Una bestia hambrienta

Una bestia hambrienta

por Adriana Raggi 

 Violada, deshonrada, vadeando sangre, chorreando mugre: así se yergue la sociedad burguesa. No pulcra y limpia y moral, con pretensiones de cultura, filosofía, ética, orden, paz e imperio de la ley, sino una bestia hambrienta, un aquelarre de anarquía, una plaga para la cultura y la humanidad.[1]

Rosa Luxemburgo  

I.

¿Qué es más femenino que lo rosa? La histeria.

II.

article

En enero de este año el tenista Rafael Nadal apareció, en el Abierto de Australia, vestido con una camiseta rosa y con pantalones cortos, con una raya rosa neón en el costado.

En una entrevista después de ganar su primera ronda Nadal dijo a un entrevistador que el tiempo fuera del juego, debido a lesiones y una cirugía de apéndice, había disminuido su confianza. El comentarista respondió, señalando los pantalones cortos de Nadal, que sospechaba que el español no sufría realmente de falta de confianza.

“No creo que muchos hombres podrían vestir este reflector rosa” le dijo el comentarista a Nadal, haciendo reír a todo el estadio mientras señalaba la raya rosa neón en el costado de sus pantalones cortos.[2]

Parece ser que hoy en día el color rosa sigue siendo un problema para la masculinidad hegemónica, a pesar de la industria de la moda lo utiliza ya no como un símbolo de la feminidad –sino como un elemento de lo influido por lo camp, por el queer eye– finalmente un deportista exitoso y masculino lo porta en una cancha de tenis, lugar lleno de testosterona y opulencia. La opulencia es el lugar en donde el color rosa cae como una plaga.

III.

Hoy en día deambulamos en un mundo de contrastes, en donde la violencia y la histeria nos invaden, pero al mismo tiempo lo rosa y lo espectacular son lo nuestro, son nuestro tiempo. Es decir, vivimos en un mundo en donde, yo diría que elementos como el Camp, el Pop o el Rococó se nos muestran como una clara forma de desviar la mirada de la bestia hambrienta que es nuestra sociedad barbárica, si como dice Susan Sontag lo camp:

Es una hazaña, desde luego. Una hazaña estimulada, en último análisis, por la amenaza de aburrimiento. La relación entre el aburrimiento y el gusto camp no puede ser subestimada. El gusto camp es, por su misma naturaleza, posible únicamente en sociedades opulentas, en sociedades o círculos capaces de experimentar la psicopatología de la opulencia.[3]

La sociedad de contraste y opulencia en la que vivimos ha creado su sistema de distracción, su entorno aburrido en el que las personas pueden utilizar las redes sociales como sistema de acoso, para pasar el tiempo. Personas que no encuentran un lugar en el espacio que hay entre la precariedad y la opulencia. Las revistas de moda, las revistas de autos, de chismes, de la vida de las estrellas y los personajes de la nobleza decadente, los portales en internet en el que se desbarata la vida de las personas, la novela rosa. Es decir un lugar de convenciones en donde los personajes y las historias se repiten hasta la náusea.

La novela rosa tiene siempre un final feliz y esperado. La chica buena se queda con el chico bueno. Si bien tiene sus variaciones, la idea es dejar en el lector un sentimiento positivo, es distraerlo. Pero ¿cómo podemos ver el rosa desde el otro lado? Si bien el Rococó es un momento artístico en el que la aristocracia prefiere desviar la mirada del hecho de que la crisis social en Francia está a punto de estallar, y entonces se concentra en la opulencia y el derroche –¿o era al revés?–. Es también un momento en que se produjeron imágenes que en cierta forma desafiaban la mirada. La Joven reclinada de François Boucher, es una obra que contiene toda la concepción del arte rococó, pero es también una imagen que contiene un grado de desafío, “vamos a darle satisfacción al rey”. Y no solamente a él.

IV.

[no title] 1971 Andy Warhol 1928-1987

[no title] 1971 Andy Warhol 1928-1987

Si en el mundo contemporáneo un deportista puede vestirse de rosa, causando un revuelo mínimo realmente, también un artista lo puede utilizar para decir algo a través de los modelos que se repiten hasta la náusea pero transgrediéndolos. Pienso en la silla eléctrica de Andy Warhol, la imagen del método más reconocible y significativo del poder estatal, –la pena de muerte en Estados Unidos– y que hoy en día se sigue utilizando, es revestida de varios colores por Warhol, se repite como una forma de hablar del símbolo de la muerte y se cubre de rosa, del color de la novela rosa y los finales felices. La pena de muerte y todo su proceso en un país como Estados Unidos está revestida de justicia, cuando en realidad se trata de venganza y poder. A una ejecución asiste un número de personas interesadas en ser testigos de la muerte administrada por el estado. Aquí no hay un final feliz, –¿o sí lo es para quien desea venganza?–.

V.

Por otro lado, pienso en el rosa como el color de la transgresión en dos proyectos fotográficos opuestos pero que se encuentran en un proceso de emancipación del cuerpo: Femmes of power de Del Lagrace Volcano y Ulrika Dahl, y Digital Diaries de Natacha Merritt. Ambos proyectos hablan del cuerpo y de sus espacios sexuales desde dos puntos de vista diferentes. Mientras que Merritt hace un recorrido de sus encuentros sexuales a través de la imagen fotográfica como un medio de intervención de lo privado, claro, su propia privacidad y su propio cuerpo, ¿su feminidad? Del Lagrace Volcano y Ulrika Dahl nos ponen frente a la pregunta ¿qué es la feminidad y cuáles son sus formas?

    Ambos proyectos son un aquelarre de imágenes, son una discusión acerca de qué es el cuerpo femenino o revestido de femenino, qué es la idea de la feminidad, la relación entre esos elementos que cruzan la sexualidad, la repetición de actos, la repetición de actitudes. Podría ser una repetición hasta la náusea con final feliz, es decir una novela rosa, –una aceptación a ser destruidos por el capitalismo–, pero no lo es, es pensándolo mejor, al igual que la silla de Warhol, una reiteración que utiliza el rosa –la idea de lo femenino– como un lugar de cuestionamiento, ¿qué es la sexualidad femenina, qué es el ser femenino, qué es esa histeria de colores y formas? Si la Joven reclinada de François Boucher tiene su mirada decadente y en cierta forma desafiante, son las imágenes de estos proyectos, de estas femmes, o femme fatale, que nos obligan a no voltear la mirada de una realidad decadente, en la que ya no se puede olvidar que vivimos en el imperio de una bestia hambrienta, en un capitalismo salvaje que nos obliga a limitar nuestros cuerpos, nuestra sexualidad y a aceptar la destrucción del otro a través de medios como la venganza.

[1] Andrew Hsiao y Audrea Lim (eds.), El libro de la disidencia. De Espartaco al lanzador de zapatos de Bagdad, trad. Herminia Bevia Villalba, Madrid: Akal, 2012, p. 155.

[2] ”Australian Open Scene: McHale’s recovery, Nadal’s shorts”, TENNIS,         19 de enero 2015, http://www.tennis.com/pro-game/2015/01/australian-open-scene-mchales-recovery-nadals-shorts/53663/#.VPNkdXb9DjE, consultado el 28 de febrero de 2015. (La traducción es mía).

[3] Susan Sontag, Contra la interpretación, trad. Horacio Vázquez Rial, 2a ed., México: Alfaguara, 1996, p.372.

Páginas de imágenes

  1. http://cdn.tennis.com/uploads/img/2015/01/19/article/article.jpg
  2. NatachaMerritt http://25.media.tumblr.com/tumblr_lm305m2hVG1qzqbf4o1_1280.jpg
  3. Andy Warhol http://www.tate.org.uk/art/artworks/warhol-no-title-p07729
  4. Del Lagrace Volcano http://www.pagina12.com.ar/fotos/soy/20110930/subnotas_y/ed04fo03.jpg

Adriana Raggi. Doctora en Historia del arte por el IIE de la UNAM. Obtuvo la licenciatura en Artes Visuales en la ENAP (hoy FAD) de la UNAM en 1993. De 1995 a 1996 asistió como Estudiante Invitada a la Kunstakademie Düsseldorf, Alemania. En 2002 obtuvo el grado de Maestra en Historia del arte, IIE, UNAM. En el 2013 obtuvo doctorado en Historia del arte, IIE, UNAM. En 2013 cursó el Diplomado en Fotonarrativa y Nuevos Medios de World Press Photo y la Fundación Pedro Meyer.

    Ha realizado las exposiciones individuales en 2014 Corporis sensus, Star, Cluj-Napoca, Rumania, en 2012-13 Inventarios, Casa del tiempo, UAM, 2008 Anatomía Segmentaria, Radio Educación, México, D.F., 2006 Todo lo visible y lo invisible, Instituto Mexicano de Psicoanálisis, a.c., México, D.F., en 2005 Subdivisiones, Galería Alva de la Canal, Jalapa, Veracruz, en 2004 Momento de inercia, Facultad de Ciencias, UNAM, México, D.F. y Fragmentaciones, Universidad Pedagógica Nacional, México, D.F., en 2003 Recent Works, en el Columbian/American Alliance’s Colombian Festival, ZUMIX, Boston, EUA., 2002 Rasgos humanos, Casa Jaime Sabines, Mexico, D.F., 2000 Analogías, pintura y grabado, Colegio de México, México, D.F. y Similares cotidianos, Museo Regional de Huajuapan, Huajuapan, Oaxaca, México y en 1999 Similares cotidianos, Casa de la Cultura de la UAEM, México, D.F.

Actualmente es profesora de tiempo completo de la FAD, UNAM. Además ha impartido clases en la Fundación Pedro Meyer y La Esmeralda, INBA. Es miembro del colectivo Las Disidentes,

Página web: adrianaraggi.net y lasdisidentes.com

Scroll To Top