Chinelas del Faro Tláhuac

Chinelas del Faro Tláhuac

Por Akire Huautli

*Dedicado al chinelo que hace vibrar la memoria, Luis Ehecatzin(q.e.p.d),

 gracias por seguir inspirando este brinco cotidiano.

Existe un rincón en el sur de la Ciudad de México, una casa llamada Fábrica de Artes y Oficios Tláhuac, en donde cada martes mujeres vecinas de la delegación Tláhuac e Iztapalapa se reúnen a dialogar con los hilos, las puntadas y las historias.

En este espacio de creación/reflexión se dan cita mujeres como Araceli, Arely, Julia, Leticia, Aurelia, Patricia, Adriana, Leonor, Heidi,Luz María, Socorro, Verónica y Reyna quienes además de ser cuidadoras de la vida y del hogar han ofrendado gran parte de sus minutos, horas, días a la creación textil; ellas conviven con mujeres más jóvenes como Angélica, Victoria, Nuscaá y con el único compañero bordador Aurelio, todas estas voluntades textiles han generado un ambiente de convivencia, fraternidad, confianza y armonía.

Dentro de los varios proyectos que han tejido juntas está el de CHINELAS FARO TLÁHUAC, que surgió a partir de una invitación por parte de la Red de Faros para sumarse a las comparsas que participarían en el Mega Desfile del Día de Muertos 2019.

Fue a partir de un diálogo e intercambio entre todas que se consolidó la idea de conformar una comparsa de Chinelas, pues dentro de las danzas de la región, esta es una de las más importantes. Se retomó el traje como en los inicios de la danza, que hace referencia a las batas de dormir de los caciques españoles, como una burla a ellos en tiempo de carnaval donde era posible ejecutarla. Esta danza surgió en el Estado de Morelos pero fue extendiéndose hacia el oriente del Estado de México y hacia el Sur de la CDMX, ahora cada traje tiene elementos distintivos de cada región y es valorado por su manufactura y confección artesanal.

El objetivo de este proyecto era justo crear un traje distintivo/identitario de la FARO Tláhuac ya que el desfile sería el escenario perfecto para mostrar los procesos de largo aliento que aquí se trabajan, además de compartir con los asistentes parte del cuidadoso proceso de bordado que las compañeras han desarrollado a lo largo de estos años.

Las compañeras seleccionaron iconografías vinculadas al tema “animales de día” pues era el eje temático que nos correspondía aBORDAR. Retomaron la iconografía del mandil de la Sra Antonia de Jesús Nolasco nacida en 1922 (q.e.p.d),abuelita de Doña Juanita, quienes son originarias del pueblo de Santiago Zapotitlán, fue así que entre gallos, flores, conejos, maíces, guajolotes y pastitos cada una de las compañeras bordadoras le dio vida a su traje, arrancaron primeramente con el bordado del sombrero y posteriormente con la confección de la bata.

Para ello fue importante la organización que permitiera llevar a cabo de manera óptima todas las tareas, comprar los insumos al mayoreo para ahorrar y ponerse de acuerdo en las medidas para la confección, llevar máquinas de coser desde casa y auxiliarse en la manufactura, colaborar para bordar los motivos y bordar un poco extra por si a alguien le hacía falta.

En la parte posterior del traje usualmente es posible ver un “pantli” o banderín identitario de cada comparsa, en este caso se hizo un diseño colectivo de los motivos iconográficos y del nombre: Cenyeliztli Tlahuac (Familia Tláhuac) re-entendiendo el espacio: la FARO, como una extensión de la familia, donde se fortalecen los vínculos de confianza y donde las tareas y responsabilidades se comparten; además donde se reconoce la labor cotidiana de quienes hacen posible estos enlaces como Alejandro, Montserrat, Nayma, Papik y un sin número de voluntades que van direccionando y acompañando los procesos creativos.

Es importante señalar que dentro de las reflexiones colectivas de este ejercicio estuvo la de sanar todas las malas experiencias, no sólo a través del bordado sino también mediante la danza, pues entre tantos simbolismos de ella y del carnaval mismo está presente manifestar la alegría para seguir con las adversidades del camino, pero bien dicen en los pueblos sin música no hay fiesta y por supuesto tampoco carnaval, por lo cual se hizo la invitación a la Banda de Viento San Luis Huentli, quienes son originarios de diversos puntos geográficos, pero comparten como eje o punto en común el gusto por los sones de chinelo, al igual que las compañeras bordadoras.

Así pues música, danza y textil fueron hilvanados para dar pie a la reconstrucción de la memoria, la cual es dinámica y se va adaptando a los procesos de cada espacio/territorio/intención.

En esta experiencia de varias horas/días bordando para finalmente pasar varios kilómetros danzando/brincando/tocando hicieron vibrar y recordar la memoria de antaño, en donde a través del baile y la convivencia se fortalecen los vínculos pero también brindan una sensación de alivio, de dicha a través de la expresión del cuerpo mediante el brinco y la música. 

Una fuerte lluvia hizo presencia minutos antes de arrancar, pero parece fue el augurio de la memoria que este brinco requería, un acompañamiento de quienes en otro tiempo habían brincado también para sanar y así continuar con las labores cotidianas que como en toda historia tienen adversidades y tristezas, porque los tiempos no cambian, sólo los caciques cambian de rostro y forma, pero la disidencia estará ahí brincando para recordar las otras formas de lucha y resistencia que han permanecido con el paso de los años.

 

Fotografía: Giz Arellano

Erika Karina Jiménez Flores

Omotlacatilih ipan 1986 xihuitl ompa Tlaxialtemalco altepetl, Xochimilco itechpohui Hueyi Altepeyollohco Mexihco.
Nochi inemiliz mochantilia ipan ialtepetzin TlaxialtemalcoOmomachtihtzinoh Toltecayotl ipan Hueyi Caltoltecayotl FAD/UNAM noyuhqui omomachtihtzinoh ompa Tlahtoltemachtilcalli “Formación de Profesores en Lengua y Cultura Náhuatl” ipan ENALLT/ UNAM.
Motequitilia quenin nahuatlahtoltemachticatzintli ompa FAD Toltecayotl ihuan ompa Hueyi Toltecayotl FARO Tlahuac.
Yehuatzin noyuhnqui tlatzotzona in hueyi tampoltzin itech ce Tlatzotzonacenyeliztli “Banda San Luis Huentli”.

Nació en 1986 en el pueblo de Tlaxialtemalco, Xochimilco en la Ciudad de México.
Toda su vida ha residido en el pueblo de Tlaxialtemalco.
Estudió Artes Visuales en la Facultad de Arte y Diseño UNAM y también el curso de Formación de Profesores en Lengua y Cultura Náhuatl en la ENALLT/UNAM.Trabaja como profesora en FAD UNAM y como tallerista de la Fábrica de Artes y Oficios FARO Tláhuac. Ella colabora tocando la tambora en la Banda de Viento “San Luis Huentli”.

Scroll To Top