Abrir publicación

Los Campos Del Dolor , Proyecto de Arte Vivo

Campos-Del-Dolor-Retrato-por-Herani-Enriìquez

Los Campos Del Dolor es un proyecto de Arte Vivo del Artista Mexicano Lechedevirgen Trimegisto, Que Enfocado En La Sanación Personal y Colectiva, Combina Medicina Tradicional, Taumaturgia y Arte Contemporáneo, Basado e Inspirado en la Vida y Obra de José De Jesús Fidencio Síntora Constantino «El Niño Fidencio» Curandero y Taumaturgo del Desierto de Espinazo, Nuevo León.

Los Campos Del Dolor contempla la realización de actos efímeros que se debaten entre los límites de las artes escénicas, teatro de vanguardia, arte del cuerpo, performance art, artes visuales, espiritualismo y la vida misma, así como la creación de una línea de productos naturales que rescatan recetas y procesos de la herbolaria, la cosmética y el esoterismo: jabones, pomadas, ungüentos, cremas y remedios de todo tipo para el cuerpo y el alma.

 [divider]

Soy Felipe Osornio, conocido como Lechedevirgen Trimegisto, y estoy preparando lo que corresponde a una nueva etapa en mi trabajo, inspirado en Espinazo, pueblo perdido en el desierto del norte del país, y lugar del curandero más famoso de México, El Niño Fidencio. Espinazo es conocido como “El Campo Del Dolor”, referencia por la cual este proyecto toma su nombre.

Las piezas van encajando.

¿Cómo llegué a esto? Llevo cerca de 6 años de intenso trabajo principalmente en el mundo del arte de performance, lo cual me ha enriquecido con momentos maravillosos y de mucho aprendizaje y crecimiento personal, a la par de crisis, decepciones, mal de amores y traiciones.  Después del camino recorrido puedo decir que lo que menos me gusta del Arte son los Artistas. Siempre he tenido la necesidad de emplear mi creatividad para modificar mi alrededor, quizá ese es mi deseo más profundo, o al menos lo era cuando niño y con más fuerza en mi adolescencia: cambiar el mundo, cambiar Mi mundo.  Puse toda mi energía en el arte. Descubrí el poder transmutador del performance, me quedé ahí. Comencé haciendo piezas muy extrañas, con mucho coraje, transgresoras. Avancé y maduró mi trabajo, creé mi Inferno Varieté, mi proyecto más reciente, crucé el mundo con él, por fin logré comunicar, conectar con el público.

Un día soné con el Niño, me visitó en el plano de lo onírico para extirparme un tejido luminoso en forma de neurona, abriendo el costado de mi oído derecho con una navaja para afeitar. “Padezco” de una enfermedad llamada Glomeruloesclerosis focal y segmentaria, que aqueja mis riñones y que los doctores no han descubierto su etiología o posibles causas ni cura. A partir de ese sueño mi salud mejora. Decido dejar entrar al Niño a mi vida, mi obra se convierte en un constante homenaje a su nombre.

Lo Que En Tu Nombre Va, En Tu Nombre Es.

Tengo 24 años, soy Licenciado en Artes Visuales, vivo con mi novio Sorshamn Lara y tenemos un perro llamado Pulque. No tengo trabajo, estoy desempleado. Mi título de licenciatura, donde pasé 4 años de mi vida no sirve para casi nada. En México el arte es un hobby, un pobre entretenimiento a lo mucho. No hay dinero para quienes decidimos dedicarnos a tan loable labor. Para poder llevar acabo mi trabajo artístico se han combinado los esfuerzos de mis seres queridos, mis padres, mi pareja, mis amigos, he sido beneficiario del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) en el 2014 y me han otorgado el premio a la juventud en 2015, he dado talleres de performance, de cultura drag, incluso de tarot. He tenido que aprender a realizar productos naturales para poder vender jabones, cremas, exfoliantes y hasta sales de baño, todo artesanal y natural, incluso he creado jabones de Zoquetito, con el lodo del charquito que se encuentra en Espinazo, donde el Niño realizaba sus curaciones y sanaba leprosos y endemoniados, he comenzado este negocio en el nombre del Niño y todo lo que gano lo ahorro en su altar, en mi casa, destinado a este nuevo proyecto de los “Campos Del Dolor”.

En pocas palabras el plano material de los artistas en mi país está destinado a la frustración y la precariedad. No me quejo, es lo que es. No todos tenemos el privilegio de ser Marina Abramovich o Demian Hirst. Pero como dice el Niño “No son pobres los pobres, ni ricos los ricos, solo son pobres los que sufren un dolor”.

20151121_Campos_del_dolor0040

Un Camino Espinozo.

A pesar de toda esta precariedad y desventajas, yo, así como muchos de mis colegas, decidimos continuar intentando realizar arte sin morir en el intento. Y a pesar de tener tanto en común, la empatía y la humildad escasea y abundan los egos, las traiciones, los abusos de poder, los gurús, las vacas sagradas, los que explotan, los que son explotados, los que buscan ser el centro de atención, la fama, la riqueza, el “éxito”.

No existe una “comunidad artística”, sólo un mundo del arte lleno de víboras y alacranes. Es triste pensar que, en un mundo tan herido, el espacio del arte, el que uno esperaría que se mantuviera fuera de toda esta porquería, es uno de los más contaminados.  A mí ya no me importa la historia del arte. A pesar de todo esto he podido encontrar la fuerza para continuar, para volver a confiar en mi trabajo y en mi labor en el mundo, esa fuerza hoy se llama Fidencio.

 Si JFSC contigo, quién contra ti?

¿Por qué Fidencio? Siempre rechacé el culto al catolicismo instaurado en mí por la escuela, la familia y la sociedad, pero nunca me consideré ateo. Me considero una persona en continuo crecimiento espiritual. Para mí, el arte es muy similar a la brujería. La Figura Del Niño Fidencio es para mí, la máxima expresión del –Artista-, Fidencio transformó Espinazo, hizo posible milagros y curaciones, reparó la vida de personas desconocidas, brindó un nuevo significado a lugares conocidos por todos en Espinazo como el Cerro de las Cruces, el Pirulito e incluso su propia casa, creó nuevos espacios como La Charca o el Cementerio del Pueblo, tenía una puma chimuela llamada Concha con la que asustaba a la gente con tal de curarla, sabiendo que Concha no les haría daño, estaba libre de malicia, lleno de humildad, nunca cobró por su trabajo, lo regalo a todos y todas, él sabía que los milagros no los hacía él, sino que ocurrían a través de él.  Su cuerpo cambiaba, de pronto era gordo, luego flaco, siempre feliz, siempre triste. Así deberían ser los artistas, transformando su alrededor sin segundas intenciones, desde el espacio de la humildad y el amor, y no del ego y el narcisismo, con el único fin de curar o de ayudar a curar, de sanar.

Arte Vivo

He decidido dejar de nombrar mi trabajo como “arte de performance” pues concibo que mi propuesta debe ser entendida como algo parecido a “arte expandido” o en las palabras que yo he escogido “Arte Vivo”, se trata de un proyecto que planeo llevar acabo de ahora en adelante que no conoce limitaciones, esquemas o reglas. Estoy cansado del mundo del arte en sus formas más convencionales, me ha decepcionado en muchas ocasiones, aquellos que una vez sostenían sus ideales y buscaban el cambio y la revolución hoy se encuentran en un espacio de comodidad absoluta, sin tomar riesgos, viviendo de manera hipócrita siendo incoherentes entre su forma de actuar en el mundo y los discursos que proyectan. He dejado de admirar artistas, y he puesto mis ojos en un espacio mucho más lejano, que me inspira y me llena de la alegría de vivir, se trata del espacio de la sanación, de la taumaturgia, el arte de hacer posible los milagros, siendo más concreto: he puesto mis ojos en la figura del Santo Niñito Fidencio Síntora Constantino, porque su vida y su obra se parece más a lo que yo entiendo como –artista- que a quienes abundan en el triste mundo del arte actualmente. Mi trabajo consistirá en unir aquel Espinazo y sus historias, pueblo sagrado suspendido en el tiempo, y las historias contemporáneas, que se entretejen con tal de luchar contra la enfermedad, la destrucción, la violencia y la crueldad humana, situaciones en las cuales se ahoga el mundo frente a nuestros propios ojos. ¿Cuál es la finalidad de todo esto? No lo sé, pero iré descubriéndolo en el camino

Las primeras presentaciones han sido anunciadas de la siguiente manera:

Campos Del Dolor

Proyecto de Arte Vivo de Lechedevirgen Trimegisto

Tríptico Del Dolor

Leprosos / 14 de Enero de 2016

Deslenguados / 21 de Enero de 2016

Endemoniados/ 28 de Enero de 2016

Recepción 19:30hrs, inicio 20hrs.

Entrada gratuita. Foro Escénico del Museo de la Ciudad de Querétaro, QRO, México.

[divider]

Más información:

www.lechedevirgen.com

https://www.facebook.com/camposdeldolor/

https://www.facebook.com/lechedevirgen/

lechedevirgen_trimegisto@hotmail.com

Abrir publicación

Resistencias Inmediatas: especial de MiniMarranaditas de fin de año

¡Hysteria Revista tiene el placer de presentar este especial de MiniMarranaditas de fin de año!

Lo que a continuación podrá observar queridx lectorx es una traducción para plataforma web de la exposición “Resistencias Inmediatas < 10 cm. pornorotica en miniatura ” presentada el dia 27 de noviembre en el espacio de arte independiente Tepetongo Balneario Crítico por Jorge Gómez del Campo. Disfruten este reporte-proceso-expo-cadaver exquicito, realizado en conjunto por todxs les que participamxs en la muestra.

[divider]

Resistencias Inmediatas

Show de arte pornográfico/ erótico en pequeña escala que ve el sexo y la sexualidad como un sitio íntimo de lucha y transformación política. Les presentamos nuevas obras producidas de forma rápida; obras que sugieren que a veces la mejor respuesta a una fuerza abrumadora es una acción indirecta, mal considerada, a pequeña escala…

Un llamado a las resistencias mínimas e inmediatas pensando en el cuerpo como vehículo fue la convocatoria de esta exposición. Una incitación a pensar la porno[e]rótica.

La estructura del capitalismo se centra en el individualismo exacerbado mismo que busca ampliar su ego; el cuerpo también se gobierna, se moldea a sus requerimientos. ¿Puede nuestro arte ser nuestro cuerpo, nuestro deseo y nuestra «perversión» para así resistirnos a nuestro autogobierno capitalista?

Las ideas inmediatas serán aceptadas (aún en los comentarios). Participar de esta convocatoria fue un respiro a no buscar grandes ideas sino ideas juguetonas y placenteras.

Tenga todo lo necesario bien a mano y feliz re-corrido por estas minimarranaditas especiales de temporada.

 

[divider]

Agencia ElectroEdípica

por Frida Robles

Todos queremos coger con nuestros padres y nunca lo hacemos; según Freud esa es nuestra falta primera, trauma constante. Este audio busca poner a la venta nuestras fantasías de eroinfancia. Quedándonos con una pregunta irresoluble ¿qué hubiera pasado si Edipo nunca se hubiera arrancado los ojos?

Nota al pie del audio: La Agencia ElectroEdípica le sugiere conseguir unos audífonos para establecer la comunicación.

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/237615372″ params=»auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&visual=true» width=»100%» height=»450″ iframe=»true» /]

[divider]

La Expulsión Prenatal

por Sol Prado

Instalación de 21 collages realizados a partir de un libro de enfermería materno infantil de 1974 encontrado en un contenedor de basura e imágenes de astronomía de libro adquirido en Les Encantes en Barcelona, España durante el Julio de 2012.

La expulsión prenatal es una secuencia de trabajos realizados, en principio intuitivamente durante un período de incipiente exploración sexual personal.

Cada corte, yuxtaposición y permutación tienen una carga emocional intensa de autodeterminación.

Las intervenciones sobre el libro de Enfermería Materno infantil apelan a la negación de los genitales femeninos como mero depósito de la función reproductiva, otorgándoles a través de la aparición de constelaciones y nebulosas astronómicas la dimensión del placer irracional, místico e incontrolable.

El cuerpo como espacio múltiple, como construcción, como de-formación de las formas establecidas, como materia viva que subvierte el orden dado y los mandatos de género, resiste a ser normalizado dentro de la reglamentación biopolítica de la medicina, resiste a ser manipulado y controlado por el Estado y su aparato de poder.

 

[divider]

Videoensayo Farmacopornocapitalismo

por Mauricio Patrón Rivera

Utilizando dos ideas de Paul B. Preciado en Testo Yonky este ensayo propone pensar nuestros procesos productivos mano a mano a nuestras masturbaciones y corridas. Le espectader puede atrasar o avanzar el video para scrollear hacia abajo o hacia arriba el tumblr. El video dura, más o menos, el tiempo de mi excitación, “descanso” de mi trabajo extraído por alguien más para la generación de capital.

“Osemos la hipótesis: las verdaderas materias primas del proceso productivo actual son la excitación, la erección, la eyaculación, el placer y el sentimiento de autocomplacencia y de control omnipotente. El verdadero motor del capitalismo global actual es el control farmacopornográfico de la subjetividad, cuyos productos son la serotonina, la testosterona, los antiácidos, la cortisona, los antibióticos […]” p. 37

“De modo particularmente límpido, la pornografía, con su circuito cerrado excitación-capital-frustración-excitación-capital, ofrece la clave para comprender cualquier otro tipo de producción cultural postfordista”. p. 183

[divider]

Schrödinger’s head

(La cabeza de Schrödinger)

por John Lundberg

Todo sexo es conceptual ya que al involucrar el deseo se conecta con el lenguaje. Todo sexo dice más de lo que pretende. Si todo el sexo es conceptual, ¿significa que lo puedes «entender»? ¿Si lo entiendes lo estás experimentando? O se excluyen las posibilidades – ¿por entenderlo no lo experimentas? Si no puedes delimitarlo debidamente, ¿cómo sabes que no estás teniendo sexo, aunque solo sea un poco, ahorita mismo? Solo lo sabrías con seguridad si es que, leyendo esto, estás de hecho teniendo sexo, y por tener sexo sabrías que no estás no teniendo sexo. El espacio negativo del sexo está incluido en su conceptualización ante la posibilidad de que se estructura simbólicamente. Es decir, la mente es parte del cuerpo.

John

[divider]

Pornobalismo

por Ana Cervantes

La propuesta de participar en «Resistencias mínimas»  brindó la oportunidad de pensar y entender los cuerpos de otras formas, deconstruir la sistematización de la naturalización de las prácticas sexuales y del sistema de género.

Entendiendo el cuerpo entero como órgano sexual y la sexualidad como tecnología, presentamos cuerpos eróticos, cuerpos parlantes que, mostrándose como porno, niegan la penetración binarista entre hombre y mujer como fin único de este. Sexualización de la totalidad del cuerpo para entender brazos y piernas, dedos y rodillas… Como recepto-productores de placer.

[divider]

Yummi bloody shame

por Jorge Gómez del Campo y Minka Reed 

——-

Jorge: As a kid I had the good fortune to survive too many violent situations. And as a teenager, I was adrift in the life that violence creates. And so, unsure of what to do and unable to continue, I burned down my parents’ house.

Good or bad, right or wrong, I acted. And life changed.

Cuando era niño tuve la suerte de sobrevivir demasiadas situaciones violentas. Y cuando era adolescente, estaba a la deriva en una vida creada por la violencia. Y así, sin saber qué hacer y sin poder continuar, quemé la casa de mis padres.

Bueno o malo, correcto o incorrecto, actué. Y la vida cambió.

Minka: I have learned to treat myself the way that others see me.

I have to constantly fight (myself) to be something other than an object of our hetero-patriarchal white-supremacist desire. I have to fight against everyone around me who insists on owning and protecting me, while also constantly trying to prove that this is something that needs to be fought for.  Who doesn’t want all the «advantages» of being tall, thin and white, where everyone wants to control you and the way you present yourself?  My body is valuable only in so far as it belongs to your gaze.

My blood, my cunt, my lips-speaking-open: small reminders of the revulsion, desire and violence that I can in(e)voke.

He aprendido a tratarme a mí misma en la forma en que me ven los demás.

Tengo que luchar constantemente (contra mí misma) para ser algo más que un objeto de nuestro deseo racista, hetero-patriarcal. Tengo que luchar contra todxs que insisten en protegerme, en ser mis dueñxs, mientras que tengo que constantemente tratar de comprobar que esto es algo que necesita ser luchado. ¿Quién no quiere todas las «ventajas» de ser alta, delgada y blanca, donde todo el mundo quiere controlarte y la forma en que te representas? Mi cuerpo es valioso sólo en la medida en que pertenece a tu mirada.

Mi sangre, mi coño, mis labios-hablando-abiertos: pequeños recordatorios de la repulsión, el deseo y la violencia que puedo in(e)vocar.

[divider]

Beleño Negro

«Aramu_Muru_0264.obj»

¿Qué será de la curiosidad sexual dentro del internet en los próximos años?    – Habrá que conseguirnos un mouse con más botones.

tumblr_nzfycn0idW1v043afo1_500

beleno.tumblr.com

[divider]

La mirada y lo privado, escultura.

por Carolina Arango Díaz y Rodrigo Adrián Galindo Frías

¿Quién no es un pervertido? ¿Quién no reprime algún deseo? ¿Quién no quiere satisfacer sus deseos? ¿Quién no desea seguir deseando? La libertad sexual conlleva la conciencia de uno mismo y una conciencia social. Somos observadores y somos observados; nos revolcamos en una orgía visual. Observar es un acto transgresor, de resistencia y de libertad. Saberse observado no ejerce la misma presión que antes. Observen todos como deseamos, como cogemos y cómo morimos.

[divider]

 

10 centímetros de lengua

Una, acción colectiva.

Duración: Aproximadamente 30 minutos

(¿)Todo pasó por el chocolate(?), lenguas de fuerza impensable me empujan la carne, otras tan delicadas que a mi torpe piel le cuesta hacerlas conscientes, otras tan íntimas, tan esmeradas, tan afectuosas, otras deseosas, caníbalxs, de a dos, insaciables, otras larguísimas haciendo hincapié en la distancia de nuestros cuerpos y por eso exacerbando nuestra unión lengua-pezón, otras tímidas, fugaces, otras solemnes, magníficas, que inesperadamente me avergonzaron haciéndome sentir indignx de tal manifestación.

La acción nunca fue mía, fue de todas esas lenguas su acción en 10 cm2 activó toda la habitación y a los cuerpos allí presentes. (¿)Todo pasó por el chocolate(?).

[divider]

Mirnx roldán y Guru Seva

Pleasure translates beyond penetration, gender and, especially, beyond the methods used to archieve that pleasure. This series of images aims to desgenitalize the pleasure by two bodies. En respuesta a esto elegimos comernos todo el negro que fluye por nuestros cuerpos. Disfrutar el goce anal, uno de nuestro puntos en común, en el presente hedonista perpetuo.

[divider]

Listado de Obra

 

Contamos con la participación de los siguientes artistas:

 

Ana Cervantes, video-arte, Pornobalismo

 

Frida Robles, arte-sonoro, Agencia Electro-Edípica (AEE)

 

Carolina Arango Díaz y Rodrigo Adrián Galindo Frías, escultura, La mirada y lo privado

 

John Lundberg, dibujo, Schrödinger’s head

 

Una Pardo Ibarra, performance, 10 centímetros de lengua

 

Mauricio Patrón Rivera, video-ensayo, farmacopornocapitalismo

 

Jorge Gómez del Campo y Minka Bell, video-arte, yummi bloody shame

 

Luis Hernández, escultura, La culminación de la virgen

 

Beleño Negro, escultura virtual, «Aramu_Muru_0264.obj»

 

Minka Bell

Abrir publicación

Ender Rodríguez: el cuerpo como problema

En diferentes series relacionadas con la sensualidad, el autor plantea trabajos eróticos en donde desea mostrar la auto/represión de la sensualidad, donde el cuerpo se convierte a veces en cárcel, en problema -como autodomesticación y encarcelamiento-, pero destacando un aspecto lúdico de goce y placer que reivindica, al final, ese supuesto cuerpo anómalo.

Pueden ver más de su trabajo en: http://www.enderodriguez.blogspot.com/

[divider]

Ender Rodríguez (San Cristóbal – Venezuela. 1972). Artista plástico-visual y escritor. Lic. En Educación Integral. Ha recibido talleres con Ulacio Sandoval, Rafael Sánchez, Alexis Pérez Luna, Carmen Hernández, Nidia Gutierrez, entre otros. Ha participado en más de 70 exposiciones colectivas e individuales, a nivel nacional e internacional. Desde el año 2012 decide no participar en Salones de Arte a menos que sea para ironizar al respecto, cuestionándose incluso a sí mismo.

Abrir publicación

El cuerpo expuesto

por Miriam Vega

El Cuerpo Expuesto es un proyecto fotográfico narrado en primera persona a través del autorretrato. La intención va más allá de documentar el acto de la enfermedad, y descodifica qué aspectos en relación a la vulnerabilidad y la discriminación se entretejen dentro del marco medico-social y político- económico.

     Su cuerpo a través del autorretrato ubicado es considerado un lugar de contestación crítica. Reflexiona sobre cómo opera y resuelve en diálogo con la enfermedad, siendo este un cuerpo de mujer y considerado por esta serie de factores un cuerpo incrédulo. Su intención es politizar a través de la imagen que nos ubique en un contexto de lucha a través del «do it your self» y que visibilice, a través de la red, aquello que incomoda. Las nuevas tecnologías hacen que la ausencia se convierta en presencia, a través de su cuarto propio conectado, abriendo el debate en territorios discriminados y no regenerados.

[divider]

miriamVegaMiriam Vega (León,1980). Su trabajo fotográfico investiga identidad, género y la vulnerabilidad del cuerpo a través del tejido, el autorretrato y la enfermedad.
Entre algunos de sus proyectos podemos destacar su participación en el Festival de Miradas de Mujeres con “Arqueologías de lo íntimo”, “Corporeidades Feministas en España» para el Museo de las mujeres de Costa Rica y su proyecto autobiográfico «El cuerpo expuesto».

E-mail: miriamvegaruiz@gmail.com
miriamvega.es
Catálogo para descarga: http://issuu.com/aracorbo/docs/catalogomiriamvega__final

Abrir publicación

Mujeres en la gráfica: lucha y resistencia

Invisibilización y posicionamiento de mujeres en el arte [1]

por Mujeres grabando resistencias (MUGRE)

 

“Mujeres grabando resistencias nace de la iniciativa de 14 mujeres que buscamos plasmar la fuerza de nuestras propias luchas y protestas,así como las de otras mujeres que luchan contra la opresión del capitalismo y patriarcado.
Así, nos sumamos a millones de mujeres en el mundo”.
¡Aunque te llamen loca por luchar tú mujer lucha!

Hay una ausencia [invibilización] de registro del trabajo de mujeres en el arte, porque la historia del arte es primordialmente la de los artistas varones, además de estar escrita por ellos.

     Contrario a lo que se pensaría, en el arte social pasa lo mismo. Esta historia está marcada por el caudillismo, tanto en la imagen como en su producción y reproducción simbólica. Pensamos en las imágenes del Ché, de Zapata, de Francisco Villa o el Sub como íconos recurrentes en la gráfica relativa a la protesta social, y vemos en esas imágenes el reflejo de que la participación de la mujer en la lucha no ha sido ni reconocida ni representada. En el mejor de los casos, se les asigna el papel de acompañantes o guía maternal. No por nada el lema de la revolución en los setentas leía: “a parir madres latinas, a parir más guerrilleros”, restringiéndola a cumplir con la reproducción biológica. ¿Quién de las mujeres no ha querido ser la compañante de un gran revolucionario? y en cambio, ¿cuántas han anhelado SER la revolucionaria? Quizás quienes esto leen, nunca se sienta representados en el icono revolucionario de una «Adelita», pues es una figura invisibilizada, no protagónica, no es la que hace las barricadas, sino la que las mantiene, reiterando así el papel de la madresposa[2] que se busca imponer a las mujeres.

Por otro lado, las mujeres son cosificadas en el momento que la protesta social es acallada y ellas tomadas como botín sexual de guerra, a manera de estrategia de Estado para fracturar la comunidad, el movimiento, la organización. Recordemos lo ocurrido en Atenco en 2006, donde la policía irrumpe en el territorio de la comunidad y ataca violando a mujeres y hombres para desactivar el movimiento. Ejercieron un «castigo ejemplar» a través de las violaciones bajo una estrategia de terrorismo de estado para quebrar la organización de ese momento e inmovilizar con el miedo cualquier manifestación o protesta.

     Y cuando se pasa al plano de reconocimiento en el arte, las mujeres son valoradas a través de su vida, sobre todo sexual. Por ejemplo, la pintora Frida Kahlo como sufrida autopersonaje de sí misma, o como sufrida por ser esposa del pintor Diego Rivera. Y recordemos su sufrida relación como sufrida vida misma con otra contemporánea de esa época, Nahuin Ollin (Carmen Mondragón) escritora y pintora mujer hipersexualizada, “mujer violenta al vivir y al amar” y musa de artistas socialistas. Y siguiendo el contexto del arte social… ¿quién conoce a Fanny Ravel, pintora y grabadora e integrante del Taller de Gráfica Popular (TPG)? Si alguien puede dar referencia de ella, generalmente será porque fue amante de todos y todas de sus contemporáneo, y no por ser una de las primeras pintoras muralistas.
Si las artistas mujeres se reivindican como productoras de imágenes, como mujeres que han sido capaces de enunciarse, no son reconocidas en la historia del arte. Andrea Gómez, grabadora y también integrante del TGP, mujer comprometida con su entorno social, de quien una de sus imágenes fue multireproducida sin darle crédito, o dándole poca importancia, juega el mismo papel de olvido que sus compañeras de taller Elizabeth Catlett, Rosario Cabrera.
Tenemos a la artista visual Rini Templeton, participante del TPG y que toma como suyas muchas de las causas populares del México de los 70 y 80. Sus imágenes hacen notar su compromiso y acompañamiento en las luchas sociales que participó, también llama la atención su manera de trabajar en el sitio, en las marchas y es posible decir que es una de las primeras artistas que libera la imagen del autor: no firmaba lo que hacía, simplemente circulaba sus grabados, así como iban saliendo. En todas estas artistas sólo quedan sus mágenes, sin saber de quién son.

En ambas artistas sólo quedan sus imágenes, sin saber de quién son. Algo parecido es el trabajo de Favianna Rodriguez.

     En este pequeño recuento de mujeres posicionándose en el arte Mujeres Grabando Resistencias (MUGRE) encuentra una brecha en el camino del arte para seguir adelante, pero nuestro trabajo no es sacar a la luz a estas mujeres del TGP –sino estaríamos haciendo historización-, sino que nos vinculamos a ellas por realizar el mismo trabajo de la gráfica social pero que nos diferenciamos por no ser las mujeres cosificadas, sexualizadas, como compañeras—medresposas o amantes del hombre. Somos mujeres en construcción, buscando posicionándonos como autónomas en colectivo y llevando a cabo la sororidad.

      Sacamos a la luz, los diferentes papeles y posicionamientos de las distintas mujeres, como se ve reflejado desde nuestro primer trabajo, El fanzine, con la visibilización de la mujer negra y la tercera raíz en México, apropiándonos de nuestros cuerpos y sexualidad, en el derecho a decidir, en el papel de activistas sociales y políticas, como las mujeres zapatistas, destructora de una identidad de la mujer mexicana y latinas y apostando por la multiplicidad y diferenciación de identidades; como la mujer maíz , mujer migrante, mujer fuego, como mujer apropiándose de los medios de comunicación tecnologías… haciendo énfasis en la lucha y resistencia.

     Cada uno de nuestros trabajos: Tarjetas sportcart, como incentivo y uso de la bicicleta; Por nuestros muertos, con la visibilización de feminicidios y rescate de la tradición de nuestros muertos frente a imposiciones de otras culturas; Vivas nos queremos #1 Y 2, que tuvo tanto éxito que pudimos relacionarnos con otras mujeres de Latinoamérica y Europa que quisieron aportar su gráfica y compartir juntas, pues no somos una historia individualizada sino colectiva y trabajamos con otros colectivos para posicionarnos frente al sistema capitalista, patriarcal y globalizado. Y nuestro último trabajo, Apropiación de territorio, entendiendo por ello lo que cada una quisiera: cuerpo, medios libres…ha tendido visibilizar a las mujeres en diferentes campos en que es y se desenvuelve.

     Estos son algunos ejemplos de como hemos venido trabajando, posicionándonos frente y contra la violencia hacia las mujeres, lo cual consideramos es también un posicionamiento desde lo político por medio del arte, ya no como mujeres madresposas, acompañantes de un hombre, o cosificadas.

     Así, finalizamos con la idea de asumirse como mujer para posteriormente producir desde el ser mujer desde esa mirada femenina que nos conduce a trabajar en colectivo, decidir horizontalmente y aprender de esa manera, donde no hay la que sabe más o la que no sabe nada –anulación de jerarquías-sino en esa producción de espacio que nos lleva a convivir y a compartir saberes donde el planteamiento es lo común y nuestra manera de relacionarnos es lo afectivo y nos reconocemos en un compromiso de trabajar lo social.

[1] Tanto «invisibilación» y “las mujeres” son categorías que utiliza el discurso feminista. El de las mujeres se retoma de Marcela Lagarde, y el otro de Marta Lamas.

[2] El concepto de «madresposas» lo utiliza Lagarde, Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas. UNAM, México, 2005.

 

Abrir publicación

Vesubio (y la revolución por otros medios). Gráfica de Maia Gattás

por Maia Gattás Vargas

MANIFIESTO

Palestina monamur
es la necesidad de hacer visible,
una posición política,
una furia,
una descarga.
es la excepción que hace a la regla
(todo vive en los caminos subterráneos)
es la punta del iceberg
(la sangre corre por los túneles)
es el chivo expiatorio:
je sui:
yo soy, yo no soy
-no me dejan ser-
existir es resistir
(el tercer mundo existe y resiste)

una patada ninja entre occidente y medio oriente

Vesubio forma parte del trabajo dentro del colectivo «PALESTINA-MONAMUR (o la revolución por otros medios)».

[divider]

foto-autoraMaia Gattás Vargas (1986). Licenciada y profesora en Ciencias de la comunicación (UBA). Doctoranda en Arte contemporáneo latinoamericano (UNLP). Se desempeña como docente y artista con el grupo Palestina monamur (artes visuales y rap). Militante de la causa Palestina en latinoámerica.

páginas personales:

Abrir publicación

Un tributo a las mujeres artistas en México por Katja Von Helldorff

por Katja Maya Von Helldorff

“Artistas en México” es un mural que se puede encontrar en un muro en Xochimilco mientras se navega en trajinera sobre uno de los canales que desemboca en el Embarcadero de Belem, en uno de los barrios más antiguos y tradicionales de la Ciudad de México. Ahí podemos ver 22 retratos de mujeres artistas que viven y trabajan en México y que se desempeñan en diversas áreas del sector cultural de nuestro país como son Jesúsa Rodríguez, Lorena Wolffer, Monica Mayer, Maris Bustamante, Diana J. Torres, Nina Hoechtl, Rotmi Enciso y Alí Gua Gua entre otras.

Para realizar esta obra la artista belga Katja Maya Von Helldorff se dio a la tarea de citarse con artistas mujeres a quienes les pidió que modelaran para ella para poder registrar sus facciones en un dibujo que sería llevado al grabado en metal.

     Katja eligió Xochimilco para hacer su obra por una afortunada casualidad en la que terminó colaborando con el colectivo «Xochimilco no te mueras», quienes le cedieron uno de los muros que tenían disponibles para intervenir.

     Katja plasma exclusivamente retratos de mujeres artistas desde una posición feminista de darle visibilidad a la labor de las mujeres, aunque no todas las que aparecen son feministas. Como recién llegada a México y sin conocer a nadie, Katja se puso a contactar con artistas que le llamaban la atención y a su vez ellas la ponían en contacto con otras y así fue armando la cadena de retratos.

     La artista comenta que le ha llamado la atención que los turistas que pasan frente al mural al leer “Artistas en México” bien grande en la parte superior del mural y no encontrar en él a los “grandes” hombres artistas mexicanos como Diego Rivera. Se han llegado a molestar hasta el punto de reclamarle, siendo que es bien sabido que en el medio del arte el trabajo de las mujeres artistas es constantemente pasado por alto en las grandes revisiones históricas sin que nadie se inmute.

[divider]

Mi nombre es Katja Maya von Helldorff.  Soy belga de nacionalidad, pero mi carrera artistica la desarollé en Berlin los ultimos 15 años… desde el 1999, asi que traigo algo de Alemania tambien. Ahora vivo en México, DF. Hace 3 años, decidi dibujar gente… no cualquier gente… mi entorno…

Abrir publicación

ARCHIVA: Obras maestras del arte feminista

No es desconocido el arduo trabajo que «Pinto mi raya» ha hecho durante más de 25 años recopilando la documentación hemerográfica que surge en torno a performance y arte acción en México. Pero, además, recientemente Mónica Mayer ha activado la «Archiva: Obras maestras del arte feminista», en donde recopila las piezas de artistas feministas en México desde los 70 hasta ahora, para recuperarlas de la invisibilización constante.

     Aunque por el momento alberga 76 obras, es, como cualquier archivx, un ente vivo que se seguirá nutriendo de los trabajos realizados por mujeres artistas feministas que suelen quedar relegados de los espacios de poder del arte. Es una de esas «Otras historias» que quedan veladas, aunque se encuentren vivas y creciendo constantemente.

Compartimos el linka para descarga aquí:

http://www.pintomiraya.com/redes/archivo-ana-victoria-jimenez/item/158-archiva.html

Abrir publicación

Escribo de memoria…de lo que me contaron y de lo que vi

Bertha

por Adriana Raggi Lucio

Escribo este texto de memoria, de la memoria de lo que me contaron y lo que vi de mi abuela, quien murió una semana antes de cumplir los 100 años. Siempre que pienso en ella, pienso en una mujer fuerte e interesante. Bertha Gómez Maqueo Olivera fue una de las primeras mujeres en estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras.  Se graduó como Maestra en Letras en 1937 con la tesis La forma y el contenido en la novela de Pérez de Ayala. En alguna ocasión me contó que en su facultad las únicas mujeres eran ella y una monja. Bertha era apasionada del idioma, por eso estudió letras. El inglés y el español eran sus dos idiomas, los manejaba ambos como lengua materna.

     Aun recuerdo la foto de su papá vestido de marino, mi bisabuelo, que ella guardaba con gran cariño y admiración en su cómoda. Mi abuela fue educada de una forma estricta, con una madre fuerte y desde mi punto de vista muy fría. Claro yo era muy pequeña cuando mi bisabuela Bertha Olivera era ya una señora muy grande, ella murió a los 92 años, y siempre fue, para mi infancia, una figura central y misteriosa de la vida en la casa de mi abuela. No recuerdo nunca haber cruzado una palabra con ella.

     Mi bisabuela estaba casada con el Capitán Antonio Gómez Maqueo –quien era su primo– y que luchó contra la invasión estadounidense a México en 1914, para después unirse a las filas del General Francisco Villa. En 1915, decidió retirarse de la vida militar y se fue a trabajar como marino mercante. El destino lo llevó a vivir en Estados Unidos. Para finalmente regresar a México en 1932 y trabajar duramente por la fundación de una escuela náutica en Mazatlán, para lo cual tuvo que negociar con el presidente Cárdenas y la clase política de ese momento, y la que ahora lleva su nombre Escuela Náutica de Mazatlán “Cap. Alt. Antonio Gómez Maqueo”.[1] Mi abuela nació en Estados Unidos, y renunció a su nacionalidad gringa cuando regresó a México. Un poco antes de morir, me pidió que pusiera música de fox-trot y entonces me platicó, con gran emoción, cuánto disfrutaba bailarlo cuando llegó a México en su juventud, por supuesto lo aprendió en los Estados Unidos. Yo nunca la vi bailar.

     Desde que yo recuerdo mi abuela y mi abuelo, Fernando Lucio, no vivían juntos. Mi abuelo era un hombre guapo y sumamente mujeriego, tuvo muchos hijos y muchas esposas y parejas. Lo de guapo lo supongo, porque a mí de daba miedo el abuelo Chango, nunca he sabido porqué le decían Chango, me saludaba de mano, con una mano inmensa. La hermana menor de mi abuela, Margarita, me comentó, en una ocasión que mi abuela estaba enferma, y la cuidábamos ella y yo en el hospital: “cuando tu abuela se casó con Fernando, lo hizo a sabiendas de quién era él, pero eso no le importaba, estaba enamorada y sobre todo, se divertía muchísimo con él. Que no te digan que su vida juntos fue puro sufrimiento”.

      Mi abuela tuvo cuatro hijas, Bertha, Emilia, Lupe y María Fernanda. Trabajó como profesora en la SEP por muchos años, escribió libros para estudiar inglés. El que más recuerdo se llama English alive: an English course for Mexican secundaria schools, publicado en 1975. Fue fundadora, en 1973, de la Asociación Mexicana de Maestros de Inglés, MEXTESOL. La enseñanza era su forma de vida. Recuerdo que cuando tenía 80 años le comentó a mi papá que ya no era la misma de antes, que después de dar cuatro horas seguidas de clases se cansaba. Aun recuerdo a mi papá sorprendido diciéndole que cualquiera se cansa después de dar cuatro horas de clase.

     A sus ochenta años daba clases y viajaba en metro a su trabajo. En algún momento trabajó en la SEP, en la certificación de locutores de radio y televisión, haciendo los exámenes de inglés. Ella contaba sus experiencias ahí, le gustaba conocer a los actores que iban a hacer sus exámenes. La jubilación no la trató nada bien, en algún momento su sueldo era de 2,000 pesos que no le servían para nada. Pero ella siguió trabajando desde su casa, hacía traducciones y cada año asistía a las reuniones de la MEXTESOL.

     Durante un tiempo, en mi infancia, no la vi porque se fue a estudiar a Inglaterra, no recuerdo que edad teníamos ninguna de las dos, pero a mí me parecía genial que la abuela estudiara. Esa es una de las cosas que más tengo presente de ella, su sentido de búsqueda de soluciones ante la vida. Y ya casi a sus cien años, su absoluta desesperación por no poder ser independiente, su cuerpo no se lo permitía, a pesar de su lucidez y su buena memoria.

     Mi abuela no fue especialmente cariñosa, aun recuerdo con cierto horror que ella mi mamá se saludaban de mano. Pero su lejanía física se compensaba con su cercanía mental, siempre se preocupaba y sabía que hacía cada una de sus hijas, sus nietos, bisnietos y, casi al morir, su tataranieta. Tenía en la mente las cosas que nos gustaban y nos interesaban a todos. En su lecho de muerte me dijo: “recuerdo mucho las cartas que me escribías cuando te fuiste a estudiar fuera de México, las recibía con mucho cariño”, entre otras cosas que quedarán entre ella y yo. Pero ahora que he escrito esta breve memoria de mi abuela, lo hago con el mismo cariño con el que le escribí esas cartas. Simplemente para recordarla, porque su vida merece ser contada.

[1]Al respecto se puede consultar Julio Alfonso Ruíz Ramírez Escuela Náutica de Mazatlán “Cap. Alt. Antonio Gómez Maqueo” La historia. Bloomington: Palibrio, 2012.

[divider]

Abrir publicación

Lo que nadie me dijo de la disidencia sexual

por Benjamín J. M. Martínez Castañeda

Hace poco, no mucho, alguien me hizo una pregunta: ¿Cómo llegaste a los estudios de género y a la teoría queer? Fue algo que no supe contestar de primer momento. Después de tratar de recordar de manera veloz cómo llegué ahí, vino a mi mente una imagen de cuando tenía 18 años; me encontraba cursando el tercer año de preparatoria y tenía que acreditar una materia llamada Historia de la cultura, la cual impartía el profesor Héctor Jiménez en la ENP 1 “Gabino Barreda”. La indicación del profesor fue: elegir un tema contemporáneo y desarrollarlo desde alguna de las metodologías vistas en clase. Yo no sabía qué hacer, pero un buen día fui con mis amigos al Living de Reforma; esa noche se encontraba ahí Guadalupe Loaeza, había ido a anunciar que escribiría un libro sobre la “cultura homosexual”, el cual, tiempo después se publicó bajo el nombre: En el clóset (2010). Cuando el profesor Héctor nos preguntó de qué escribiríamos para nuestro ensayo final, yo le pregunté si se podía hablar de una cierta cultura homosexual; él contestó que sería un buen tema de investigación y me aconsejaba revisarlo desde los estudios lésbico-gay, de su boca comenzaron a salir nombres al infinito; el único que pude grabarme en la cabeza fue el de Antonio Marquet.

    El primer, y único, libro que revisé de Marquet en aquel año 2007 fue: ¡Que se quede el infinito sin estrellas! La cultura gay a fin de milenio (2001). En él encontré un vasto archivo sobre el movimiento LGBT desde los años 60 hasta los 90 del siglo XX. A decir verdad, no me sentía identificado con esas luchas, sin embargo, me llamaba la atención la forma en que se colectivizaba el movimiento; algo que me hacía ruido era que los colectivos se hacían, se deshacían y rehacían. Mi pregunta es: ¿por qué? La respuesta la supe muchos años después, más adelante hablaré al respecto. En aquel libro de Marquet también encontraba manifestaciones artísticas bajo los nombres de Julio Galán, Armando Cristeto, Tito Vasconcelos, Alejandra Bogue, entre otros, además de festivales como la Semana Cultural Lésbica Gay. El movimiento LGBT se veía consolidado y fuerte, pero algo estaba pasando en mi generación: la disidencia se disolvía. Entre mis amigos y compañeros lesbianas y homosexuales no sentíamos represión ni opresión, al contrario, sentíamos gran libertad para salir a las calles sin pancartas ni marcas en el cuerpo.

   Al externar este sentimiento con el profesor Héctor, me pedía que revisara los medios de comunicación, en particular los programas de televisión,  y cómo se usaba la figura de las identidades lésbico-gay en ellos. Yo casi no veo televisión, fue un trabajo bastante difícil. El primer personaje abiertamente gay que recuerdo en una telenovela era un chico llamado Freddy, después aparece su novio Charlie, esto en la telenovela Clase 406 (2002). En una de esas ojeadas a la TV, estaba el escándalo: ¡Christian Chávez es gay! Para mí fue un: ¡bah! ¿Apenas lo saben? Para mí era más que obvio, él era cliente frecuente del mítico Living de Reforma. Después de esta desgarradora noticia sobre la sexualidad de quien pintaba para galán de telenovela, di con los programas Válvula de escape (2001-2001) y Desde Gayola (2002-2006 / 2008-2013), ambos conducidos por Horacio Villalobos. En estos programas se hablaba de la diversidad sexual, pero con un conductor de clóset, racista y clasista; todo el tiempo Villalobos se la pasaba menospreciando las producciones locales y enalteciendo las gringas, de los artistas que ocultaban su sexualidad Villalobos de jotitas chuscas no los bajaba. ¿Cómo alguien que habla de diversidad sexual, se puede expresar así en medios masivos de comunicación? Y qué decir de La Manigüis, personaje creado por Villalobos para Desde Gayola y que, en lugar de dignificar la figura y la identidad del homosexual, la humillaba públicamente. Alejandra Bogue pertenecía al equipo de Desde Gayola, en el año 2005, luego deja el programa y, a partir de esto, Villalobos se expresa de ella como «el viejito con chichis de labio leporino». Vuelvo a mi pregunta: ¿es justo que alguien que intenta hablar del nuevo movimiento homosexual, se exprese así de una persona transgénero, olvidando la lucha que hay detrás de todo el movimiento de liberación LGBT?

     Así fue mi primer acercamiento con los estudios lésbico-gay. Sobre el trabajo que tenía que presentar realmente no recuerdo nada sobre el desarrollo ni las conclusiones, sólo conservo las fuentes de investigación. Sobre el cómo llegué a la teoría queer, siento yo que fue más dramático. Me encontraba saliendo como novios con un médico y todo pintaba color de rosa, pensábamos en formar un hogar en cuanto yo terminara la licenciatura –semejante idea propia de un joven de 19 años- ; él era todo para mí y supongo que yo para él igual, pues no me dejaba ni a sol ni a sombra. ¡Qué ironía es esto del amor romántico-celoso-posesivo! Los últimos meses de relación fueron bastante tormentosos, él se enojaba si yo salía con mis amigos, pero como todo tiene límites, yo llegué al mío; decidí que nuestra relación terminaría, las razones que le di, fueron: no estoy dispuesto a ser propiedad de nadie. ¿En qué momento se le ocurrió decir esto a un joven enamorado? Como respuesta obtuve: «está bien, mejor así, porque como te gusta salir mucho, en una de esas te acuestas con alguien y me contagias». ¡Uf!  En aquel tiempo (2010) me encontraba haciendo mi tesis de licenciatura El cuerpo post-humano y el cuerpo transexuado. El discurso de la jotería, en la cual estudiaba desde la fenomenología y postestructuralismo la figura del drag queen, encontraba en el cuerpo y el lenguaje los eslabones de la inteligibilidad discursiva. Mi trabajo de campo lo realicé tomando fotos y anotaciones en los shows de Las Hermanas Vampiro, en particular con Oswaldo Calderón, Carlos Bieletto y Roberto Cabral; en ellos vi la reflexión política que yo necesitaba: el perreo. Perra que ladra primero es pendeja –dice Oswaldo Calderón-, y de eso se trata, de ser cautelosos y hacer de las palabras nuestras armas; aquí aprendí la violencia del lenguaje. Todo esto me tenía muy ocupado como para tirarme a llorar por alguien; en una de esas visitas rápidas que uno hace a la biblioteca en tiempos muertos encontré el libro Foucault y la Teoría Queer (2004) de Tamsin Spargo. Me puse a investigar el término y las búsqueda me dirigía a autoras como Butler y Preciado.

     En ese momento no me adentré en la teoría queer porque no la entendía, recurrí a las traducciones de Marquet: El crepúsculo de heterolandia. Mester de jotería. Ensayos sobre cultura de las exuberantes tierras de la Nación Queer (2006); me sentía atraído a él en cuando a la mariconería y la jotería como formas de desarmar la heterosexualidad ante las producciones culturales así como resistencia al discurso homonormado, es decir, la mercantilización de lo gay desde las relaciones de poder patriarcales. Para Marquet la Nación Queer está compuesta por identidades y cuerpos transgéneros, transexuales, lesbianas, homosexuales, bisexuales, intersexuales, travestis; todas aquellas identidades que resisten y niegan las sexualidades binarias. Solo que algo no andaba bien en la traducción. Esta fue la idea que yo tenía sobre lo queer. Terminé mi tesis y comenzaba a leer un poco de Beatriz Preciado, ahora Paul B. Preciado, y esa idea de los cuerpos parlantes y deseantes, la concepción del dildo potens, en sí, todas esas construcciones sobre la contrasexualidad y políticas anales me chiflaban la cabeza; encontré en Preciado a mi psicóloga y gurú que me orientó y auxilió para reconocer mi cuerpo, mi identidad y mis placeres, y así dejar de pensar en relaciones amorosas, interpersonales, amistosas y laborales, como relaciones verticales y heteronormativas.

     La primera cosa que nadie me dijo sobre la disidencia sexual: no le puedes decir «te quiero» a nadie, pues inmediatamente piensan que quieres algo “serio”. ¿Qué es serio? Sigo sin saberlo. Solo para aclarar, yo a mis amigxs les digo te quiero, como a Paco, Gab, Liz, Mirna, Adriana, Carmen, Moni (a ella le digo te amo), Oscar, Alex, Viky, Dany, Tadis, Abraham; así como a mis amantes, vigentes o no, como a Jesús, Ángel, Ignacio, Carlos, Daniel y los que se vayan sumando. El problema no está en el “te quiero”, el problema está en el decirlo. Hablar es confesar, es exponerte y volverte vulnerable; es bajar la guardia en estos tiempos donde se tiene que ser duro, donde todos estamos en busca de afectos, caricias y sentirnos queridos, sin necesidad de llegar a “lo serio”. Pero que miedo saber y reconocer que alguien me quiere en estos tiempos de individualismo. Yo no veo en el «te quiero» peligro alguno, al contrario, pienso que es un esfuerzo y una forma de preservar, se trata de un obrar a favor de la existencia humana; es decir, a favor y en función del amor que experimentamos como un proceso o devenir en estos tiempos de feminicidios, desaparecidos políticos, precariedad laboral…vulnerabilidad. Es estar con el hombro siempre libre para auxiliar a los que quiero y amo, es dormir con un ojo abierto para cuidar el sueño del otro; pero sobre todo, es poner el cuerpo para que el otro no muera en desgracia.

     Hace poco decidí alejarme un tanto de los estudios lésbico-gay y enfocarme de lleno en el estudio de la teoría queer y sus posibilidades en México, el «por qué», se lo debo a un mal sabor de boca. Fui invitado por las artistas, profesoras e investigadoras feministas queer Nina Hoechtl y Naomi Rincon-Gallardo a participar en lo que sería el XXVIII Festival Internacional por la Diversidad Sexual, antes Semana Cultural Lésbica Gay. Ellas fueron invitadas por la UNAM como curadoras de la exposición que cada año con año se realiza en el Museo Universitario del Chopo, ellas vienen de otras organizaciones, prácticas y escenas que no cuadran con la hegemonía LGBTTTI; la propuesta era agua fresca al canal estancado del movimiento LGBTTTI, el proyecto pensaba recompilar espectro y fragmentos de la diversidad sexual y su lucha en la Ciudad de México sin emitir juicios de valor entre las luchas. No sabía qué decir, en el fondo de mi ser, tenía la intuición que eso terminaría mal, pues ya tenía conocimiento de las dinámicas laborales de las persona que dirigen este festival; sin embargo acepté. Se me asignó trabajar con Liz Misterio, la tarea fue: mapear todos aquellos lugares, actividades o personas que fortalecieran a la comunidad LGBTTTI desde lo cultural; decidimos nombrar a nuestro equipo como prostéticos culturales, pensábamos en las prótesis y todas aquellas indumentarias estéticas que revisten al cuerpo desde lo médico y lo social, sólo que nosotras teníamos en la cabeza algo más amplio. Nos dimos a la tarea de investigar sobre prácticas sexuales disidentes, fetiches, cabaret, literatura, tiendas de ropa, lugares de colectivización identitaria y de producción artística; pensábamos que todo esto formaba esa piel cultural que reviste al cuerpo, eso de lo que tanto habla la fenomenología, de ahí el nombre de prostéticos culturales.

     Trabajamos unos meses antes de nuestra primera revisión grupal, al llegar ese día todos teníamos algo que decir. El equipo de encuentros buscaba que se le pagaran los covers de los lugares que visitaban, nuestro equipo se las veía difícil porque atravesábamos a los equipos de encuentros y activismos, éstos externaban que algunos colectivos y personas en específico no querían prestar material por órdenes de los del FIDS; nuestras curadoras tenían la noticia: posiblemente la exposición no sea parte del FIDS, pero ésta se realizará con o sin su apoyo. Al final por estrategia de no «perder su espacio», el FIDS apoyó la exposición. Sería muy injusto si tomara la palabra por cada unx de mis compañerxs, la historia que ellxs tengan que contar sobre la exposición que ellxs la hagan; yo me detendré en lo que viví.

      Archivos Desclosetados: Espectros y poderes disidentes se inauguraba el dos de julio de 2015 en el Museo Universitario del Chopo. Nuestra misión: pasarla bien y estar atentos a los comentarios. La exposición fue la primera en su tipo, una revisión de archivos conformada por: Archivo Histórico y Fanzinoteca del Museo Universitario del Chopo, Archivo Histórico de LeSVOZ A. C. y Comité Organizador de la Marcha Lésbica de México, Archivo Histórico del Movimiento de Lesbianas Feministas de México (1976-2015) Yan María Yaoyólotl, Archivos y memorias diversas, Archivo Piratas de Género, Archivo sobre el movimiento BI, Jorge Yañez, Archivo Súper Gay, Los 41, GHAI, José Luis Castillo Torres, Colección Rafael Cruz Báez, Colección Horacio Guerrero, Colección Musas de Metal Grupo de Mujeres Gay, Paulina Martínez Peredo, Jorge Claro León, Armando Cristeto, Colección Fidel García Reyes, Fondo I, CAMeNA/UACM, Jorge Estrada, Fabiola García, Rotmi Enciso, Producciones y Milagros Agrupación Feminista, Museo del Estanquillo, Bala Studio, Contacto condonería, Lovemouse y Luna Gótica. Pero si fue una exposición primera en su tipo dentro el FIDS, ¿cuál fue el problema? En palabras de Salvador Irys: «¿No les ha pasado que hacen una fiesta en tu casa y no eres invitado?» Los organizadores del FIDS querían ver a sus artistas en la exposición, querían ver a los mismos de siempre, y ver reafirmada en la exposición la “historia” que de la diversidad sexual ellos han venido construyendo desde finales de los años setenta del siglo XX. Sin embargo, no es la única versión de la historia.

     ¿Por qué estamos acostumbrados a hablar de lo que no está? ¿Por qué no podemos criticar de fondo? ¿Por qué hacer de lo superficial un huracán? Quizás porque no hay argumentos o no saben cómo criticar de manera inteligente. El equipo del FIDS y su galería Hazme el milagrito se dedicaron a rasgar con exageración, exigían cuentas, aclaraciones y disculpas. ¿Porqué disculparnos de una curaduría y una investigación? ¿A caso no saben que toda curaduría e investigación es un proceso de discriminar y organizar información? Sin embargo, yo tengo la vaga espina sobre el coraje de aquel equipo: un grupo de jóvenes con posicionamiento político feminista y cuir venía a desplazar a los mismos de siempre que se dicen hablar de la diversidad sexual, pero su única artista trans es Viviana Rocco, los mismos que no aceptan lesbianas en su círculo, los mismos que se quejan de la homofobia pero solo enaltecen cuerpos blancos hipermasculinos. ¿O sea cómo? Se nos tachó de ignorantes por no incluir una foto o el nombre de José María Covarrubias (La Pepa). Nuestra idea nunca fue hacer un homenaje a la persona sino a las causas; si hubieran observado bien la exposición, habrían notado que había carteles de la Semana Cultural Lésbico Gay fundada por La Pepa y Jorge Fitchl, la causa estaba expuesta. ¿Por qué hacer un altar al patriarca Covarrubias desde el feminismo? Otra ironía.

     Al parecer, para pertenecer a la comunidad gay se necesita ser machista misógino, o al menos eso es lo que nos hicieron saber Salvador Irys y Omar Feliciano. El equipo de investigación fue agredido a través de las mujeres que lo conformaban, en particular Nina, Naomi y Liz; los comentarios iban desde lo xenófobo hacia la güera extranjera pendeja, hacia lo clasista para la “hija” del diputado, etc. Yo como parte de ese equipo de investigación me sentía indignado; no voy a negar que caí en el juego de estos sujetos y me vi envuelto entre dimes y diretes que no pasaron a mayores, a diferencia de mis compañeras. En cuanto al equipo prostéticos culturales puedo decir que mostramos artículos como dildos, condonería, indumentaria leather, así como explantes para cuerpos trans; el bando contrario a través de varias cuentas de Twitter cuestionaban desde la burla nuestros objetivos. Están en su derecho de no saber lo que es la prostética, pero ¿porqué llegar a los insultos y difamaciones? tan fácil hubiera sido preguntar honestamente el significado de esta palabra; pero no, fue más fácil señalar y acusarnos de fraudulentos. Algo que me tocó vivir desde los prostéticos culturales fue la constante muestra de doble moral que existe en todos los sectores de la diversidad, veían en los dildos que mostrábamos una forma de exhibir lo íntimo y personal de las relaciones sexuales. ¡Momento! ¿No se han dado cuento cómo son las marchas LGBTTTI? ¿Han visto porno? ¿Sabrán lo que significa lo personal es político? Yo respondía en Twitter: «Se espantan por los dildos, pero bien que se los meten por el culo». Mi error.

     La idea de poner los dildos surgió por la firme causa que sostengo sobre el derecho al placer, algo aprendido de Paul B. Preciado; no se trata del placer por el placer, sino del placer situado. Es reconocer los grados de sensibilidad que posee tu cuerpo, es aceptar las posibilidades de afección que los objetos ejercen sobre tu cuerpo. Es el cuerpo vivo. Así es como me alío al feminismo cuir y al transfeminismo, desde el cuerpo situado. Sin embargo el bando contrario reaccionó desde el espanto; se ofenden de la exhibición de condones pero se olvidan de la crisis del VIH en los años 80 y 90, se ofenden por los dildos pero se olvidan de la pornografía gay donde el dildo es parte esencial. En fin, la doble moral nuestro peor enemigo. Nuestra nueva tarea: olvidarnos de Facebook y Twitter. Omar Feliciano, a través de estas redes sociales, agredía, hostigaba, acosaba y amenazaba a Liz; le toca a Liz contar su parte. Lo más alarmante, que Feliciano decía: «No me pueden acusar de misógino porque soy feminista». ¡Verga! ¿Si eso no es misoginia, entonces qué es? ¿Es verdad que un “activista feminista” hostigue y agreda de semejante manera a otras activistas feministas?

      La segunda cosa que nadie me dijo de la disidencia sexual: puedes ser feminista y joder a las otras feministas. Puedes hacer de la victimización tu mejor herramienta y forma de ataque. Si te agreden como equipo, puedes callarte, bajar la guardia y desaparecer del mapa con tal de no perder tus privilegios dentro de un sector que se mueve por conveniencia. Fue hasta entonces que entendí el por qué los movimientos homosexuales de los años 70 del siglo XX se disolvían a los tres días de haber nacido. Puedes pedirle a tus amigos que le dejen de hablar a los que te caen mal. Puedes ofrecerle tres pesos y chambitas a los amigos de los que te caen mal para desestabilizar su amistad. El activismo que pudo representar o significar el FIDS en sus mejores épocas, quedó reducido a difamación, chisme y actos mezquinos; nosotrxs no estábamxs preparadxs para pelear en esos términos, porque no es nuestro juego el reproducir esquemas y estrategias de batalla de los partidos políticos y la voz amenazante del patriarcado feminicida. La derecha ni para dar vuelta.

     Por estas razones es por lo que decidí distanciarme, por un tiempo al menos, de los estudios lésbico-gay, porque lo que nadie me dijo de la disidencia sexual es que ésta se vive y se encarna en cuerpo propio y no en discurso de dientes para afuera. He encontrado en lo queer una metodología y forma de trabajo que me permite ir más allá de los binarismos; he visto en lo cuir, más allá de una traducción vacía, un punto de partida en el que la enunciación desde esta trinchera es una resistencia política a las prácticas normativas y monosexuales. Lo que me ha dejado la disidencia sexual es un reconocimiento de mi cuerpo, dentro del espacio público y de las relaciones de poder. No se trata de renunciar a lo LGBT ni a lo cuir, para mí esto sería  tirar a la basura mi trabajo; se trata de limpiar el camino, ir abriendo espacios, reconstruir historias, repensar lo escrito, cuestionar las diferencias. Es crear posibilidades existenciales y afectivas con los otros cuerpos, historias e identidades que transgreden los límites de lo normal.

[divider]

Benjamín J. M. Martínez Castañeda

Facultad de Artes y Diseño (UNAM)

Facultad de Filosofía y Letras (UNAM)

https://benjaminmtzc.wordpress.com/

http://benjamin-walpurgis.tumblr.com/

Navegación de entradas

1 2 3
Volver arriba