Nos reivindicamos putos

Nos reivindicamos putos

Fotografías: Evelyn & Cyan

 

 

Recuerdo muy bien cuando un.a queridx amigx me contaba con una gran sonrisa sobre la primera vez, después de mucho, que pudo entrar a unos baños de encuentro con hombres. Con la misma sonrisa me platicaba cuánto le gustaba hacer fisting anal (tanto como vaginal), cómo había transitado entre experimentar y performar su hiper femineidad y su reivindicación como puto –transiciones que iban y venían-, cómo su cuerpx no siempre era leído desde lo que aferradamente nos han enseñado que significa parecer hombre o mujer… cuando le conocí me sentí muy abrigadx, me descubrí devolviéndole una enorme sonrisa como cuando encuentras a un.a cómplice.

Descubrí para mí, entonces, que como marica, como puto, algunas de mis relaciones sexo-afectivas suceden con personas de múltiples y variables identidades que en general se leen socialmente como hombres y yo, como mujer (quizá para que su mundo binario y hetero no se derrumbe).

Pero yo –nosotrxs-, nos reivindicamos putos.

Scroll To Top