Brebajes y conjuros con plantas mexicanas para cuidar la cuerpa

Brebajes y conjuros con plantas mexicanas para cuidar la cuerpa

Andrea SinMiedo

Plantas mexicanas para brebajes y pócimas para la salud ginecológica y la salud integral

A las brujas del Mictlán nos lo han querido quitar todo y no han podido, nos han querido imponer lo que no es nuestro, pero nuestras memorias han resistido. Para cuidar las cuerpas y los desequilibrios físicos, hormonales, emocionales y espirituales nos hemos hecho de un arsenal nutrido de conjuros, plantas y alquimias distintas, provenientes de todos los saberes. Pero Tlazolteotl, Coatlicue, Xochipilli y Xochiquetzal nos dieron flores, árboles, hojas y raíces capaces de sanarnos sin recurrir al sistema médico patriarcal; a las transnacionales que saquean plantas y saberes alrededor del mundo; ni a conocimientos  de herbolaria que son comercializados a precios que no podemos ni queremos pagar.

A continuación se describen tan solo algunas plantas para preparar tus propios brebajes y conjuros de sanación, algunas están vinculadas a la salud ginecológica, pero no exclusivamente, pues la sanación de nuestras cuerpas debe ser integral y la medicina de las plantas así actúa.

Encontrarás aquí algunas plantas que tienen la medicina de nuestra tierra y los saberes de nuestras ancestras, plantas que podrás encontrar en tus andares por las calles o los montes. Hablan tú mismo idioma, beben la misma lluvia y se enferman de lo mismo que tú. Escúchalas, trabájalas y conócelas como mejor te venga.

Estas no son recetas médicas ni buscan serlo, son retazos de saberes tradicionales y populares de sanadoras, brujas, curanderas y de la experiencia y curiosidad propia. Si así lo quieres pueden constituir una alternativa al sistema médico alópata o puedes crear con ellas lo que te convenga. Observa tu cuerpa, experimenta, investiga, conoce las plantas, toma nota, y comparte los resultados con tu manada.

Pericón (Tagetes lucida Cav.)

Planta originaria de México, Guatemala y Honduras. Es de color verde oscuro, con flores amarillas, con olor y sabor a anís. Es fácil encontrarla en terrenos de cultivo abandonados, cerca de las milpas o en las calles, sobre todo en el otoño. Se utiliza para cólicos menstruales, dismenorrea, para eliminar flujos y para baños de postparto. El saber popular le atribuye propiedades abortivas, carminativas (disminuye gases y cólicos), digestivas y emenagogas (estimulan el flujo de sangre en la pelvis). También se ha comprobado que tiene propiedades antibacteriales sobre la Candida albicans.

Las curanderas la han usado desde tiempos muy antiguos para dolores en general, para sacar el frío, el aire y el espanto. Es una gran aliada para calmar la ansiedad y la tristeza. Se utilizan tallos, hojas y flores, se usa en infusión, tintura, en friegas con alcohol, en limpias o barridas,  en baños, como condimento en la cocina y se quema en el popochcomitl o sahumerio.

Zihuapahtle o Zoapatle (Montanoa tomentosa Cerv.)

Originaria de México. Su nombre proviene del náhuatl  zihua mujer, y pahtle remedio. Fue una planta ampliamente utilizada y estudiada en México, hasta que se prohibió su uso en productos herbolarios comerciales y entre las parteras certificadas por el estado-patriarcal. Es un arbusto de hojas anchas, con flores blancas en racimos y crece salvaje entre los campos y las calles.

Las parteras la han usado históricamente para inducir, facilitar y acelerar el parto, aunque también como abortivo, pues provoca fuertes contracciones en el útero.  También se usa para tratar trastornos menstruales, para aumentar el flujo menstrual, como emenagogo y para normalizar el ciclo. Se utilizan sus hojas y tallos en cocimiento. Es una planta con un espíritu y una medicina fuertes, por lo que debe ser utilizada con cuidado y  poco a poco hasta que la conozcas bien.

Cuachalalate (Amphipterygium adstringens)

Árbol torcido de corteza grisácea y hojas verde  opaco. Las parteras han recomendado su uso en lavados vaginales para infecciones, secreciones o flujos. También se utiliza para el útero caído y para la frialdad en la matriz. Actualmente su corteza es muy codiciada por sus propiedades contra la bacteria causante de la gastritis. En medicina tradicional la utilizan también para lavar heridas, piquetes de animales, granos y otras afecciones de la piel. Se dice que es buena contra los tumores, el cáncer y casi contra cualquier infección.

Se usa su corteza en cocimiento, tinturas, lavados, baños y cataplasmas. Este árbol ha sido fuertemente explotado, por lo que si vas a comprar la corteza asegúrate de hacerlo con productoras respetuosas de la naturaleza.

Toronjil (Agastache mexicana)

Planta de origen mexicano, de medicina suave y dulce. Es una planta aromática, de hojas verdes en forma de lanza y flores de color morado, blanco y azul. Tradicionalmente se ha utilizado para curar el espanto, el mal de ojo y la caída de la mollera. Tiene efectos relajantes y ansiolíticos, trabaja a nivel del sistema nervioso y es perfecta para curar la tristeza, el miedo y el insomnio ya sea en té o en un baño relajante.

Además se utiliza para el aparato digestivo pues es antiespasmódica,  ayuda en el empacho, quita el dolor de estómago y es buena con las digestiones pesadas. En cuanto a la salud ginecológica es útil para los cólicos y se utiliza para inducir la menstruación y en general puede ser una gran aliada en las molestias premenstruales y menstruales. Es una apapachadora por excelencia, cuéntale tus dolores y tus angustias, ponte en sus manos y disfruta su dulzura.

Copal  (Bursella copalifera)

Árbol alto de madera rojiza, crece en selvas secas y en regiones semiáridas de México. Se utiliza la resina que se recolecta de su corteza y de su savia. El copal es aliado de todas las brujas y curanderas en México, su humo limpia, purifica y se dice que establece un diálogo entre la tierra y el cielo. Es capaz de llevar las intenciones, peticiones y palabras hacia lo sagrado. Actúa sobre personas, animales, plantas, espacios, objetos inanimados y elementos sobrenaturales. Se quema la resina en carbón, normalmente en el popochcómitl y el humo blanco que genera estimula el olfato y produce respuestas en el sistema límbico del cerebro, que es donde se procesan las emociones. Interactúa con el sistema inmunológico, nervioso y endócrino, combinado con otras plantas puede potenciar sus poderes. Es una resina poderosa que contiene toda la sabiduría de nuestra tierra, es capaz de limpiar emociones negativas, enfermedades o malas vibras, pero es importante aprender a usarla y adentrarte a conocer sus poderes y medicinas.

Estas plantas son parte de los saberes de nuestra tierra que resisten vivos y palpitantes, las puedes encontrar fácilmente con hierberas en los mercados o algunas incluso crecen en las ciudades. Intenta utilizar plantas que vengan de entornos no contaminados y que no hayan sido cultivadas por explotación de personas, animales o de la tierra. Conocer la medicina de las plantas requiere tiempo, voluntad y respeto, encuentra y crea tus propios conjuros y brebajes y deja que las plantas te muestren su espíritu.

Andrea SinMiedo: antropóloga, yogini, feminista, danzante de luna, y aprendiz de la naturaleza y sus medicinas, enganchada a los temazacales y a las ceremonias rituales. No sabe nada, pero disfruta acercarse, experimentar e intentar aprender de brujas, curanderas, plantas, cuerpas y de saberes vivos.

Scroll To Top