Sexo colectivo: de la exclusividad, al swinger

ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal

ilustración por Alex Xavier Aceves Bernal

Asociación de Sexualidad Educativa  ASSEX

Nuria Faus (Vicepresidenta)

Socialmente está establecida la heterosexualidad exclusiva o, como comúnmente se le nombra, la monogamia. Muchos siglos de evolución nos avalan. El ser humano es considerado, dentro de las especies que habitan en el mundo, como un animal monógamo. Esto quiere decir que, a nivel reproductor, existen unos lazos procreativos entre un solo macho y una sola hembra. Esta forma de vinculación es muy poco frecuente entre los animales vertebrados. Si esto es así ¿Por qué existe el sexo colectivo? ¿Transgrede las normas naturales de las relaciones eróticas?

    La monogamia no aparece en la naturaleza por casualidad, puesto que dentro de cada especie ésta tiene una función de economía ecológica, ya que evita el desgaste energético que supone el proceso de acercamiento y cortejo previo al apareamiento. Con esto, ¿podríamos decir que el ser humano es monógamo? Si atendemos a lo meramente procreativo podríamos decir que sí, puesto que una mujer no puede tener un hijo con genes apareados de varios varones y es aquí donde entra la controversia, o más bien la paradoja del ser humano. Las personas, en general utilizan las relaciones eróticas como un modo de diversión, de comunicación afectiva y con la motivación de buscar y encontrar placer y es, en este punto, donde el ser humano se convierte en un monógamo imperfecto.

    Cada vez más parejas empiezan a experimentar lo que se denomina sexo liberal o swinger. Las parejas swinger son aquellas que practican sexo en grupo con otras personas. El termino proviene del verbo anglosajón swing (balanceo, movimiento), este tipo de parejas se “mueven” entre el amor que sienten por la pareja, con las que también mantienen relaciones sexuales, y las relaciones propiamente sexuales que mantienen con otras personas pero siempre en presencia de la pareja o con el consentimiento de esta.

    A priori, solemos pensar que una persona o pareja liberal, se mueve egoístamente por el mundo buscando su propio placer a través de mantener relaciones sexuales con todo tipo de personas. Sin embargo, la realidad es otra bien diferente. Tres grandes cualidades envuelven al mundo liberal: la confianza, tanto en uno mismo como en la pareja, la comunicación sexual y, sobre todo, el respeto.

    El sexo en grupo suele ser practicado en locales de ambiente liberal o en fiestas/citas organizadas a través de internet, donde precisamente existen una serie de normas para que se establezca un ambiente armónico y placentero. En cuanto a los locales cualquier persona puede entrar simplemente a tomarse una copa tranquilamente sin tener que mantener relaciones sexuales con nadie, pese a lo que la gente piensa. Estos locales están diseñados para estar cómodo en cualquier circunstancia y  donde, un NO, es explicación suficiente.

    Un mito muy extendido hacia las personas y parejas liberales es que son personas que no saben muy bien lo que quieren y las parejas suelen ser inestables y caprichosas. Sin embargo si hay algo característico de las personas que practican sexo en grupo y se consideran liberales es precisamente todo lo contario. Las personas que consideran el sexo como lo que es y saben muy bien separarlo de otros sentimientos vinculantes a las personas gozan de una gran confianza en sí mismos y un gran autoconocimiento. En cuanto a las parejas liberales gozan de una comunicación sexual, una confianza en su relación y una vinculación bastante estable donde la honestidad es una de sus mayores virtudes.

    Practicar sexo con varias personas a la vez no es algo que surja a la primera de cambio, no te levantas un día y dices “esta noche me apunto a una orgía”. Es una forma de pensar, entra dentro de los valores importantes de las personas y se aleja totalmente del mito establecido del “vicio”. Es una forma más de experimentar placer dentro de la amplia gama de relaciones eróticas, donde lo más importante es tener las cosas muy claras y establecer los límites a los que estas dispuesto a llegar.

nuriaNuria Faus: Psicóloga, Sexóloga y una apasionada del comportamiento humano. Vicepresidenta de la Asociación de Sexualidad Educativa (ASSEX), Coach Sexual y Asesora de Salud Sexual y Ocio Adulto.

assex

Facebook ASSEX

Twitter: @_assex_

Web: http://assex.es/

Scroll To Top