Abrir publicación

Lascivas – por Marcia Santos

por Marcia Santos

[divider]

marciaMarcia Santos trabaja con el espacio urbano como terreno para conjugar lo público y privado mediante la experiencia del encuentro, momentos efímeros que nos describen dentro de estructuras de poder y resistencias.  Sus propuestas resultan de la exploración del cuerpo, la permeabilidad de las fronteras, y la imaginación como herramienta de subversión mediante la ficción. Su obra se proyecta en varias disciplinas: ensayo, arte objeto, fotografía, ilustración y medios digitales.
Website:
Abrir publicación

Orgasmos

Imágenes y texto por Elizabeth Romo

Me hallo aquí, desnuda y recostada frente al espejo, mi cuerpo ha perdido aquella forma de juventud y mi rostro se ha invadido por marcas de la vida.

   Desde mí frente a la punta de mis pies, he sido acariciada y besada por amoríos. Mis senos ya colgados, alguna vez hicieron rendirse al caballero más sensato entre mis piernas, la frescura y el color de mis labios incitaba a besarlos con tal pasión que enseguida pensaban en sumergir su cuerpo en mi interior, sentir mi calidez. Dejarse llevar por las sensaciones hasta verter su simiente.

   Pero, ¿acaso estaba destinada a esgrimir los deseos masculinos negándome el propio?, me enfrento a los últimos días de mi vida negada a la oportunidad de encontrarme conmigo misma. No concilio dar fin a mi ciclo sin el reconocimiento femenino que busqué incontable veces en falos transitables.

    El recuerdo de mi madre denigrando nuestra sexualidad, “el placer déjaselo a las putas”, sus palabras atormentaron mi sexo. Repartidora de orgasmos y pasiones. Y hoy, hoy me entregaré a mí misma. Haré vivir mi coño llevándolo del invierno a la primavera, fascinando sensaciones, humedeciéndolo por el amor que me tengo, como símbolo de resurrección esta pluma de pavo real limpiará el embrujo que he cargado, un ave libre que no teme exhibirse para conseguir lo que desea.

   Comienzo el juego desde mis pezones, recorriendo un camino hacia mi ombligo, mi piel se sensibiliza más al roce, una especie de anestesia invade y relaja mi cuerpo, permitiendo a mis piernas abrir paso al lugar donde se concentran mis lujurias. Siento mi clítoris palpitar al ritmo de mi corazón. Lo siento… ¡lo estoy sintiendo!, ese calor humano que anima los pensamientos, cada poro de mi piel despide una energía que desvanece mis arrugas. Culmino y mi alma se desprende para dar paso al sosiego eterno.

[divider]

Ely Romo, diseñadora de la comunicación gráfica e ilustradora.

https://www.facebook.com/ElyRomoIlustracion

Abrir publicación

El cuerpo gordo en el grabado, obra de Harold Duarte

por Harold Duarte

[divider]

haroldHarold Jesús Duarte Quiróz . (Costa Rica) Bachiller en Arte y Comunicación Visual con especialidad en grabado por la Universidad Nacional de Costa Rica.

Web: http://h28.blogspot.es

Abrir publicación

Máscaras

Ilustración por NooZ
Ilustración por NooZ

por Magda Piñeyro

Hubo un interés económico detrás de la abolición de la esclavitud en EEUU.
Hubo un interés económico en la conquista de América Latina.
Hubo un interés económico en las guerras mundiales y en la creación de la ONU.
Hubo un interés económico en las dictaduras militares de los países del Sur.

Hay un interés económico detrás del genocidio de Gaza.
Hay un interés económico detrás de la ocupación marroquí del Sáhara Occidental.
Hay interés económico detrás de la difusión del odio a lxs inmigrantes.
Hay interés económico detrás de la difusión del odio a lo islámico.

Y hay un interés económico detrás de la difusión del odio x nuestros cuerpos.
La gordofobia sirve al capitalismo. Amarte es revolucionario.

[divider]

marcyMagda Piñeyro.
Licenciada en Filosofía, militante feminista y bloggera.
Administradora de la página Stop Gordofobia.
Blog personal:
ladobleefe.blogspot.com.es

Abrir publicación

MANIFIESTO de la colectiva CUERPOS EMPODERADOS

Ilustración por María Magaña
Ilustración por María Magaña

Por Cuerpos Empoderados

Te preguntarás quiénes somos. De dónde salimos. Por qué somos así.

   Somos aquella niña que insultabas en la escuela. Sí, sí, no se te ha olvidado. Me gritabas gorda.

   Somos la mujer que observas en el metro, con cara de agobio cuando me siento a tu lado, pensando cómo sería tu vida si tuvieras mis dimensiones corporales.

   Somos ese compañero de equipo del que secretamente sientes vergüenza. No puedes dejar de preguntarte por qué no estoy más delgado con lo mucho que corro.

   Somos tu amiga, la que se ha pasado la vida en el segundo plano, esa que te acompaña mientras ligas en las fiestas. La maja, gorda y fea según tus patéticos novietes.

   Somos el que recibe, sin gracia, tus bromas sobre mi peso.

   Somos la foca, el ballenato, la morsa, la vaca. Somos cualquier animal cuya característica física sea ser gordo.

   Somos el niño que siente que nunca tendrá novia ni resultará atractivo a nadie por el tamaño de su barriga.

   Somos la universitaria a la que decidiste no dar el puesto de trabajo, pues su imagen física no estaba a la altura para tu proyecto.

   Somos el que nunca entendió porque ser gordo es considerado algo desagradable a nivel social.

   Somos la que no tiene claro que ser gorda signifique no follar. Somos a la que le apetece hacerlo todo el rato.

   Somos el que se esconde tras la toalla en la playa, cada día de cada verano. Somos la adolescente que se mira al espejo y llora, la que come y se siente mal, cada vez peor. Hasta que decide dejar de hacerlo.

   Somos el gordo virgen de quien hacen chistes sus colegas cuando se refieren al sexo. Somos la gorda que no entra en tu ropa de marca ni en tus anuncios de alimentos dietéticos.

   Somos la gorda vegana que come disfrutando de la vida y respetando la de otras (y sí, soy vegana y gorda, supéralo)

   Somos la mujer gorda que se ríe en la cara de tus patéticos cánones de belleza. La que viste una blusa, un corsé, una camisa ancha o un vestido rosa si le apetece.

   Somos los gordos trans, que odiamos tu interés por categorizarlo todo en extremos opuestos que no nos identifican.

   Somos las activistas que estamos hasta los ovarios de combatir vuestras malditas armas de publicidad masiva contra nuestros cuerpos.

   Somos tu hija, a la que recomendabas que hiciera dieta si quería gustar a los chicos y tener amigas.

   Somos el que se miró al espejo y se sintió atractivo, aunque tras su puerta hubiera una sociedad que pensara justo lo contrario.

   Somos la rabia personificada, la imposibilidad de esperar más. Somos muchas, estamos en todas partes. Vivimos aguantando las risitas y los insultos. Soportando miradas y juicios. Comentarios y silencios.

   Somos las que estamos empezando a amar a nuestro cuerpo independientemente de lo que nos obliguen a sentir hacia él. Somos las que nos juntamos y nos contamos cómo nos sentimos y por qué. Las que reconocen las causas de sus lágrimas y las combaten día a día, de la mano, con todo el corazón.

   Por eso nos declaramos feministas, anticapitalistas, y antiespecistas. Le declaramos la guerra al patriarcado, al machismo, al mercado, al mercado del cuerpo, a la publicidad asesina, a las dietas.

   Queremos ver cuerpos diferentes. Queremos querer cuerpos diferentes. Queremos comer mas de 1300 Calorías al día. A nosotras tambien nos aprieta el chocho la talla 38.

   Estamos en contra de la corrección. En contra de la opresión. De la patologización. Creemos en el empoderamiento. Creemos en tomar las calles. En gritar. En ser unas histéricas. Somos chonis. Somos sofisticadas. Nos gusta el flow. Somos negras. No creemos en la culpa. No queremos ser víctimas. Queremos gritar. Queremos bailar. Queremos que nadie nos diga lo que tenemos que hacer. Queremos ser.

[divider]

Cuerpos empoderados: Somos un grupo de futuras antropólogas con un proyecto por delante.

Empezamos este proyecto con la intención de comprender. Para encontrar y crear herramientas que nos sirvan a todos esos cuerpos que no tenemos lugar ni físico, ni mental en esta sociedad. Para encontrarlo y situarnos con dignidad. Ya que entendemos el trabajo como una plataforma para el cambio social y la extracción de potencialidades positivas.

http://cuerposempoderados.wix.com/gordas

Abrir publicación

Soliloquio de la caníbal

ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal
ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal

por Dalila Castillo

Siempre fue más fuerte la necesidad de crear una historia a partir de su experiencia. Encontraba en la ficción un aliciente para subsistir. Deseaba confrontar al mundo y embestirlo con las propias armas que éste le daba.

  Su mente ágil advierte los sentimientos que impregnan cada mirada. Desde la condenación, la burla, pasando por el enternecimiento y el morbo. En el corto trayecto de su hogar a la escuela, percibe al menos un par de ojeadas hipotéticas hacia su estructura corporal.

    Todo en sus formas es digno de especulación. Desde sus piernas cilíndricas hasta su rostro de luna llena –cráteres incluidos. A la redondez le son atribuidas muchas características, entre las que destacan la candidez, la amabilidad, la pasividad, incluso una ingenuidad que raya en la estupidez. Nada que ver con ella.

    No es que sea la encarnación del mal y la perversidad en un cuerpo bonachón. Lo que pasa es que deglute cada mofa, cada palabra soez o misericordiosa y con ellas teje su propia historia. No es esta una historia de odio. Es una historia de transmutación: la ingesta de hostilidad que engendra un orgullo por ser “distinto” (¿Pero es que realmente se es distinto?). La construcción de una identidad a partir de la diferencia. El orgullo de ser calumniadx. Ha pensado noches enteras en las que se debate entre la furia hostil y la conmiseración. Pero ante tal disyuntiva, se asume como la protagonista de una gesta perpetua.

    El asiento del pupitre es un castigo anticipado: sus dimensiones son un desafío a las normas de la distribución del espacio impuestas socialmente. La condena (¿o la ventaja?): la soledad necesaria. Las horas pasan, y ante ellas desfilan las hipótesis que ha ido coleccionando sobre sí y las hila como una oda al autoescarnio: “Es linda; un poco gruesa, pero linda/Es lenta, torpe/Está llena de vida/Seguro tiene problemas en la glándula tiroides/Desea ser normal/ ¡Qué tierna!/ Alberga ira y frustración/La belleza se lleva en el interior/ Es una Venus de las eras glaciares”.

    Es en este punto cuando escucha: “Compañerita, sí, tú, la gordita, por favor pasa a presentarte”. Ella se levanta parsimoniosamente, lanza una ojeada alrededor. Se da cuenta de las risas y los murmullos que nutren su imaginación. Es entonces cuando profiere aquello que habrá de ser su consigna:

SOY D…TENGO DIEZ AÑOS…Y SOY… GORDA, NO GORDITA. ME GUSTA COMERME A OTROS NIÑOS”.

El silencio reina. No faltan los ojos desorbitados, las bocas abiertas, quien reprime una carcajada, quien por un momento lo cree verdad. Porque no es el hecho de crear un mito alrededor de ella, como todo lo que existe alrededor de la gordura, sino que fue la mejor forma como concibió definirse así misma: una colección de retazos, la asimilación del imaginario ajeno que origina uno propio.

Porque el problema no es ser gordo, sino la traducción de la gordura en vergüenza. D afirma con orgullo engullir a sus semejantes, porque se alimenta del temor de ser como ella.

Fobiófaga. Gorda. Orgullosa.

[divider]

Dalila CastilloDalila Castillo Alonso, mexicana de 23 años. Latinoamericanista de profesión. Me interesa sobre todo la literatura erótica y la representación literaria de la construcción social de los géneros.

Página personal:

https://www.facebook.com/buba.castilloalonso

Abrir publicación

A 100 grados

Ilustración por Alex Xavier Aceves Brnal
Ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal

Por Javier Erro

Peleas entre calorías

Y miradas,

La saliva al borde de esa boca

Que te impone una cifra

Y su código.

El cuerpo,

La guerra,

Esa eficaz combinación

De desodorante, pelo

Y sudor.

Esquivando todo trazo,

La asimetría siempre será la

Primera rebelde.

Su territorio son burbujas corporales,

Hirviendo

A 100 grados los flujos.

[divider]

Javier Erro, (Valencia, España). Llevo un humilde blog sobre crítica de arte y cine http://losextremosnosetocan.tumblr.com/ , además he publicado un par de poemarios, uno de los cuales se puede leer en la biblioteca virtual de la página web http://www.nodo50.org/mlrs/

 

Abrir publicación

Metros cuadrados

Ilustración por María Magaña
Ilustración por María Magaña

por Diana Reséndiz

El pliegue de la carne se desborda, se voltea:

cae, te esconde el pito, te pesa.

Guárdate todo lo que puedas, no defeques.

Llena de algo sebáceo la bolsa que te contiene para hacerte sentir que vales mil

y luego date asco infinito, celulitis y demás…

Si fuéramos como hipopótamos, siempre dentro de la mierda, no importaría mucho:

flotar

esconderte

protegerte

alejar…

Molestar al otro con mi deformación.

Estoy segura que el autodesprecio será el combustible de otros tiempos; del futuro sin petróleo, sin personas que matar por un pedazo de nada.

Yo estoy reservando mi grasa, con ella encenderé mi laptop y haré girar la lavadora,

La obesidad será el cambio de moneda para quien quiera ver en la tele una serie de antaño.

Echados en su cama, los flacos morirán.

Se solicita gordo para coger y tener hijos gordos.

Se renta perro obeso de 100 watts de potencia.

Estoy chonchita pero enciendo la podadora.

Y tú que no sales de tus obsesiones.

No era así, tengo fotos de mi liviandez domesticable,

el hijo de Dios con harta masa

el pantalón de orgasmos trémulos,

el antojo y deseo por un vientre controlado.

                Mi armadura de metros cuadrados.

[divider]

Diana Eréndira Reséndiz Guerra, 1981.

Mexicana, con estudios técnicos en danza contemporánea y museografía. Egresada de la Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, generación 2000-2004, con especialidad en dramaturgia.

Interesada en la transdisciplina, gestión y vinculación cultural. Con varios textos montados y publicados de manera independiente.

Fue Coordinadora del Carro de Comedias de la UNAM, ha colaborado en la producción de eventos masivos de impacto nacional, y en la docencia en artes.

https://www.facebook.com/dianaresendizguerra

Abrir publicación

Peregrinación

Ilustración por Sergio Alferez
Ilustración por Sergio Alferez

Lunares aquí y allá

-besos de fuego-

Muslos gigánticos que hace falta recorrer a pie por meses, como el camino de Compostela…

El sexo: lejano, profundo

                                    oculto bajo el palpitante vientre

¡No diga que ama la vida quien no le haya hecho el amor a una gorda!

[divider]

Artemisa Téllez (Ciudad de México, 1979) Escritora y tallerista. Creadora del Taller permanente de cuento erótico parte-fotos-292ara
mujeres. Autora de Versos cautivos, Un encuentro y otros, Cuerpo de mi soledad y Crema de vainilla.

Abrir publicación

La primera vez…

por Sandra March 

[divider]

Sandra March  (La Seu d’Urgell, 1974) entiende la práctica artística como un medio para visitar y repensar temáticas clásicas. Su obra gira principalmente alrededor de cuatro ámbitos de especulación: el concepto de corporeidad, los valores y estereotipos asociados al género, la manera en que la cotidianidad o la autobiografía reflejan el imaginario colectivo, y el libro como contenedor o síntesis de sus proyectos.

Navegación de entradas

1 2 3 4 5
Volver arriba