El fenómeno Squirt

ilustración por "3kc"

ilustración por “3kc”

Por Nuria Faus

Vicepresidenta de Assex. Sexualidad Educativa

De un tiempo a esta parte a la industria del porno le ha planteado a las mujeres un nuevo reto para disfrutar en las relaciones sexuales. El llamado squirt, término que describe la expulsión de un líquido justo en el momento del clímax que, al igual que en los hombres, se trata de una eyaculación, fisiológicamente hablando.

    Sí, es cierto que existe, una mujer eyacula al igual que un hombre, pero eso no quiere decir que sienta mayor placer o menos. Se trata más bien de un fenómeno fisiológico que viene determinado por el tamaño de algunas estructuras genitales. Hemos de aclarar que tanto los genitales masculinos como los femeninos provienen de unas mismas imgassexgónadas sexuales embrionarias y que se configuran de una forma o de otra según este presente el cromosoma “Y” o no.

    La eyaculación femenina no ocurre de forma tan evidente en todas las mujeres como les ocurre a los hombres, y aquí es donde aparecen las confusiones de si se trata de orina, flujo vaginal o realmente estamos hablando de eyaculación. El sexólogo Francisco Cabello Santamaría, director del Instituto Andaluz de Sexología y Psicología, llevó a cabo, en 1996, un experimento en el que analizó la orina de 24 mujeres después de tener un orgasmo y en todas las muestras encontró antígeno específico prostático (PAS), un componente del líquido eyaculatorio femenino. Por lo que se pudo demostrar que si existe un fluido en los genitales internos de la mujer que proviene de la próstata, ¿cómo? ¿las mujeres tienen próstata? La respuesta es sí.

    Dentro de la configuración interna de los genitales existen unas estructuras que cambian de posición y que anulan su función principal o no según sea XX o XY. En lo que respecta a la próstata, en los hombres se trata de una estructura importante para la fabricación del líquido seminal y para la regulación de otras estructuras  y queda situada en la parte superior trasera de la vejiga. En las mujeres esta glándula tiene su posición entre el conducto uretral y la vagina, con unos orificios microscópicos de salida llamados de Skenne que se sitúan alrededor de la uretra. Ahora bien si todas tenemos esta estructura ¿por qué no se produce en todas de la misma forma?

    La cantidad de líquido expulsado en la eyaculación está determinado por el tamaño de la próstata femenina y por la cantidad de líquido que contenga esta. Para que entendáis un poco mejor de que se trata, imaginar que la próstata femenina es como una pequeña esponjita que va acumulando el líquido prostático y que en el momento de su estimulación, con la presión, se vacía, expulsando el líquido hacia el exterior.imgassex2

    Hasta hace poco, aquellas mujeres cuyo volumen de líquido era abundante, lo vivían con incomodidad y vergüenza por creer que se trataba de un inevitable escape de orina. En la actualidad, se le ha dado la vuelta a la moneda y ahora muchas mujeres se obsesionan por querer vivir esta experiencia de la eyaculación femenina de forma exagerada. Por si la obsesión con encontrar el punto G no fuera suficiente ahora también es necesario la expulsión de un líquido abundante.

Como profesionales de la sexología, es importante tener en cuenta que el placer no viene determinado por la abundancia de la eyaculación, ya que una cosa es un orgasmo y otra la eyaculación. Por otro lado, se trata de una estructura fisiológica que viene predeterminada y que por más estimulación que podamos realizar tiene sus limitaciones. Por lo tanto cada mujer eyaculará de una forma más o menos parecida al hombre dependiendo del tamaño de su próstata y los conductos de Skenne y no por el tipo de estimulación más o menos placentera que tenga.

nuriaNuria Faus: Psicóloga, Sexóloga y una apasionada del comportamiento humano. Vicepresidenta de la Asociación de Sexualidad Educativa (ASSEX), Coach Sexual y Asesora de Salud Sexual y Ocio Adulto.

assex

Facebook ASSEX    Twitter: @_assex_    Web: http://assex.es/

 

Scroll To Top