Abrir publicación

Contingenta Machete contra el Acoso. #24A

Video por Magalli Salazar/SALCON

El #24A fue un día contundente para salir a movilizarnos contra las violencias Machistas que vivimos todos los días en la CDMX. Aprovechando el traslado de metro Indios Verdes a Revolución, la «Contingenta Machete» aprovechó para poner calcas, y dar kits contra el acoso en el transporte público a usuarias del metro. Acá un breve video.

#24A Acciones en el Metro contra el acoso from Hysteria Revista on Vimeo.

Abrir publicación

Retratos del #24A

Por Magalli Salazar

El  pasado 24 de abril, las mujeres salimos a las calles a sabernos juntas y protestar contra las violencias machistas. Esas que nos matan en nuestra propia casa, que nos encarcelan por abortar, que  nos pagan menos por el mismo trabajo.

     Salimos juntas para saber que, entre todas, seguiremos luchando por igualdad de oportunidades, por el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo (sobre nuestra vida), para que sepamos todas que si tocan a una, respondemos todas.

Aquí algunos bellos retratos que nos recuerdan que, desde ese día, somos más fuertes. Y resistimos juntas.

[divider]

Magalli Salazar/SALCON. Artista mexicana. Ha realizado arte público en la Ciudad de México. Actualmente trabaja en Maga150pxun proyecto de arte y educación. También ha colaborado en varias publicaciones.
www.artepublicomx.com

http://magallisalazar.wix.com/portafolio

Abrir publicación

Gomorra y amigxs!

Prepárense para admirar las sensuales carnes de lxs habitantes de Casa Gomorra y de algunxs de sus amigxs. Estas fotografías fueron tomadas por nuestra editora de fotografía Pola RG para el Calentario Gomorra 2016 y no llegaron a conformar la selección oficial.

El Calentario Gomorra, un calendario pensado para apoyar el financiamiento de los proyectos autogestivos de Casa Gomorra, una casa que nos brinda un espacio para la convivencia y el aprendizaje en comunidad.

Larga vida a Casa Gomorra y a todxs lxs locxs que han echado raíces ahi!!!

Abrir publicación

¿Por qué seguir reivindicando el placer y el gozo como lugares de acción política? Tercer Aniversario

Llegó nuestro 3er aniversario, y muchas cosas han pasado desde que emprendimos la aventura que ha sido Hysteria! Revista. Mes a mes, seguimos empecinadxs en continuar alimentando este proyecto que consideramos políticamente necesario para el momento histórico que estamos viviendo en México.

En la cruda realidad del país (y el mundo), hay temas que se pueden antojar más apremiantes como punto de discusión en la agenda de esta resistencia que acaba siendo por la supervivencia más básica. No obstante,  en Hysteria! Revista nos hemos dado la oportunidad de abrir una breve escucha que se aferra a la rebeldía convertida en placer como forma de accionar y darnos un respiro, de encontrarnos, escucharnos, aferrarnos a la vida desde el gozo.

Por ello, en un sencillo ejercicio de reflexión le preguntamos a amigxs, cómplices y extrañxs ¿por qué seguir reivindicando el placer y el gozo como lugares de acción política?

¿Por qué seguir reivindicando el placer y el gozo como lugares de acción política? from Hysteria Revista on Vimeo.

¡Muchas gracias por seguir creyendo en este proyecto de amor y de vida!

Ivelin, Liz, Pola y Alex a.k.a. «Las Hysterias»

***Agradecemos a Miroslava Tovar por su ayuda con la edición de este video -y otros más, en anteriores ediciones- y a todxs lxs que nos compartieron un poco de su obra y su pensamiento para su  elaboración.

Para ver las versiones completas de algunos videos que nuestrxs aliadxs nos hicieron llegar para esta ocasión sigue estos links:

https://new.hysteria.mx/anal-yourself/

https://new.hysteria.mx/el-gozo/

https://new.hysteria.mx/el-gozo-y-el-placer-como-espacios-politicos/

Abrir publicación

Reseña de la exposición «Entre palabra e imagen: Galería de Pensamiento de Gloria Anzaldúa»

**** Debajo de este artículo está su versión en inglés.**** Below this article there is an english version of it. ****

por Srđan Tunić

traducción por Alejandra Gorráez Puga de MANU(EL)(LA)

CDMX, 08.04.2016

¿Se podría decir que esta exposición – la primera de Gloria Anzaldúa en México – es rara? ¿Y por qué?
Estamos viendo dibujos, conceptos mentales hechos para talleres y enseñanzas, que nunca han tenido ambición de ser exhibidos (tanto como su archivo personal), ni considerados como arte. Cuando era niña, la fallecida Anzaldúa tenía la aspiración de ser pintora, pero tomó la decisión de ser escritora creativa y educadora. Sin embargo, todavía se puede ver un elemento visual y de playfulness en las imágenes mostradas y en su correlación con palabras.
Por otro lado, la mayor parte de su vida, ella trató de ser aceptada – en su familia, sociedad, comunidad y academia. Como autoproclamada «chicana, tejana, de clase trabajadora, poeta tortillera-feminista, escritora-teórica», y me gustaría añadir activista y nepantlera, por mucho tiempo, instituciones culturales y académicas en EUA no querían aceptarla, y ella enseñaba y presentaba su ideas propias en gay bars . Subiendo en un cohete, hoy ella – y su trabajo – es aceptada en la academia, especialmente libros como Borderlands/La frontera: la nueva mestiza y This Bridge Called My Back: Writings by Radical Women of Color, entre otros, que han sido considerados como esenciales y piedras angulares para la literatura y teoría chicana. Ahora su trabajo es mostrado en una institución – en la Casa de Cultura de la UAMéx en Tlalpan- que es parte de la red de instituciones culturales pertenecientes a la Universidad Autónoma del Estado de México.
Realmente, no sería honesto no mencionar el entramado de lxs diferentes actores que contribuyeron para tener la exposición de Gloria Anzaldúa y su obra mostrada y arropada en México. El material para la expo fue seleccionado de su archivo personal (Anzaldúa Papers), resguardado por la Nettie Lee Benson Latin American Collection, perteneciente a la Universidad de Texas en Austin, gracias a Julianne Gilland, Alana Varner y Frank Rodriguez. La expo fue organizada en el marco del seminario ‘Traducciones descolonizadoras’, que es parte de Campus Expandido/MUAC, y la co-curaduría estuvo a cargo de Rían Lozano, Nina Höchtl y Coco Gutiérrez-Magallanes, en colaboración con el grupo de estudiantes MANU(EL)(LA) . Bajo de la dirección de Dra. Marisa Belausteguigoitia, el Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) inició la primera traducción de Borderlands en español , la cual fue publicada en el 2015 y fue presentada en la inauguración del 17 marzo. La inauguración misma, llevada a cabo en el lindo jardín de la Casa, reunió algunxs invitadxs, aparte de lxs ya mencionadxs, para dar unas palabras introductorias: la Dra. Theresa Delgadillo (Ohio State University), la Dra. Alicia Gaspar de Alba (UCLA) y la artista chicana Alma López. Además, el evento contó con dos performances – “No se raje, rolitx” de Una y la lectura performática de MANU(EL)(LA).

Encima de la galería, lo que noté a primera vista fueron los colores de rotuladores que coinciden con colores del espacio mismo – paredes blancas y azules, piso en rojo oscuro (casi marrón), y tejado de vidrieras multicolor. Usados como instrumentos pedagógicos, los dibujitos de Anzaldúa (previamente seleccionados por la colección Benson) – mostrados como reproducciones – se imprimieron en una escala más grande y menos íntima. Éstos, son acompañados de citas de sus libros que ayudan a explicar brevemente conceptos como nepantlera, nagual(simo), Coyolxauhqui, entre otros, además, algunos cuentan con grabaciones de audio de sus presentaciones públicas y extractos de sus textos leídos por MANU(EL)(LA).
En su propias palabras: “Nothing happens in the ‘real’ world unless it first happens in the images in our heads”. Estas imágenes y palabras son potentes, tanto emocionalmente, para enfrentar desafíos personales, como para ofrecer herramientas para el entendimiento y la acción. Estas ilustraciones de su pensamiento requieren presencia, sin embargo, la interconexión entre inscripciones, grabaciones y un texto de introducción , proporciona información básica para lxs visitantes, al mismo tiempo que nos dan posibilidades para la introspección, la curiosidad y el deseo de saber más.
Después de Tlalpan (hasta el 16 de abril), la exposición va a viajar al Centro Cultural Border en la colonia Roma (inauguración 20 de abril) , y a las ciudades de Toluca y Puebla, extendiendo su legado en México y Aztlán, la otra parte de aquella frontera que fue tan importante y definitoria en la vida y obra de Anzaldúa, la misma que todavía sigue impactando la vida de muchxs migrantes, mexicanxs y de toda América Latina, que viven EUA. Lo arbitrario y lo exclusivo de las fronteras y del pensamiento atravesado por fronteras introduce violencia – física, emocional, simbólica… El border entre palabras e imágenes, como entre países y culturas, por mucho es ambiguo e imaginario, no obstante, todavía reclama su derecho de formar nuestra vida. Según ella, necesitamos vivir en intersecciones y aceptar cambios en nuestra vida para formar una conciencia híbrida en un mundo ínter-dependiente e intercultural.
We are nos/otras.

[divider]

————————-ENGLISH VERSION ————————-

 

What makes this exhibition – the first one of Gloria Anzaldúa in Mexico – somewhat strange?

We are seeing drawings, mental concepts made for workshops and teaching, that she never had any ambition to exhibit (like her personal archive), neither to be consider as art. The late Anzaldúa had an aspiration to become a painter, but instead she took the vocation of a creative writer and a teacher. Still, a strong and playful visual element is visible in presented images and their correlation with words.

On the other hand, for a bigger part of her life, she was trying to be accepted – into her family, society, community, and academia. As a self-described “Chicana, tejana, working-class, dyke-feminist, writer-theorist”, and I would add activist and nepantlera, for a long time no cultural or education institution in the US would accept her, and she was teaching and presenting her own ideas in gay bars . Sky-rocketing to today, when she – and her work – is accepted in academia, Borderlands/La frontera: la nueva mestiza, This Bridge Called My Back: Writings by Radical Women of Color are considered, among others, to be pivotal and cornerstone literature for chicana literature and theory. Now, her work is also exhibited in an institution – Casa de Cultura de la UAMéx in Tlalpan, which belongs to Universidad Autónoma del Estado de México’s network of cultural institutions.

Actually, it would be wrong not to mention the whole network of different actors that contributed to having Anzaldúa’s exhibition and work present and nurtured in Mexico. The material was drafted from Anzaldúa’s personal archive (called The Anzaldúa Papers), which belongs to the Nettie Lee Benson Latin American Collection, as part of the University of Texas at Austin, thanks to Jullian Gilland, Alana Varner and Frank Rodriguez. The exhibition itself was organized by professors of Campus Expandido/MUAC course Traducciones Descolonizadoras, and co-curators of the exhibition Rían Lozano, Nina Höchtl and Coco Gutiérrez-Magallanes, in collaboration with a group of students: MANU(EL)(LA). Under the administration of Dr. Marisa Belausteguigoitia, the Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) initiated the first translation of Anzaldúa’s Borderlands into Spanish , which was published in 2015 and presented at the inauguration on the 17th March. The opening itself, in Casa’s beautiful garden, gathered several guests for an introductory word – apart from those already mentioned, there were Dr. Theresa Delgadillo (Ohio State University), Dr. Alicia Gaspar de Alba and the artist Alma López (UCLA) from the USA, and accompanied by two performances – “No se raje, rolitx” by Una and lecturas performaticas by MANU(EL)(LA).

Inside the gallery space, what I noticed at first glance is that the colors of the felt pens corresponded to the colors of the space itself – white and blue walls, dark red (almost brown) floor, and a multicolored stained glass at the roof. Used as pedagogical tools, Anzaldúa’s drawings – selected by the Benson collection, here presented as reproductions – were printed in a larger, less intimate scale. They are accompanied by quotations from her books, briefly explaining concepts such as nepantlera, nagual(simo), Coyolxauhqui, among others, with audio recordings from her public presentations and excerpts from her writings read by MANUE(EL)(LA).
In her own words: Nothing happens in the «real» world unless it first happens in the images in our heads. These fixed images and words seem potent, also emotionally, to understand one’s personal struggles and offering herramientas for understanding and action. These illustrations of her thinking do require foreknowledge. Nevertheless, interconnected with inscriptions, audio recordings, and an intro text , they provide basic information for visitors. At the same time, they provide grounds for introspection, curiosity for decoding and a teaser to know more.

After Tlalpan (until April 16th), the exhibition will travel to the Cultural Center Border in the La Roma neighborhood (opening 20th April) , and later to the cities Toluca and Puebla, extending its reach in Mexico and Aztlán, on the other side of borderlands that were incredibly defining for Anzaldúa’s life and work, as much as it still has its impact for many migrants from Latin America and Mexicans living in the US. The arbitrary and exclusionary elements of borders (and border-like thinking) introduce violence – physical, emotional, symbolic… The border between words and images, just like between countries and cultures, is for the most part an imaginary and ambiguous one, but it still claims the right to shape our world. According to her, one must live in intersections and accept changes in order to form a hybrid consciousness in a interdependent and intercultural world.

We are nos/otras.

«The author would like to thanks Valerie Leibold and Alejandra Gorráez Pugafrom MANU(EL)(LA) for their help in both translations.»
[divider]

Notas al pie / Footnotes

[1]     ALTAR. Cruzando Fronteras, Building Bridges, documental de Paola Zaccaria y Daniele Basilio (2009).

[2]     http://www.ninahoechtl.org/wp-content/uploads/2015/12/04_Programa_Culturavisualygerero_2016-1.pdf, http://latinoamericanos.posgrado.unam.mx/plandeestudios/archivos/ProgramasCursos/2016-2/Sem._Opt.-Mon./C.4._Lozano/Cultura_Visual_y_Genero-_Traducciones_II.pdf

[3]     PUEG, 2015, traducción por Norma Elia Cantú.

[4] La exposición no tiene catálogo; aparte del libro, pequeño bloc sirve como memorabilia, con reproducciones de imágenes y citas que podrían ser postales. / No catalog was printed; apart from the book, a small pad serves the purpose of a memorabilia, with reproductions of images and quotations that could be turned into postcards.

[5] http://www.border.com.mx/?p=16172

[divider]

Abrir publicación

Elogio de la Carne

por Lucrecia  Masson

*fotografía de portada: Laurent Benaim

luchadoras en el ring de la hermosura

ali gua gua

El colectivo de danza integrada Liant la Troca1 finaliza su espectáculo Los nadie – who wants my body? invitando al público presente al escenario para así cerrar bailando juntas. Y, como en una manifestación, se repite el cantito: No nos mires, tócanos! En el estado español y en lengua castellana se suele cantar, como típico canto de manifestación: No nos mires, únete. Es esta una invitación a marchar, hace de la protesta algo que invita y convoca aliadas en el camino.

La invitación es ahora al tacto. No basta con el reclamo que busca visibilizar, ni con que nuestras voces como corporalidades disidentes se hagan posibles, sino que es necesario ir por más y también reclamar la posibilidad de ser tocadas. La posibilidad del deseo.

Y si ante la pregunta de si es posible pensar el cuerpo como espacio de disidencia encarnada la respuesta es un sí radical, entonces bien podemos abrir otra pregunta: ¿es posible que este cuerpo sea también un espacio para el placer?

Antonio Centeno es activista de diversidad funcional y lleva a cabo una intensa tarea alrededor de la sexualidad y los cuerpos disidentes2, reflexionando sobre este tema él dice: “Nos han exiliado de nuestro propio cuerpo, tenemos que recuperarlo. Reivindicarlo para el placer es lo más subversivo y transformador que podemos hacer”.

Como gord*s nos sabemos cuerpos exiliados del deseo. Y hay acá otro reclamo urgente: la reconquista de los placeres.

No queremos que nos persigan, ni que nos prendan, ni que nos discriminen, ni que nos maten, ni que nos curen, ni que nos analicen, ni que nos expliquen, ni que nos toleren, ni que nos comprendan:  Lo que queremos es que nos deseen.

Nestor Perlongher

La forma de un cuerpo produce valores y verdades y éstos cristalizan como inobjetable norma de salud, operando de particular manera sobre las corporalidades gordas. Gordo es un cuerpo para la desaparición. Se es gorda para querer dejar de serlo. Las tallas generan verdades y dentro de estas certezas se dirime la posibilidad de existencia o no. El cuerpo gordo se presenta como una amenaza. Amenaza la normalidad pretendida, amenaza a la salud que es posible perder. La amenaza es también quedarse sol*, no ser mirad*, no ser desead*.

La gordura es siempre un estado equivocado del cuerpo. La felicidad y el éxito no se corresponden con los cuerpos gordos. El rechazo se encarna, se te mete en cuerpo. Eres una perdedora y lo sabes. Pero, ¿Y si fuera un lugar también político el de las perdedoras? ¿Y si hubiera en esas carnes que nos dicen erradas la potentísima posibilidad de rechazar los discursos del éxito, de la aceptación, de la superación?

El cuerpo gordo se construye como cuerpo deudor, siempre. Es la falta el elemento que nunca deja de rondar. Falta de voluntad, falta de capacidad para superar ese estado de un cuerpo que excede por todos lados. Falta de autoestima. Falta de libido. Estas faltas son precisamente parte del cuadro clínico de obesidad. ¿Puede el hecho de tener un tamaño mayor al de la pretendida media social provocar falta de libido? ¿qué clase de correspondencia “natural” hay entre el peso corporal y el apetito sexual? Gordo es el cuerpo de la carencia, justamente cuando su defecto es el exceso.

Siguiendo la línea del cuerpo gordo como cuerpo deudor es que se me hace urgente reconocer esa genealogía de la violencia donde nuestros cuerpos se inscriben. Un cuerpo en falta del que, como mínimo, se sospecha no ser del todo un plan satisfactorio, ser siempre la opción menor. De esta misma idea se desprende el hecho del plus que como gord*s nos toca pagar. Una especie de peaje a la construcción normalizante de las bellezas. En este sentido toca demostrar “habilidades” a ver… ¿qué puedes hacer? Porque con tu cuerpo solo no basta. Hay un plus que toca entregar, un tributo a la hegemonía corporal, que debes pagar para que tu cuerpo sea, tal vez y si has logrado superar esos traumas que son solo tuyos, un lugar donde el placer se realiza.

Ahora, ¿cómo podemos pasar a celebrar nuestras identidades, nuestros cuerpos grandes y rebozantes, o viejos, o no sanos, o no correspondientes con el cistema sexo-género, o no funcionales?  ¿Es posible celebrar nuestros cuerpos en toda su diversidad y belleza? Sí es posible, lo estamos haciendo, nos estamos encontrando y enunciando, estamos generando nuevos relatos y nuevas representaciones. Otros cuerpos son posibles y el feminismo el campo de cultivo.

Es posible habitar otros lugares, y es posible arrebatar a esa construcción hegemónica de los cuerpos la posibilidad del placer y el goce. Podemos dar un grito de guerra y asaltar ese ente regulador de pieles, medidas y funciones que nos enseña cómo usar adecuadamente el cuerpo y sus partes desde su repugnante normativa blanca, hetero-cis-patriarcal, capacitista y capitalista. Es en esta cruzada donde nos encontramos una serie de cuerpos que no pueden sino aliarse, y ¡cuidado!, juntas podemos ser peligrosas. Los sinuosos relieves de las pieles inadecuadas invitan a iniciar la reconquista de los placeres.

Y el placer puede ser una estrategia, una gran estrategia desplegada en diferentes, sabrosas y excitantes tácticas. Solo por nombrar una de ellas y haciendo un ejercicio de intimidad; encuentro una enorme satisfacción en usar mi fuerza y mi tamaño en mis encuentros sexuales. De repente el imperativo que recae sobre mí y me exige, como atributo de una feminidad correcta y medida, ser delicada y pequeña, se ve absolutamente desobedecido en ese poner las carnes en movimiento. Carnes desbordadas, desbordas de placer ahora. Los dedos se hunden generosamente. Las redondeces friccionan lubricadas por el sudor grasoso. Se aprieta, se empuja, el peso se distribuye y los pliegues invitan al juego. La carne se pone en valor, por fin.

[divider]

LucreLucrecia Masson. Activista feminista. Sudaka y gorda en descolonización. Pasó su infancia entre vacas y cardos rusos, un día dijo que quería ser bailarina y sus padres, que sabían sobre el mundo, le dijeron que el cuerpo no le daba. Más tarde cruzó el charco y ya en las europas se enteró que hasta las personas podían ser ilegales. Actualmente, desde Barcelona y ya con papeles en regla, dialoga y acciona en torno a corporalidades disidentes y afectos, apostando por generar alianzas desviadas y por asumir la tarea colectiva de darnos existencias más posibles y felices.

Facebook: https://www.facebook.com/lucrecia.vonmahlsdorf?fref=ts  /mail: lucreciamasson@gmail.com

Abrir publicación

Los textos de la disidencia sexual: Poéticas de la prostitución a propósito del libro de Josecarlo Henríquez.

#Soyputo. Josecarlo Henríquez Silva. Editorial Cuarto Propio, Santiago, 2016. 179 Páginas.
#Soyputo. Josecarlo Henríquez Silva. Editorial Cuarto Propio, Santiago, 2016. 179 Páginas.

por Johan Mijail*

Un gesto siempre implica un movimiento, un desplazamiento muchas veces corporal. Este libro es el movimiento de un cuerpo, el impulso rebelde y vomitado de una escritura acelerada.  Una acción donde el intercambio sexual no se censura sino que se potencia. Hay acá una desobediencia a los modos dominantes de entender la vida sexual y sus prácticas, una insistencia en la escritura con el fin de construir nuevas maneras de narrar las metáforas y ficciones de cierto feminismo queer, que en su potencialidad de rareza busca instalar una reflexión y una crítica a cómo hemos entendido hasta este momento la prostitución, donde se emancipa la pena y se ve un lugar –o más bien- un no-lugar donde se pueda interpelar la cultura masculina y heterosexual donde estamos (sobre)viviendo, es entonces, una resistencia que mediante un conjunto de relatos viene a cuestionar la victimización que enfrentan los cuerpos que no pueden sino entenderse en un marco donde se goza y se roza, donde se acude al encuentro de la letra para escribir: no podemos seguir entendiendo la sexualidad y el sexo como un fin meramente reproductivo.

Es por ello que #Soyputo es un libro escrito para leer(se) y detenerse, y en esa discontinuidad temporal, estar corriéndose una paja. Leer y masturbarse como una performance donde la interpelación del autor hacia sus lectores es distinta, en este arriesgado proyecto editorial la invitación está ahí abajo y en todo el cuerpo. De que no podemos seguir habitando el planeta como cadáveres y fantasmas, que tenemos que coger, chuparnos, hacer orgías. Cobrar, a veces, también. Prostituirse para poder comprar los libros que nos negaron, para poder pagar el transporte de ir a ver la exposición de un amigo, de guardar dinero para el vino o para tratarnos alguna enfermedad. Porque hay que estar bien enferma para escribir algo así.

Aquí cada relato está a su vez conectado y dividido en momentos, contextos, sensaciones y resentimientos que invitan a desubicarse ante la experiencia de un prostituto que está inscrito en un proceso de subjetividad donde la motivación de la escritura está en  inventar las identidades del animalismo que está por venir y, que en este caso, está a su vez ocurriendo en un interés morboso por la televisión chilena, dándole espacio para que vaya allá a generar polémicas o simplemente suba el Rating, para que se siga prostituyendo.

#Soyputo es un puñetazo en la cara, pero también una estrategia que después de más de cuarenta años está preguntando por el daño y la represión, por los cuerpos que todavía nadie sabe dónde están. Es una inteligencia que va de manera afeminada a querer penetrar los documentos ocultos de una historia presente todavía en la manera en que los chilenos y las chilenas se mueven en los espacios tanto públicos como privados. Una bomba feminista que aprovecha las prácticas sexuales (remuneradas) y sus perversiones para relacionarse con la élite que administra el poder insistiendo en castigar a los que se resisten a entrar –de lleno- al proyecto neoliberal y un “movimiento de diversidad sexual” higiénico-emblanquecido-aburguesado que soslaya a las mujeres y las reivindicaciones vinculadas a temáticas como el aborto libre y gratuito, a lxs indígenas, a lxs trans, a las lesbianas, al disidente corporal, las travestis, a la diferencia corporal y/o cognitiva.

Si bien Josecarlo nos presenta, en este su primer libro, un gesto subversivo y desatado, también nos recuerda la importancia de comprometerse políticamente al momento de escribir.

Abril, 2016.

[divider]

* Es periodista, escritor y artista de performance de República Dominicana. Actualmente vive y trabaja en Santiago de Chile.

Navegación de entradas

1 2
Volver arriba