Ryan McGinley: sobre la representación del tiempo catártico.

Ryan McGinley: sobre la representación del tiempo catártico.

Por Marisol Maza

La temporalidad humana esta construida a partir de entender la vida como un transcurrir que se encuentra en la polaridad o tensión entre el tiempo cotidiano y el tiempo extraordinario. El tiempo extraordinario, ya sea en el momento de la catástrofe o del placer, es aquel en que la identidad o la existencia misma de una comunidad entra absolutamente en cuestión, donde los valores en los que se rige se vuelven flexibles; el tiempo del acontecimiento lo es también de la reconfiguración.

El tiempo propio de la festividad es aquel en que se rompe con lo cotidiano, pero es también el tiempo compartido, múltiple. El tiempo de la irrupción, en el plano de lo imaginario; del estallido de lo cotidiano,  de la realización o de la aniquilación  de la comunidad, el momento de la luminosidad absoluta o  de la tiniebla absoluta.

La temporalidad de la fiesta puede concebirse como un tiempo similar al tiempo del placer sexual, que tiene una temporalidad propia a partir de la perdida de control, y a su vez, de la pérdida de noción de tiempo, del tiempo medido como tal.

El tiempo representado es siempre un tiempo fragmentado. Toda imagen fotográfica tiene una temporalidad propia y tiene intrínsecamente una narrativa, una historia contenida en la que el tiempo es reducido a una imagen estática.

El momento fugaz del instante, el momento de la subjetividad absoluta es convertido en una imagen objetiva que es posible analizar, revisar, interpretar.

En este sentido podríamos cuestionar de qué manera es posible la representación de esta temporalidad festiva, sin que se vuelva una ilustración de ésta. Tal vez al  ser participe de esa temporalidad alterada, de estar inmerso en el instante de la chispa, del estallido de la risa, del orgasmo. El tiempo de la catarsis. Imágenes que no permiten entenderlas del todo, descifrarlas, aquellas que no permiten acceder sino a partir quizás de la reminiscencia de la propia experiencia.

Para ver más de Ryan McGinley: http://ryanmcginley.com/#

Scroll To Top