**Participante del Primer Concurso "Por el Derecho a Decidir" de Ddser Jóvenes Querétaro e Hysteria! Revista**

Qué hacer en caso de encontrarse con una mente cerrada

por Ernest Graves

por Ernest Graves

Por Diana Clemencia Cortés Villalobos

Introducción

Este trabajo tiene la pretenciosa intención de servir como guía básica a la hora de defender el derecho a decidir sobre el aborto. No se garantiza la victoria en ninguna discusión, pero al menos pondrá a pensar un poquito al dueño de la mente cerrada.

Los argumentos son una recopilación sacada de distintas fuentes, entre ellas páginas pro-vida, instituciones religiosas y el pronunciamiento oficial del vaticano. Enemigos de la libre elección.

Estos argumentos son repetidos hasta el cansancio, seguros de que si dices algo muchas veces se vuelve verdad, y también son exclusivos: siempre los mismos y con la misma base. Comencemos.

 

“La vida humana debe ser protegida desde su comienzo como en las diversas etapas de su desarrollo” . (Declaración oficial sobre el Aborto, recuperado de la página oficial del Vaticano, 2015)

El favorito. Utilizado siempre al principio de la discusión porque es el padre de los demás argumentos. Moralista y sin bases científicas sólidas. También usado y repetido casi textualmente en la doctrina del PAN (partido acción nacional, México).

     Refutarlo es fácil puesto que está basado en un principio moral muy débil. La mejor forma de llegar a conclusiones más elaboradas es tomar el mismo argumento y elaborar preguntas inocentes con las cuales, casi siempre, los mentecerrada llegan a la conclusión de su error. En este caso se debe plantear una ponderación de derechos. La vida del feto es meramente una posibilidad, y su desarrollo no puede darse sin antes considerar sus vías.

      La vida de la mujer es una realidad, está sucediendo y tiene vías que se pueden ver obstruidas si se le obliga a ser madre. Entonces, ¿es mejor defender una posibilidad o una realidad? ¿es mejor poner en riesgo y desequilibrio el desarrollo de una vida plena para tratar de impulsar una posibilidad? Y esta posibilidad está muy debilitada ya que su desarrollo depende de la madre, a la misma que se le obstruyeron las vías de desarrollo por no permitirle decidir sobre su propio destino.

Es un círculo vicioso y cruel.

 

“El primer derecho de una persona es la vida”

Hermano del argumento anterior, seguramente su mentecerrada favorito lo usó y se sustentó en su amor por el derecho y las leyes. Básicamente, la refutación es la misma. ¿Ponderar el derecho de quién?. Aquí se debe añadir siempre el derecho a elegir de la mujer, en pleno uso de conciencia. Entonces, tenemos dos derechos: el de la vida desarrollada que decide elegir contra la opinión e imposición de los mentecerrada.

 

“El feto siente dolor”

A partir de este argumento nuestros mentecerradas se ponen científicos. Empiezan a hablar de semanas de gestación y desarrollo del feto. Cosas que ni ellos (ni yo, la verdad) entienden muy bien.

     Les gusta decir que a partir de la tercera semana de embarazo se desarrolla el sistema nervioso central y -añaden con voz dramática- “a los 21 días les late el corazón”.  Porque el desarrollo del sistema central se da de golpe y es este el encargado de la recepción y percepción del dolor, según los mentecerrada.

     Aquí hay que explicarles que esto no es así. Que el sistema nervioso central empieza a desarrollarse a la tercera semana, pero es un proceso que implica el desarrollo también de la corteza cerebral y es hasta que se completa dicho proceso, cuando se tiene la capacidad cerebral suficiente para procesar el dolor. Como en la semana 22 o por ahí: “sin lugar a dudas el feto humano es incapaz de tener sensaciones conscientes y por tanto de experimentar dolor antes de la semana 22‐24” (Tapia, 2015)

 

“El aborto destruye la conciencia de la madre”

Como ya vieron que no manejan mucho los temas científicos, los mentecerrada regresan a los argumentos morales. En este caso, uno tiene que darles la razón. Sí, efectivamente, el aborto destruye –en muchas ocasiones, no hay que generalizar- la conciencia de la madre, pero el problema es el mismo mentecerrada.

     En una persona consciente y libre de prejuicios, con equilibrio mental y plena razón el practicar un aborto no tiene que suponer ningún peso de conciencia. Pero para una persona influenciada por mentecerrados que le dicen que lo que hace está mal, que no tiene salvación y su único destino es el infierno, por supuesto que moralmente la va a destruir.

     La solución es dejar de darle poder de decisión a los mentecerrada y que dejen de criminalizar a la mujer por decidir. No es lógico criminalizar y re criminalizar a por algo que a alguien no le parece y que en suma no le afecta ni le beneficia porque no es su vida sobre la que está decidiendo.

 

“No debiera existir un derecho de la mujer al aborto porque el hijo no forma parte de su cuerpo sino que es un ser humano con identidad propia”

El más aberrante de todos. Porque el embarazo incluye una cláusula que dice que no puedes hacer uso de tu vientre ni decidir sobre él si “está siendo ocupado” en ese momento. En cuanto hay algo externo en tu cuerpo deja de ser tuyo. Por eso tampoco pueden aceptar trasplantes de órganos porque es de alguien más y entonces ya no eres tú. Seguramente eso piensa los mentecerrada.

     Pero para las demás personas que no hemos visto ni firmado esa cláusula, mi cuerpo, aunque esté ocupado, es mi cuerpo. Y no es solamente eso, aparte de mi cuerpo, es mi vida y son mis responsabilidades. No es como decidir cortarte las uñas o no. Porque esta decisión genera obligaciones en el futuro.

      Explíquele con esto a su mentecerrada que sigue siendo su cuerpo y sus consecuencias. Puede añadir que el feto “no es un individuo biológico ni mucho menos una persona” (Tapia: 2015) pero eso ya es mucho para el corazoncito de los mentecerrada.

 

“El aborto no está justificado ni en caso de violación porque supondría castigar a un inocente”

Es mi argumento favorito porque es bien fácil de voltear. Tan simple: aplíquelo a la mujer embarazada. Ella también es inocente y también está siendo castigada al obligarla a asumir una responsabilidad de la cual ella no es responsable. La causa de una violación siempre es un violador y es el violador el que debiera enfrentar todas las consecuencias.

Aquí, a los mentecerrada les gusta añadir una conmovedora historia tipo: “a mi vecina la violaron y tuvo un hijo y ahora es feliz y cree en el amor”. Porque para los mentecerrada sólo podemos simpatizar con historias de maternidad feliz pero ellos no pueden simpatizar con historias de aborto feliz, donde no se obliga a la víctima a pagar el castigo.

 

“El aborto no debe ser usado como método anticonceptivo”

¿Porqué un procedimiento que actualmente es invasivo, peligroso y se tiene que hacer a escondidas es la primera opción de todos como método anticonceptivo?

Explíquele a su mentecerrada que esto no es así. Que abortar no es fácil ni cómodo. “Como si abortar fuera rico. Como si la legalidad de sacarse el apéndice provocara que todos lo hiciéramos porque sí” (Gutiérrez: 2014). Explíquele que nadie lo va a usar de método anticonceptivo porque todos somos más prácticos que eso.

 

Fue una irresponsabilidad y la tienes que asumir, sino quieres puedes darlo en adopción”

Es que en nuestro país cuenta con un increíble y súper eficiente sistema de casas hogares y el sistema para adopción es accesible, rápido y humano. Según los mentecerrada.

     Por eso, en lugar de corregir la “irresponsabilidad” lo mejor es dar en adopción al hijo. Eso es súper responsable. No quiero criminalizar a las personas que deciden dar en adopción a su criatura, sus razones y sus argumentos tendrán. Si fue una “irresponsabilidad” quiere decir que hubo un proceso de elección y un proceso donde debería de haber una responsabilidad, que fue, según el mentecerrada, donde se falló. Entonces debe haber también un proceso de elección y responsabilidad en la acción futura, es decir: la mujer que no hizo es la única que debe decidir qué hacer (o qué no) por tanto, este argumento es inválido e inadmisible, puesto que a priori se permite decidir, pero sino se cumple, se invalida el derecho para decidir.

 

Conclusión

Los mentecerrada tienen mucho que decir y que discutir, y nos podríamos envolver en discusiones interminables por eso, y ahí está un argumento principal:

¿Por qué me atañe a mí esta discusión? ¿Por qué le atañe al mentecerrada?

     La única persona que debe decidir, es la mujer embarazada. Ni el mentecerrada ni yo tenemos que emitir comentarios al respecto. No es nuestra vida ni nuestro cuerpo ni nada. Pero tenemos que darle la libertad total a la mujer de que aborte, además de los medios para hacerlo. Nosotros somos el Estado y es nuestra obligación. El aborto es una decisión personal que debe ser tomada conscientemente sin miramientos religiosos o de cualquier otro tipo, y si se llega a la decisión de querer hacerlo, el estado debe facilitar los recursos y los medios para que se lleve a cabo de manera segura y eficiente.

Legislar sobre el aborto no aumenta el número de abortos por año, en cambio sí se disminuye drásticamente el número de muertes por abortos mal practicados.

Bibliografía:

Ortiz, A. (2001) Si los hombres se embarazaran ¿el aborto seria legal? México: Edamez.

Castañeda, P (2003) Interrupción voluntaria del embarazo: reflexiones teóricas, filosóficas y políticas México: CEIICH.

Gutiérrez. C. (2014) Esta columna la escribo para todos los pro vida (con mucho amor) The Clinic: Chile.

El vaticano (2015) Declaración sobre el aborto. Ciudad del vaticano.

Segura, R. (2012) Argumentos pro vida (por qué decir NO al aborto) Gandía: España.

Tapia, R (2015) La formación de la persona durante el desarrollo intrauterino, desde el punto de vista de la neurobiología México; UNAM.

Scroll To Top