “de lo mexicano” que existen en los Estados Unidos

Esa noche me llevé a casa muchas risas y el gusto de haber visto a artistas cuyo trabajo ya había tenido el gusto de disfrutar en otras ocasiones, así como de haber descubierto nuevos artistas a quienes seguirles la pista.

¡Que se repita!

 

 

Abrir publicación

Participantes #9

Editora Invitadabalita

Alejandra Rodríguez a.k.a. La Bala Rodríguez (La Paz, BCS, 1986), La Bala, es una performer activista gorda mexicana que centra su producción en el registro fotográfico y audiovisual de sus intervenciones tanto en espacio público como en centros de arte y las difunde a través de las redes sociales Facebook y Tumbrl como una forma de retar a la censura de los sistemas de vigilancia y autovigilancia que estas mismas redes suponen, así como producir contra-ofensivas visuales de las representaciones corporales/sexuales/étnico-raciales normativas.

https://www.tumblr.com/blog/labalaregistros

Facebook: La Bala Rodríguez

[divider]

Diseño de Portada rurru

Almendra Castillo a.k.a. Rurru Mipanochia (México) Ilustradorx egresadx de la Facultad de Artes y Diseño, UNAM,vive en  México, D.F. en un lugar muy lejano, cerca del bosque. Y cuando menos te lo esperes estará allí dónde tú estás conviviendo con tus amiguitxs, tratando de picarte el culito.

http://rurru.jimdo.com/

[divider]

Ilustradorxs

Carmelina Jardón Rodrigo- Es Licenciada en Artes Visuales y egresada de la Maestría en foto-infantilDocencia en Artes y Diseño por parte de la recién Facultad de Artes y Diseño, de la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente cursa la novena edición del Diplomado Interdisciplinario para la Educación de las Artes en la Educación Básica por parte del Centro Nacional de las Artes. En el campo de la docencia ha participado en la impartición de talleres de artes plásticas y grabado para niños, también en la enseñanza escolarizada de las artes plásticas en Educación Primaria y Preescolar. 

[divider]10390221_10152252183371094_5264374022919055009_n

María Magaña (Guadalajara, México) Diseñadora e ilustradora independiente. Egresada de Diseño en la Universidad deGuadalajara. Divide su tiempo en colaborar con la organización y disfusión de TEDx Guadalajara, la promoción de la lectura desde temprana edad y freelancear en proyectos personales y profesionales de arte, diseño, ilustración y fanzine. 

[divider]

Alex Xavier Aceves Bernal (FR. 1987) alex-1
Artista Visual por la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Su producción plástica se centra en el dibujo y la instalación. Asiste al artista Cai-Guo Qiang en la producción de la muestra “Resplandor y Soledad” y a Rirkrit Tiravanija dibujando para la pieza “100Years Pictorial history of World Revolution” ambos trabajos presentados en el MUAC. Ha participado en una docena de exposiciones colectivas. Sus ilustraciones han sido publicadas en diversos medios independientes.

http://alexnoalejandro.tumblr.com/

[divider]

Sergio Alférez a.k.a. SagaUno: Escritor de graffiti, ilustrador y realizador de Bogotá Colombia. perfil

links: https://www.facebook.com/el.sagauno – http://sagahuno.tumblr.com/ –http://sagauno.tumblr.com/

[divider]

Ugo [NooZ] Torresi (Italia) Diseñador web y gráfico
www.nooz.it
[divider]

Participantes 

Magalli Salazar/SALCON. Artista mexicana. He realizado arte público en la Ciudad de México. Actualmente trabajo en Maga150pxun proyecto de arte y educación. También he colaborado en varias publicaciones.
www.artepublicomx.com

http://elparpadodeceluloide.wordpress.com

[divider]

Rubén Maldonado Barrera (Escalera) es un artista visual que vive y trabaja en lrubenosa ciudad de México y Tlaxcala. Actualmente hace escultura  y dibuja de vez en cuando. En los últimos años se ha centrado en convertir su trabajo manual en vehículo de lo que piensa, hace y dice.

 

 [divider]
Pola RG (México DF, 1986).PolaRG-1

Fotógrafa egresada de la ENAP, ha trabajado para el Centro Cultural Helénico y forma parte de la casa productora “Estudio 42″. Fue directora de fotografía y arte en: “Tres hilos para bordar” corto ganador del reto DocsDF en el año 2010. Su trabajo como fotógrafa se ha usado como portada para la antología de teatro de Tierra Adentro, así como del libro “El amor en cada esquina”.

http://flavors.me/pola_rg#_

[divider]

Enrique Landgrave (México, 1979) Pintor y Fotógrafo mexicano cuyo trabajo se destaca por una constante experimentación y observación. Combinando diversas técnicas y estilos; en pintura y fotografía. Con el propósito de conquistar potencias, afectos; el color y de la luz. Es un artista que siempre está al acecho, en búsqueda de nuevas técnicas y formas de adentrarnos en su mundo. Cursó la licenciatura en historia del arte en México y artes visuales en Nueva York.

Link:

http://http://enriquelandgrave.wix.com/enriqelandgrave

[divider]

LECHEDEVIRGEN TRIMEGISTO (Querétaro, México 1991) Pornoalquimista & Criptozoologo de Género.leche

performans cuir extremo / escatología y abyección / posporno y pornoterror/ artivismo disidente / magia y política

https://www.facebook.com/lechedevirgen
 http://lechedevirgen.com/

[divider]

Lorena Lo Peña. Artista peruana radicada en el Reino Unido. En su obra performática explora temas de idantidad, género y políticas corporales desde un acercamiento autobiográfico.

Web: http://www.lorenalopena.com/

[divider]

Missogina a.k.a. constanza a. castillo (Quilpué-Valparaíso, Chile 1991) Activista lesbiana anarko-feminista. Performera missogina por rodrigo aguilay tallerista en curso, proletaria de la feminidad, activando desde lo monstruoso, las disidencias corporales desarrollando temas como la politización de la gordura y la cuerpa, la heterosexualidad como régimen político, lucha antipatriarcal y  antiespecista, post-porno, alianzas con transytravestis, hiperfeminidad, bondage y nuevas exploraciones con el dolor, entre otros.Publicado el fanzine “Contrasexualidad y Dildotecnia” y Video-corto.fanzine “Manifiesto Gordx” junto a samuel hidalgo.
[divider]
marciaMarcia Santos trabaja con el espacio urbano como terreno para conjugar lo público y privado mediante la experiencia del encuentro, momentos efímeros que nos describen dentro de estructuras de poder y resistencias.  Sus propuestas resultan de la exploración del cuerpo, la permeabilidad de las fronteras, y la imaginación como herramienta de subversión mediante la ficción. Su obra se proyecta en varias disciplinas: ensayo, arte objeto, fotografía, ilustración y medios digitales.
Website:
[divider]

Ely Romo, diseñadora de la comunicación gráfica e ilustradora.

https://www.facebook.com/ElyRomoIlustracion

[divider]

haroldHarold Jesús Duarte Quiróz . (Costa Rica) Bachiller en Arte y Comunicación Visual con especialidad en grabado por la Universidad Nacional de Costa Rica.

Web: http://h28.blogspot.es

[divider]

perfnicNicolás Cuello (La Plata, Buenos Aires, Argentina) es artista, activista gordo puto, profesor e investigador en Historia de las Artes.

Contacto: cuellonicolas@hotmail.com

[divider]

marcyMagda Piñeyro.
Licenciada en Filosofía, militante feminista y bloggera.
Administradora de la página Stop Gordofobia.
Blog personal:ladoblee

[divider]

Cuerpos empoderados: Somos un grupo de futuras antropólogas con un proyecto por delante.

Empezamos este proyecto con la intención de comprender. Para encontrar y crear herramientas que nos sirvan a todos esos cuerpos que no tenemos lugar ni físico, ni mental en esta sociedad. Para encontrarlo y situarnos con dignidad. Ya que entendemos el trabajo como una plataforma para el cambio social y la extracción de potencialidades positivas.

http://cuerposempoderados.wix.com/gordas

[divider]

Dalila CDalila Castilloastillo Alonso, mexicana de 23 años. Latinoamericanista de profesión. Me interesa sobre todo la literatura erótica
y la representación literaria de la construcción social de los géneros.

Página personal:

https://www.facebook.com/buba.castilloalonso

[divider]

Javier Erro, (Valencia, España). Llevo un humilde blog sobre crítica de arte y cinehttp://losextremosnosetocan.tumblr.com/ , además he publicado un par de poemarios, uno de los cuales se puede leer en la biblioteca virtual de la página web http://www.nodo50.org/mlrs/

[divider]

Diana Eréndira Reséndiz Guerra, 1981.

Mexicana, con estudios técnicos en danza contemporánea y museografía. Egresada de la Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, generación 2000-2004, con especialidad en dramaturgia.

Interesada en la transdisciplina, gestión y vinculación cultural. Con varios textos montados y publicados de manera independiente.

Fue Coordinadora del Carro de Comedias de la UNAM, ha colaborado en la producción de eventos masivos de impacto nacional, y en la docencia en artes.

https://www.facebook.com/dianaresendizguerra

[divider]

Artemisa Téllez (Ciudad de México, 1979) Escritora y tallerista. Creadora del Taller permanente de cuento erótico parte-fotos-292ara
mujeres. Autora de Versos cautivos, Un encuentro y otros, Cuerpo de mi soledad y Crema de vainilla.

[divider]

Sandra March  (La Seu d’Urgell, 1974) entiende la práctica artística como un medio para visitar y repensar temáticas clásicas. Su obra gira principalmente alrededor de cuatro ámbitos de especulación: el concepto de corporeidad, los valores y estereotipos asociados al género, la manera en que la cotidianidad o la autobiografía reflejan el imaginario colectivo, y el libro como contenedor o síntesis de sus proyectos.

[divider]

you-1 Sofia Danemann (Santiago de Chile, 1989)  Su trabajo rodea el diseño de vestuario, la producción de vestuario, el textil, el diseño gráfico, la ilustración, el arte y la sexualidad femenina.

Actualmente vive y trabaja en México D.F. y se encuentra trabajando en proyectos varios.

[divider]
Laura Contrera: Activista gorda y de la diversidad corporal.Estudió Filosofía y Derecho. Vive en Buenos Aires, Argentina, donde hace el fanzine femme-inista queer punk Gorda! y da clases en la Universidad Nacional de La Matanza, entre otras cosas.http://www.gordazine.com.ar/
[divider]

Les Marranas  (Colombia) Hemos decidido aliarnos. Nos hemos hallado la una a la otra en la salLesMarranasa de espera de un hospital
en ruinas. Hemos decubierto que en la fragilidad de las ruinas se encuentran los secretos de esta caduca civilización. Nuestro objetivo, corroer, subvertir, oxidar los cimientos de este lenguaje que no es más que el reflejo de un mundo holograma, real sólo en las pantallas. Partimos de la sospecha. Nada es como parece ser.

Hacen parte del proyecto editorial autogestionado Ediciones Arpías. Medellín, Colombia.

 https://www.flickr.com/photos/fluidos_reptantes/

[divider]

Claudia Calquín Donoso. Chilena, psicóloga, máster en Estudios de Mujeres, Género y Ciudadanía. Universidad de Barcelona y doctorante en programa de doctorado Ciudadanía y Derechos Humanos, Universidad de Barcelona. Profesora Escuela de Psicología Universidad de Santiago de Chile . https://usach.academia.edu/claudiacalquindonoso

[divider]

Lucrecia Masson. Activista feminista. Sudaka y gorda en descolonización.Lucre Pasó su infancia entre vacas y cardos rusos, un día dijo que quería ser bailarina y sus padres, que sabían sobre el mundo, le dijeron que el cuerpo no le daba. Más tarde cruzó el charco y ya en las europas se enteró que hasta las personas podían ser ilegales. Actualmente, desde Barcelona y ya con papeles en regla, dialoga y acciona en torno a corporalidades disidentes y afectos, apostando por generar alianzas desviadas y por asumir la tarea colectiva de darnos existencias más posibles y felices.

Facebook: https://www.facebook.com/lucrecia.vonmahlsdorf?fref=ts  /mail: lucreciamasson@gmail.com

[divider]

Paz Moreno Parra. Candidata a magister en estudios culturales y teoría de género de la Universidad de Chile, trabajando en la construcción de subjetividad femenina y gordura en los medios masivos chilenos. Es licenciada en literatura y lingüística hispánicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

pazmorenoparra@gmail.com / http://www.twitter.com/relaciontextual

[divider]

Juan Machin R. – He publicado diversos trabajos de investigación, cuentos y poemas en libros y revistas de México y de Alemania, Argentina, Canadá, Colombia, Costa Rica, España y Uurguay, así como fotografías, dibujos y pinturas. He ganado algunos reconocimientos como el 3º lugar Concurso de Cuento Nacional de Humor Negro (1997); mención honorífica 2º lugar en el Premio Nacional de cuento Efraín Huerta (1998) y el Premio Estatal de Literatura Morelos 2002 en el género de cuento.
Link a página personal https://www.facebook.com/JuanMachinR

[divider]

Aitor Moncho Tudanca (Valencia, España) también conocido como Monchi Delaseta es un joven estudiante de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). A pesar de llevar solo un año ilustrando intenta encontrar su propio estilo centrándose en la estética, en el momento en el que se siente cómodo con una técnica la intenta cargar de intención social para transmitir mayoritariamente asuntos micropolíticos. Actualmente la mayoría de sus obras se encuentran disponibles en https://www.facebook.com/pages/Monchis-Illustration/734282816595795

 

 

Navegación de entradas

1 2 3 4 5
Volver arriba