fbpx

Pedagogías de lo menor

por Viridiana Viajera

Son tiempos complicados en los que se abusa de la palabra muerte.
Jornadas escolares de siete horas diarias frente a la computadora
es otra forma de morir.
Sin embargo, siempre hay cómplices con quienes refrendar la utopía pedagógica de rastrear o inventar fisuras para reafirmar una y otra vez la vida;
mi sobrino y mi sobrina han sido aquellos cómplices.
Todos los días trazamos diversas estrategias para sobrevivir:

Dándole lugar al llanto por la frustración al no poder resolver una división
Desplegando saberes clandestinos como dibujar (para luego crear una exposición) mientras la maestra los aburre con sus discursos adultocéntricos sobre el buen comportamiento.
Mandándonos mensajes en papelitos que lanzamos por el suelo, esquivando el ojo panóptico de la cámara de la compu.
Festejando que “es viernes” (quien ha sido parte el sistema escolar sabe lo que eso significa).
Permitiéndonos (los tres) el llanto (otra vez) cuando no estamos listos para los duelos de lo que significa crecer.
Inventándonos personas como Grani o “el pipas” que acompañan en la tristeza de no estar con sus amigos de la escuela
Rememorando anécdotas escolares con los grupos de amigos como “los incidencias”

Haciendo de las “guajolotas” un ritual de los viernes, mientras escuchamos nuestras canciones favoritas
Convirtiendo la sala de la casa en una pista de baile a través de los “perreos intensos”.
Exigiendo y ejerciendo el derecho a ir al baño aun cuando la maestra no lo permita.
(sabemos que lo escolar está peleado con esta necesidad básica)
Torciendo los sin sentidos de la autoridad pedagógica, como cuando mi sobrino pregunto a la profesora de Formación Cívica el sentido de copiar de nuevo todo el examen.
Conversando en la barra de la cocina (nuestro patio escolar) sobre lo chido de las canciones de reggaeton pero su horrible sexismo.
Amándonos, salvándonos del tedio y la desesperanza.

1 Esta poesía fue creada a raíz del acompañamiento pedagógico que hago con mi sobrino y sobrina, quienes estudian primero de secundaria y cuarto año de primaria en línea. Acompañamiento sentipensado desde lo que Giuliano Facundo señala como espacios de posibilidad de inscribir proyectos de liberación juntos mediante una inquietud compartida.

Viridiana Viajera. Pedagoga feminista, que encuentra en los viajes y caminar una forma de aprender desde el placer de la vida. Insistente en la búsqueda de vínculos dignos y amorosos con las infancias https://www.facebook.com/viridiana.becerril.1

Scroll To Top