Sueños y Pesadillas

por Paulina Moreno y Héctor Jardines

ROSA

Me nacen flores, me lleno de ellas.

Respiro de su esencia, alegran mi ser.

Suaves pétalos resbalan por mi cadera y dentro siento las espinas desagarrarme; tanta feminidad es abrumadora, me hace sangrar y preguntarme ¿lo bello es femenino?

Sólo me meto flores para saber cuánto puede estar dentro de mi, sentir sus texturas en mis paredes húmedas.

¿Podría engendrar una flor, una rosa roja que no muriera y me recordara la belleza de la juventud, la fragancia de mi ser y el brillo de la vida?

¡Cómo aceptar el fin de la vida!

¡ENGENDREMOS FLORES, HERMANXS!

 

 

RAÍZ

Tan profunda como la quieras encontrar,

deshagámonos de nuestra historia y memoria sin nosotros,

las raíces las tengo para beber agua.

Agua de ti.

 

CONCHA

La bella violencia de la vida, la simplificamos a la guerra, a los golpes, a oprimir, para poder sentir que somos alguien ¿cuándo vamos a poder sentir, entender y ver la verdadera esencia de las cosas, la tierra,  el aire, el mar y el fuego de las cosas?

Todo lo reducimos a palabras que toman miles de sentidos, que alborotan nuestra mente, nos toma la locura y nos deja mudos con temor a enunciar cualquier palabra.

(Es una tontería entonces escribir que la palabra nos deja mudos) Aquí la escribo, aquí donde se quedará en un romántico y estático siempre.

 

ALACRANA

AMOR…amor que nunca es siempre, que siempre es nunca y queremos ninguna certeza, pero el corazón y cuerpo del otro en nuestras manos y gritamos ¡amor libre! creyendo que es entregarse a cualquiera que nos encante y después nos escucho llorando a nuestra dignidad, herida (así como nuestros antepasados, entregamos y al final somos abandonados y saqueados) damos de beber al mezquino.

Pensemos que si vamos a dar de beber, que sea veneno para que con justa razón nos llamen:

¡PUTAS! ¡AMOR LIBRE!

Recorreremos sus cuerpos con nuestras manos, nos escurriremos en sus espaldas y cuando crean tenernos, los sorprenderemos con un pinchazo en el glande y ahora quiero escucharlos decir:

¡PUTAS! ¡ERES MIA! ¡AMOR LIBRE!

Matan en el intento de la pertenencia…

¡NUNCA SEREMOS SUYAS!

 

Espejo/regadera

Baila conmigo en ésta oscuridad que nos envuelve, quizás juntos podamos encontrar esa luz de la que todos hablan.

Si no, sólo ten tu mano, aquí junto a la mía, no me mires, sólo sostén mi mano y tratemos de encontrarnos en esta oscuridad o luz que no deja vernos a los ojos.

Mantengaos el ritmo, el que sea, el nos lleve, el que te lleve, el que me lleve, solo no sueltes tu mano, no soy sabia, no soy guía, grito, grito y floto en llanto.

¿Y si es violento? ¿y si perdemos nuestras manos?

Si yo perdiera la tuya, la buscaría, aunque sin ti puedo existir…

¡Toma mi mano y gritemos juntos!

 

EVA 

Eva, al final Lilith venció en tu ser, al fin decidiste dejarte vencer por el saber.

Saber deseoso que escurre por mis manos y se convierte en agua dulce que me humedece todo el cuerpo, siento los muslos temblar y la voz se me corta.

La forma en la que te curveas y envuelves mi cuerpo, hace que el durazno gotee, gotee, gotee, ¡quiero saber más!

Devórame fruto de placer.

 

HAZME GOTEAR

Tu serpentear no me atemoriza, mas tu mirada me hace temblar ¡que terror! ¡que placer entregarse a aquella piel suave y jugosa!

Crece en mi, placer del saber.

Idea original de

Héctor Jardines Alavez y Paulina Moreno Gutiérrez

Con todos los derechos reservados

Scroll To Top