La red que se teje fuerte: 4 años de bordar por La Paz

La red que se teje fuerte: 4 años de bordar por La Paz

*Si quieres contactar a los grupos de Bordados por la Paz, hasta abajo puedes encontrar algunos links.

Por Cordelia Rizzo

Fotografías: Grupos de bordados por la Paz

¿Quiénes son ‘las bordadoras’?

Los colectivos de bordado por la paz son grupos de ciudadanas y ciudadanos de todo México y algunos lugares del extranjero que bordan en pañuelos blancos los nombres y las historias de las víctimas de la guerra contra el narcotráfico. En este conjunto se encuentran los asesinados, a los que se bordan en rojo; los desaparecidos, bordados en verde; los feminicidios, bordados en morado (inicialmente en rosa y bordados generalmente en primera persona); crímenes de odio (bordados con hilos multicolores) y a los ciudadanos amenazados.  También se bordan pañuelos informativos, mensajes de paz, poemas y pensamientos.

Cada uno de los grupos ha adoptado como mote alguna variación de la idea de bordar: ‘bordados’, ‘bordamos’ o ‘bordando’ y ‘por la paz’.  A veces agregan por ‘la memoria y la justicia’.  El proyecto inicial se llamó: “Bordando por la Paz: una víctima, un pañuelo”.  La acción se realiza primordialmente en el espacio público, pero también se borda en privado para que los pañuelos sean fotografiados y se difunda su imagen en las redes sociales.

La acción colectiva inició con un fin de denuncia y a la vez de terapia del pensamiento y catarsis colectiva. Se puede decir que es un espacio que se abre para procesar duelos personales y colectivos a través de la reflexión o meditación sobre la muerte de las personas y la vivencia del límite del orden conocido de nuestro espacio vital.

 

Cuándo comenzó y hasta dónde ha llegado

Inicia cuando Fuentes Rojas, un colectivo de  ciudadanos y artistas responde al llamado a visibilizar a las víctimas hecho por el Movimiento Por la Paz con Justicia y Dignidad en 2011.  Desde esa primera bordada se han sumado colectivos de artistas, ciudadanos y víctimas de Guadalajara, Monterrey, Torreón, Toluca, Morelos, Hermosillo, Puebla, Acteal, Veracruz, Tijuana y otras ciudades del País a hacerlo desde sus lugares de origen.

    Los pañuelos que se han bordado se han exhibido en el extranjero en ciudades como Barcelona (España), Nueva York (Estados Unidos), Nicosia (Chipre), Lyon (Francia), San Juan (Puerto Rico)… Tanto mexicanos expatriados que viven ahí como habitantes oriundos de varias de estas ciudades y también en Córdoba (Argentina), Tokio (Japón), Phoenix (Arizona), Montreal (Canadá) y la Bretaña Francesa, han mostrado su adhesión a esta misión de paz y también han bordado. Varios colectivos de fuera del país eventualmente han adoptado la actividad para también canalizar sus propias denuncias a la par que sostienen el lazo solidario con México.

    La exhibición de pañuelos más importante fue el 1ro de diciembre de 2012, cuando se reunieron la mayoría de los colectivos de bordado de México y el de Córdoba, Argentina, para hacer una instalación de todos los pañuelos con los que contaban en la Avenida Juárez en el centro de la Ciudad de México. Muchos fueron enviados desde Montreal, Arizona y Tokio. Ha sido el único proyecto en conjunto en el que han coincidido tantas bordadoras y bordadores durante los cuatro años que tiene de llevarse a cabo el bordado. Ese 1ro de diciembre, tras meses de organización, se consolidaba una manera de manifestar la defensa del derecho a la memoria a través de la muestra de un memorial efímero a las víctimas de la guerra que contrastaba con la inauguración del memorial que construyó el gobierno Calderonista y que careció de legitimidad.

    La jornada de ese día fue interrumpida por los enfrentamientos entre policías y muchedumbres que no participaban en la instalación. Los pañuelos fueron rescatados por algunos manifestantes solidarios e integrantes de los grupos de bordado.  A lo largo de las siguientes semanas fueron entregados.

    A partir de ese hito, cada uno de los colectivos ha seguido desarrollándose de manera autónoma y se han hecho algunas exposiciones en conjunto como la del Museo de Memoria y Tolerancia, conmemorando los 3 años del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

Los grupos de bordado como nodos sociales

Cada grupo de bordado es un nodo en el que convergen ciudadanos y víctimas de la violencia (cada vez más). Grupos de víctimas de Torreón (FUUNDEC) y Veracruz conformaron grupos de bordado.  FUNDENL en Monterrey, Nuevo León se fortaleció y consolidó como grupo tras llevar a cabo de manera constante la actividad del bordado.

    La gran mayoría de los colectivos están conformados por ciudadanos y ciudadanas solidarios. Algunos de estos grupos colaboran directamente con organizaciones de víctimas. Otros han ayudado a fortalecer nacientes agrupaciones, como lo es el caso de Bordamos por la Paz en Jalisco con Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (FUNDEJ).

    El fenómeno sigue creciendo en direcciones pautadas por los mismos integrantes de los grupos.  Algunos bordan esporádicamente en las plazas públicas, otros han optado por difundir su trabajo de modo más focalizado y algunos dejaron de bordar pero buscan que sus pañuelos se exhiban.

    De ser una actividad cuyos objetivos se centraban en la denuncia y humanización de las víctimas del conflicto, se ha convertido una herramienta de construcción de paz y de vinculación de activistas con víctimas.  Las células se comunican principalmente vía Facebook y casi todas tienen sus propios blogs y plataformas.

    En general, los colectivos están apoyados por organizaciones de la sociedad civil pero no son en sí mismos Asociaciones Civiles, ni están afiliados a partido político alguno, aunque algunos de sus integrantes lo estén.  La retroalimentación entre la plataforma Nuestra Aparente Rendición y los colectivos de bordado, principalmente vía el proyecto Menos Días Aquí de donde se extraen casos para bordar, es fundamental.

    Este modelo de gestión ha permitido una lectura novedosa, pausada y detallada sobre los retos de la incidencia en pro de las víctimas de la guerra y del derecho a la memoria. Los colectivos de bordado por la paz, aunque de modo disperso, han ido conformando valiosos laboratorios ciudadanos de planeación de acciones colectivas y de construcción de paz.

Si te interesa sumarte a esta iniciativa o conocerla más, algunos links:

DF.

El primer colectivo del movimiento de Bordados por la paz, Fuentes Rojas, se reúne cada domingo en punto de las 12 hrs. en la Fuente de los Coyotes, en Coyoacán.

Bordamos Feminicidios publica en su página de FB las convocatorias a bordar. También puedes enviar un mensaje para ponerte de acuerdo y realizar algún bordado.

Guadalajara

Bordamos por la Paz Guadalajara se reúne algunos domingos en el Parque Revolución. Convocan a través de su página en FB a los encuentros que tengan.

Bordamos por la Paz ITESO se reúnen en ITESO y otros lugares. Revisa su página en FB.

Xalapa

A través del Colectivo Paz Xalapa, puedes vincularte.

Barcelona

Bordamos por la Paz de México en Barcelona, se reúne el primer domingo de cada mes en el Parque de la Ciutadella (entrando por la puerta que hay al final del Passeig Sant Joan, a mano izquierda), a partir de las 13 horas..

Puerto Rico

Bordamos por la Paz, Puerto Rico, se organiza para ir a distintas plazas y ha bordado por violencia de género, la paz en México, y poanean incorporar el tema de la migración.

Francia

Broder pour la paix

 

Scroll To Top