Rehabilitación Verde

por Mafa HA

Durante 2021, en medio de una pandemia mundial, mi vida estaba desquebrajándose de a poquito pues habitaba en casa de mis padres, me encontraba desempleada y mi red de apoyo se encontraba algo lejos. Con la mesiánica edad de Jesucristo y todas las expectativas que socialmente se me habían impuesto mi cordura pendía de un hilo; todas las pequeñas batallas que había ganado en torno a mi sexualidad se evaporaban lentamente. Afortunadamente conseguí un empleo que por lo menos me permitía transitar la ciudad en bici, tener tiempo para pensar, leer, escribir y ver memes; además de obtener un poco de dinero.

El trabajo era como secretaria en un salón de fiestas. La oficina estaba en una casa bastante deteriorada, pero con un gran potencial. Años atrás había podido ponerle mi toque a los espacios que habitaba y decidí hacerlo, así que convencí a la dueña de deshierbar, limpiar y pintar el lugar; el presupuesto estuvo reducido, pero apliqué la de hacer lo que se puede con lo que se tiene. Con ayuda de amixes pinté alguna pared y reubiqué, propagué plantitas para darle color y vida al sitio. La idea de rehabilitar el espacio era insertarme en el ecosistema, pues recién volvía a mi ciudad natal, a la casa de mis padres y a una sociedad heteropatriarcal que no me acepta (ba) tan bondadosamente.

Así que esto serviría de pretexto para poder desarrollar varias actividades que me ayudarían a conseguir un tipo de bienestar, y no caer lentamente en las garras de la ansiedad y tristeza, como la jardinería, leer, bailar, fumar weed, invitar amixes a un lugar en el que pudieran sentirse segurxs para encuerarse metafórica y literalmente. Me valí de mi celular para hacer registro fotográfico del espacio y cuando menos lo pensé ya estaba comprometida con la Rehabilitación Verde. El título responde a que encontré en las tareas de cuidado del espacio una terapia que me servía para volver a ‘funcionar’ y era verde por lo que este color representa: tranquilidad, vida, naturaleza, prosperidad, fertilidad, etc.

La Rehabilitación Verde incluyó instalación/ jardinería, pintura mural, performances, encueramientos, una playlist, fotos, bitácora y textos. Ahora ya no habito ese espacio y estoy tratando de darle distintas salidas a todo el material que tengo de ese año. Aunque para ser sincera sigo en proceso de rehabilitarme en verde, pues las reflexiones son procesuales, como la vida misma. Aquí algunas:

– Reconocer el malestar como un estado pasajero.

– Pedir ayuda nunca es signo de debilidad.

– Conocer la historia familiar ayuda mucho para reconectar contigo misma, ya sea para entender de dónde vienen las dolencias, así como erradicarlas.

– Reconocerte como individuo, aún dentro de un colectivo.

– Las expresiones artísticas como punto de inflexión.

– La observación y los apuntes bitacorosos (a.k.a. diario) ayudan mucho a entender nuestros procesos.

– Saberse un organismo dentro de un ecosistema (aquí entra la empatía, cooperación y esas cosas que ayudan a cohabitar los espacios, respetando la integridad de la otredad).

– Escuchar (te) detenidamente es importante.

– Vivir tu proceso acompañada y no hablo de cuestiones físicas sino de una red de apoyo.

– Mojarse en cantidades adecuadas ayuda a mantener la calma (if u know what I mean…)

– La inmediatez es un mal moderno. Toda rehabilitación/proceso lleva su tiempo y, a veces, se tiene que abrir la herida para que sane correctamente.

– Todo es finito.

 

[divider]

Mafa HA, Salamanca, Gto., 1988. Es licenciada en Letras Españolas, ex-docente, trabajadora del arte y encueratriz pospornográfica. Sus intereses rondan en torno al humor, la escritura íntima, los feminismos, la educación socioemocional, la cuerpa, la performance, el espacio y la sexualidad en todos sus espectros.

IG: @mafahual/ @eroticatransversal

Volver arriba