“Quinceañeras” contra el feminicidio

“Quinceañeras” contra el feminicidio

El pasado 8 de marzo, jóvenes preparatorianas ataviadas con los clásicos vestidos de quince años, planteaban a quien las veía una dolorosa realidad: la violencia feminicida que se vive en este país y, concretamente, en el municipio de Ecatepec, donde muchas chicas que rondan esa edad, han sido secuestradas, o violadas y asesinadas. A continuación hablan aquellas “Quinceañeras contra el feminicidio” quienes, coordinadas por su profesor, Manuel Amador, forman parte del taller “Mujeres, arte y política”, de la Preparatoria 128, “Pancho Villa”, desde donde, afortunadamente, han recibido apoyo de la planta docente, especialmente del área de Ciencias Sociales para hacer sus acciones.

No se pierdan las imágenes de su extenso trabajo, al final de la entrevista.

 Por Ivelin Buenrostro

Fotografías: Archivo de Manuel Amador

 

¿Por qué la necesidad de este taller, cómo surge, desde cuándo? 

Surge de la necesidad de fomentar estrategias alternativas de disentir y cuestionar el poder y las formas opresivas hacia las mujeres; entre éstas el machismo, la misoginia, la vida precaria, la cultura de la violencia, la cultura de la discriminación, exclusión y negación socio-cultural de las mujeres que viven en uno de los contextos más pobres, más violentos y más criminales como lo es Ecatepec Estado de México.

     Las actividades en un inicio surgieron en el salón de clases y en el interior de la escuela con la necesidad de contar, evidenciar, cuestionar y reflexionar  sobre las características, orígenes y  formas en que se da la violencia hacia las mujeres.  La necesidad de salir a las calles se da por las cotidianas situaciones de violencia que miran, escuchan, viven y enfrentan las alumnas como lo es la violencia familiar, el acoso callejero, el intento de secuestro, la violencia sexual, la desaparición de mujeres y los feminicidios en el contexto de Ecatepec donde está nuestra preparatoria. El primer acto público fuera de la escuela fue en el contexto del 8 de Marzo de 2011, aunque antes al interior de la escuela ya realizábamos diversas actividades pedagógicas y lúdicas para reflexionar y cuestionar los problemas que se viven en esos espacios geográficos de Ecatepec -considerado por Sedesol uno de los lugares con extrema pobreza, llamado La cañada de San Andrés o “San hambres” como le dicen los alumnos y alumnas de la prepa-, como lo son: la vida precaria, la discriminación como cultura, la ruptura y ausencia de vínculos afectivos, la violencia, la violencia hacia las mujeres, entre otros. La región de la cañada la componen, entre otras, las colonias de San Andrés, Hank González, La Presa, San Pedro, Bordos y Tablas del Pozo.

    En agosto del 2013 surgió propiamente el taller “Mujeres, Arte y política” coordinado por el profesor Manuel Amador; este taller es para fomentar de manera más impactante actividades que desde el arte puedan analizar, decir, evidenciar y denunciar el gran problema de la violencia a las mujeres y los feminicidios en Ecatepec y en el Estado de México. El taller y las acciones que se han generado han servido para construir acciones artísticas y performativas que evidencien la violencia y llenan de humanidad este gran problema social; es impactar y sensibilizar para que se deje de mirar a  las víctimas como números y cuerpos expuestos en la calle y en la nota roja y luego se olvidan; tiene que ver en seguir diciendo permanentemente para que no se omita, para que las autoridades y la sociedad en general se mire ahí que las víctimas son seres humanos; es para mirar y llenar de luz, de humanidad y color un tema tan oscurecido desde los gobernantes al no actuar y frenar estos actos criminales es también llenar de fuerza y esperanza a las alumnas y los alumnos que participan, que se puede incidir y generar un movimiento.

 

P1050008

Luchadoras de la revolución y la independencia

¿Cómo es que el trabajo de este taller trasciende las aulas de su escuela?

Lilia Cabrera: Dando a conocer que no estamos solas, hablamos lo que nosotras somos, usamos el arte para defendernos para alzar la voz y no quedarnos calladas. El taller trasciende con una misma, con nuestra persona, y hacia afuera nos enseña que nos demos fuerza ante lo que nos rodea, dar a conocer a más chicas y más personas pues estamos en un lugar donde hay inseguridad, hay acoso, tenemos miedo de salir a la calles, hay feminicidios; nos enseña a darnos cuenta cómo es y cómo enfrentar nuestra realidad.

 Valeria Pérez: Permea la ideología de que existe una violencia en el lugar donde nos vivimos y nos miramos y al darnos cuenta de eso tomar conciencia de lo que está pasando.

Teresa Martínez: Por medio de las actividades que realizamos, porque tratamos de que estas sean llamativas y que así la gente ponga atención y así se lleve un mensaje, que capten y se pongan a pensar, hacer  conciencia y se deje de generar violencia a las mujeres.

Sonia Muñoz: Con base a la ideología y la acción que nosotras les trasmitimos a los demás mediante las  marchas, las imágenes, lo visual.

Carlos Daniel Domínguez: Principalmente en la ideología de cada uno de notros sobre lo que es  y o se considera a las mujeres.

 

¿Cuál es la importancia del arte en un contexto tan violento como el que se vive ahora? ¿Puede tener una incidencia social?

Sonia Muñoz: Si es importante pues se comunica más con el arte; a través de los performances hacemos que impactemos en la sociedad y de cierta manera nos voltee a ver y se dé cuenta de lo que está sucediendo; con el arte expresas mucha cosas que no puedes decir hablando, los problemas que hay y así evidenciar y se da cuenta más de las cosas que están sucediendo.

Adriana Hernández: Si, pues aunque en principio las personas no nos apoyan, porque la gente se nos queda mirando, se deja el mensaje y las personas que lo miran se quedan intrigadas; es dejarla pensando sobre un tema tan grave como los feminicidios y que vean como nos está afectando la violencia.

Tere Martínez: Si, pues es una manera de atraer a la atención, no solo de nosotras y  de los jóvenes sino de otro tipo de personas porque a través del arte podemos transmitir mensajes de lo que pasa, de los feminicidios, de la violencia que se ejerce, de las chicas desaparecidas; dotar de significado algo que pareciera tan insignificante, es decir el mensaje a la gente para que “lo capte”. Yo considero mi voz porque a partir de mí digo lo que algunas no se atrevieron a decir, porque también me gusta expresarme en todo lo que siento y lo que pienso, en lo que estoy en contra.

 

¿Cómo se organizan las acciones y se toman decisiones dentro del taller y las prácticas que realizan?

Respuesta de todas y todos: A partir de reconocer y debatir las problemáticas que vivimos tratamos de hacer algo que impacte a las demás personas;  reconociendo las opiniones, las perspectivas generadas a partir de las discusiones y debates se expresan ideas y de cómo vamos a lograr el acto creativo que logre impactar. Siempre se busca ser creativos y originales de cómo contar y evidenciar un tema tan difícil de enfrentar, un tema que se vive día a día, que es fuerte y difícil como son los feminicidios.

Tenemos una organización porque vamos a un mismo fin, el de hacer reflexionar a las personas, de generar un impacto en la comunidad, de denunciar, de evidenciar  los feminicidios y la violencia a las mujeres y llenar de humanidad esos problemas tan graves.

 

DSC09257

“Rojas y globos rojos contra la violencia a las mujeres”

¿Tienen apoyo dentro de su comunidad? (Escuela, amistades, familia, etc.) 

Ana Karen Vargas: De cierta manera en el ámbito escolar si, por parte de todos mis compañeros y por parte de mi familia, pues me dicen que tal vez sea poco pero logrará un cambio en el futuro.

 Blanca Estela Arroyo: En mi familia sí, pero de mi comunidad no tanto porque cada vez que salimos las personas nos dicen “esos revoltosos”, “pinches revoltosas”, pero no se dan cuenta que estamos poniendo un granito de arena para cambiar un pequeña parte.

Ana Santiago: No tenemos apoyo ya que la sociedad nos critica mucho a la hora de expresarnos, se nos critica por el solo hecho de ser mujeres de salir vestidas de una manera y expresarnos en la calle.

Gabriela Guevara: Hay veces que pensamos que todo lo que hacemos no va a lograr un cambio o el impacto que nosotras creemos que tiene, porque existe una opresión, pues en el momento en que alzamos la voz nos ponemos ante ellos; no quieren que el país despierte, que tenemos que obedecer lo que dice el machismo, el gobierno quiere que seamos en la ignorancia; pero tenemos que alzar la voz.

Adriana Hernández Peña: Sí de las familias. Una de mis tías me dijo que nomás estaba de “revoltosa”, que nomás perdíamos el tiempo, que esa era obligación de las autoridades y no de nosotras, sin embargo, mi mamá me dijo que estaba bien si lo que estaba apoyando era estar en contra de algo que nos estaba afectando.

Teresa Martínez:  Considero que hay muy poco apoyo pues aún no se llegan a sumar muchas personas para que esto realmente se tome en cuenta, para que esto tenga mayor visibilidad, siento que algunas compañeras y compañeros no se enteraran del tema, porque piensan que es normal recibir este tipo de violencia, lo ven como una cotidianidad, pero yo no creo eso, porque de una manera nos afecta a todas y personalmente como mujer me afecta, y como es una gran problemática  no quiero que esto trascienda a futuras generaciones.

10

“Mariposas contra el feminicidio”

¿Cuál consideran que es la incidencia social que tiene su taller y los performances que realizan en su comunidad? 

Lilia Cabrera: Ayuda a señalar a las demás personas que se pueden defender, que no va uno a quedarse callada u oculta sino al contrario enseñar el rostro, protestar con el arte, la pintura, las palabras; podemos demostrar que nosotras estamos seguras, que podemos expresarnos para que esto termine. Tenemos que luchar, demostrar que lo único que hacemos es sacar el coraje, que hemos sufrido alguna violencia, hemos sufrido el machismo cuando una persona te hace sentir menos. Con los performances enseñamos, “damos luz” y demostramos que podemos hacer algo; que de una forma u otra dice a la comunidad que ni ellas ni nosotras estamos solas.

Salma Cuevas: Impacta mucho porque en la realidad algunas personas no pueden ser capaces de decir “estoy enojada por esto”, o muchas veces no somos capaces de expresar cuando estamos enojadas y molestas por lo que pasa en nuestra comunidad; las personas piensan que no pueden defender sus derechos como mujer y al vernos puede hacerlas reflexionar. En mi experiencia con el taller he aprendido a tomar conciencia de los problemas que hay actualmente en mi comunidad, me ha permitido ser más libre ante el tema de la violencia.

Teresa Martínez: Es mucha, pues el impacto es en la comunidad, los performance son algo diferente. Una de las maneras de protestar siempre han sido las marchas, acá con los performance se trasmiteng nuevas ideas, nuevas opiniones desde el arte. Los medios de comunicación y las redes  nos han apoyado difundiendo este problema que se vive día a día.

Adriana Hernández:   Participar en estas acciones me ha aportado tranquilidad pues aunque a mí no me ha pasado, hablo por las personas que ya pasaron por eso o que en algún momento no pudieron defenderse o no fueron escuchadas; me ha ayudado en mi autoestima y sentirme bien conmigo misma porque ya no me reservo mis sentimientos y puedo expresarme.

Los performances, acciones y denuncias de este tipo suelen centralizarse, hacerse en el Zócalo o en las marchas en Reforma. ¿Por qué es importante que este tipo de manifestaciones se dé en otros contextos y espacios?

Adriana Hernández: Porque aquí estamos en el lugar donde pasa y otras personas no se enteran de lo que pasa al ir al Zócalo; porque acá es donde pasa y donde estamos expuestas y si la gente ve que no hacemos nada, ellos lo van a seguir haciendo -generar violencia-.

Alejandra Román: Para que se den cuenta en donde están pasando las cosas porque el contexto refleja la realidad de cómo es y cómo se vive, y desde ahí es importante denunciarlo y que las personas que viven alrededor tomen conciencia.

03

“Formas de violencia a la mujer en Ecatepec”

Aparte de “Quinceañeras contra el feminicidio”, ¿qué otros performances o acciones han realizado?

Las acciones públicas han sido varias ya por más de 4 años. Las primeras 2 las realizamos frente a las oficinas de Representación del gobierno del Estado de México en el Distrito Federal en el año 2011 y 2012 en el marco del Día Internacional de la Mujer. Los performances fueron: “Ni una más en el Estado de México” y “No más Violencia de Género ni Feminicidios en Ecatepec”; después decidimos realizar este tipo de denuncias  en el contexto de Ecatepec –donde está la preparatoria Francisco Villa 128- para atraer la atención de la comunidad ya que nunca recibimos respuestas del gobierno, por eso estamos en el contexto y lo seguiremos haciendo. Otros  performances que hemos realizado son: “Gritando con el cuerpo No más Feminicidios”, “Mariposas Negras contra el Feminicidio”, “Formas de Violencia a la mujer en Ecatepec”, “Arte donde se han cometido Feminicidios” y “Rojas y globos rojos contra la violencia a las mujeres”, realizados alrededor de los días internacional contra la violencia a las mujeres y de la mujer. También un grupo de ex alumnas en su mayoría formaron un colectivo llamado “Putas. Movimiento por los derechos humanos” inició acciones que se realizaban cada 25 de mes ahí en los lugares donde se han tirado cuerpos de mujeres, pero este se diluyó, aunque siguen participando en lo individual. De la denuncia en las calles de Ecatepec las actividades trascendieron al Museo de la Mujer con la intervención de mariposas “Sueños desde el borde de la oscuridad” y este año con el performance “Quinceañeras violentadas y desaparecidas” el cual, mediante fotografías, se expondrá en el Museo de la Mujer. Comentamos que el símbolo de las mariposas se ha generado como una propuesta desde las alumnas y se quedó ya como un símbolo que marcará una identidad que significa movimiento y esperanza sin dejar de contar ahí el gran tema de la violencia y los feminicidios.

    En este movimiento de denuncia se han acercado más voces, entre ellas artistas, fotógrafas, académicas, escritoras, periodistas nacionales como extranjeras quienes documentan y difunden este trabajo pero también la problemática de los feminicidios. De estas acciones, y con la integración de personas de la sociedad civil se ha conformado una Red que se llama “Red de Denuncia Feminicidios en el Estado de México” que estamos planeando acciones en conjunto y el cual tiene un perfil de facebook que tiene como objetivo evidenciar y también generar material para investigación sobre este tema.

 P1180151

¿Cuáles son sus principales logros? 

Toda y todos. En cada una de nosotras ha habido un cambio respecto a las ideas que teníamos anteriormente, estas nuevas ideas abren nuestras mentes y nos hace reflexionar sobre lo que está ocurriendo; así primero estas ideas las hemos empleado hacia nosotras mismas y después hacia afuera y ahí entran los performance.

    Despertar a la sociedad de algo que se consideraba perdido por que nadie se expresa o se expresaba pues no se suele tomar en cuenta, a nadie le importaba la violencia a las mujeres en estos contextos de pobreza y precariedad donde la mujer es desvalorada. De una manera luchamos contra el machismo de esa cultura  tan fuerte que existe en nuestro en nuestro país.

    Reconocer el valor de que somos mujeres. Tú como mujer te reconoces valiosa y te das tu lugar, es decir, con igualdad de derechos ante los hombres.

    Los avances son varios  pues muchos periodistas, nacionales e internacionales nos están buscando para conocer y difundir nuestro proyecto, nuestro logro es que nuestros actos, los performances, aportan a que no se olviden esas mujeres desparecidas. Aunque seamos pocas tenemos una gran denuncia sobre estos temas y con eso tal vez estamos contagiando de entusiasmo a las demás compañeras para que se sumen a estas acciones de denunciar y que puedan ellas llenarse de esperanza.

 

¿Cómo se ven a futuro?

Sonia Muñoz, Maribel De la Cruz, Francisco Copeño, Patricia Romero: Nos vemos con ganas de hacer algo, un cambio, ha sido un gran aprendizaje.  Nos vamos con un cambio, con ganas de seguir luchando por nuestros derechos, con ganas de seguir alzando la voz,  seguir apoyando las acciones que se den de este proyecto del que fuimos parte durante 3 años. Nos aporta el conocimiento de la importancia de entender la equidad de género, nos vamos con ideas claras de que las mujeres tienen fuerza, valen y se les debe de respetar. Seguramente estas ideas antes no las teníamos, ahora nos expresamos más libres y caminamos más seguras de nosotras mismas.

Patricia Romero: En mi familia he alzado la voz, ya no me dejo de mi papá ni de de mi mamá, porque me decían “¿para que tanto movimiento (el de realizar estos performances y actos contra la violencia hacia la mujeres), si no se  iba a lograr nada?”. Hoy mi madre y mi padre debaten sobre estos temas y tratan de ponerse de acuerdo, mi madre ya defiende sus ideas. Este taller me ha dejado mi liberación, conocimiento, ya no me dejo de las personas.

Maribel De la Cruz: Yo he cambiado. Antes, con mi padrastro no me llevaba bien y me decía cosas y no le contestaba y me quedaba callada; de un tiempo para acá ya nos peleamos más, yo lo confronto y le digo, alzo la voz, le digo lo que realmente pienso, lo que realmente necesito decirles y las cosas en casa hoy están más calmadas. Con estas ideas en mi, hay un cambio de ruta o camino a seguir.

Teresa Martínez: A casi 3 años de participar en estos actos me ha dejado mucha tranquilidad y seguridad; pienso estudiar Ciencias de la Comunicación y Sociología, así es me es posible analizar nuestro contexto, de analizar profundamente y transmitirlo en otros lugares; a la escuela que asista llevar este tipo de actividades, continuar impulsando este proyecto, y continuarlo aquí mismo, en la prepa.

07

“Formas de Violencia a la mujer en Ecatepec”

 

¿Quiénes conforman el taller? ¿Son un equipo fijo o se va modificando?

En la escuela se imparten varios talleres como el de baile, primeros auxilios, fotografía, poesía, coro, entre otros. Se hace una invitación a la comunidad escolar y se inscriben para ciclos semestrales. Por el taller han pasado varias alumnas luego se cambian a otros talleres, la mayoría ha permanecido. Actualmente son 27 integrantes, entre éstos 2 hombres. En las actividades artísticas y performativas que se generan, se invita a participar a la comunidad en general de la escuela (casi 500 alumnos y alumnas, el 70 por ciento son mujeres) y así se involucra desde el taller a toda la comunidad escolar.

 Todas y todos. En el taller somos un equipo en transición, los integrantes del taller pueden cambiar cada semestre o abandonarlo pues es una elección personal asistir; en este taller y en las actividades que se han generado han participado alumnas que ya salieron de la escuela y las actividades de denuncia propuestas por el taller tienen como objetivo involucrar a voluntarias y voluntarios de la toda la prepa bajo su interés y conciencia sobre el tema.

 

¿Consideran importante nombrarse sólo como colectivo o también es importante nombrar las personas implicadas en el desarrollo del mismo?

Consideramos que es importante reconocer el coraje y la valentía de cada una y cada uno, además de que aporta a que se noten más voces. Las declaraciones que se hacen son en colectivo y  nombrando a cada uno y cada una por respeto.

 

¿Cuál consideran que es la importancia de que su trabajo sea en colectivo? 

Alejandra Román, Gabriela Gómez, Sonia Muños, Ana Santiago, Blanca Estela Arroyo y Carlos Daniel Domínguez. Lo principal es que la gente voltea a mirar lo que está pasando, que la gente deje de mirar la violencia a las mujeres y los feminicidios como algo normal en esta sociedad, hacer conciencia, de que realmente hagan algo, que no solo digan “estamos hartos de la violencia”, que es mejor actuar, que esto va a cambiar desde uno mismo, desde donde estés hacer algo para que esto cambie. Crea más impacto en colectivo que siendo una sola persona, mediante los performance no se expresa de la voz de uno sino la de un problema que es de todos y así es como invitamos a más voces a integrarse a esta lucha.

 

 

Scroll To Top