Afectadas y Afectivas  / Niñas Anómalas

Afectadas y Afectivas  / Niñas Anómalas

Niñas anómalas es una colectiva integrada por niña hormonal y anomalía, dos artistas visuales feministas que convirtieron el bordado en su práctica artística. Dentro de su producción se encuentran parches bordados a mano con personajes en diversas situaciones y sentires llamadas anómalas.

Para ellas el bordado se ha transformado en estrategias para enunciar sus cuerpos heridos y atravesados por el sistema médico-patriarcal y en el caso específico de los parches de niñas anómalas una manera de compartirse y acompañar. 

Cuando ambas atravesamos por momentos difíciles para nuestros cuerpos, diagnóstico VPH y tratamientos hormonales, cada una construyó un personaje, anomalía y niña hormonal, el cual después empezamos a bordar, sin darnos cuenta esos personajes empezaron a acompañarnos en nuestros propios procesos, bordarlas se convirtió en una necesidad y al tener demasiadas empezamos a compartirlas con las otras, fue ahí cuando el proceso de esas niñas anómalas se complejizó, ahora no solo nos acompañaban a nosotras…

Las niñas anómalas se vuelven parte del cuerpo de lxs otrxs, así como parte de sus procesos, se bordan con aquella que las adquiere, llevándola consigo cada vez que portan la prenda que aquel parche de reparo.

Encontramos al parche como un dispositivo afectivo, que acompaña y repara, son hechas con la intención de ser bordadas en la ropa (la segunda piel) de quien las adquiere,  portar una anómala se vuelve un performance en el que al encontrarnos afectadas (rotas, heridas, vulnerables) no dejamos de ser afectivas.

Proponen a la figura de la artista como acompañante en procesos de reconexión corporal, resignificación de experiencias y su enunciación. Porque está bien estar mal, está bien ser anormal, está bien estar hormonal y ser todo lo que históricamente se ha estigmatizado.

En el contexto actual, repararse es político. Resignificar los estigmas que cargamos, sanar las heridas de tantas violencias, enunciar nuestros cuerpos desde otros lugares (no hegemónicos) y reconectar con nosotras mismas encontrando una reconciliación es político. Recuperar nuestrx cuerpx se ha convertido en uno de los ideales de las niñas anómalas, es lo que proponen en cada una de sus acciones artísticas.

Finalmente el mensaje con estos bordados de anómalas es NO ESTAMOS SOLAS,  desde estos bordados Niñas Anómalas construyen otras estrategias para acompañarnos.»

Scroll To Top