Il mio corpo che cambia

Imágen por Gerda Wegner

Imágen por Gerda Wegner

por Frida María García.

¿Qué pasión más desenfrenada puede provocar tu propio cuerpo? Será el reflejo del espejo el que intenta seducirme. Me contempla desnuda, me susurra tan despacio que no puedo descifrarlo, pero mi mente es hábil y decide poner las que a su antojo decide.

En esta noche me infunde la lujuria provocada por mí misma, por mi pálida piel que cubre como seda mis piernas que aprisionan, mis manos que tocan una sinfonía en mi sexo y ésta me lleva al paraíso; hermoso páramo tan conocido por mí y tan desconocido para otros seres, me compadezco de ellos.

Ésta delicada figura descansa entre pétalos de mil rosas y sus espinas atraviesan mi piel…la distancia entre placer y dolor es una espina, esta noche lo comprobé. Este lienzo blanco se llena de estrellas color escarlata que hacen juego con mi cabello negro de ébano. Pero no he hablado de mis labios, donde la palabra reside, donde solo un suspiro separa lo mundano con lo celestial, donde todo placer se consume, donde la saliva es agua bendita que se mezcla con sudor, fluidos y lágrimas.

Mis labios besan mis dedos, los llenan de ese líquido divino, juegan con mi lengua de fuego y así como un músico que conoce las cuerdas de su violín, así acaricié mi cuerpo. Suave, violento, intenso, sentía como mi piel emanaba agua, descubrí nuevos lunares, volví a las curvas de mis pechos, a perder la cordura y enamorarme de mis texturas, sentirme tan húmeda, a nada de volver a tocar el paraíso con mis manos, a un suspiro de ser mía y bajar a la tierra. Cubrir mi cuerpo sábanas de seda para dormir entre ángeles y demonios.

 

Semblanza Frida María García.

Frida María es una mujer de 24 años que reconoció su naturaleza por fridamariamedio de lo erótico, del arte transgresor y de todas las emociones que le producen.

Disfruta sentir, producir(se) placer y contar historias, la mayoría con delicados tintes eróticos, sensuales, sexuales e íntimas.

https://mariedivineblog.wordpress.com/

Scroll To Top