Editorial#7 Madres

portada-fondo-negroWEB

¿Por qué hablar sobre maternidades desde Hysteria, medio dedicado a la sexualidad y el arte? ¿Nos habremos vuelto locas, feministas esencialistas, o peor.. PRO-VIDA? Pero, ¿por qué no hacerlo?

    Abordamos la maternidad como tema porque siempre genera polémica y porque es necesario hacer la polémica desde aquí. Sabemos que es importante apropiarnos de los debates sobre maternidad en todas sus vertientes no sólo porque reiteramos que lo que sucede en nuestro cuerpo lo decidimos nosotras, sino porque estamos hartas del uso imperativo que la Iglesia, el Estado-Nación, la política partidista y las ilustrativas novelas mexicanas hacen de los modos de asumirla.

    Además, sabemos que la maternidad es (entre otras cosas) un estado sexual del cuerpo, aunque a veces se nos olvide. De manera frecuente se continúa difundiendo sólo un lado de la historia de la maternidad, el lado en donde esta es obligatoria, abnegada, modesta y sufridora, posición que inevitablemente invisibiliza la experiencia del goce construyéndola como asexuada y, además, siempre basada en una práctica heterosexual. Todo esto es una manera de ver la maternidad como mandato que consume a las mujeres, las domestica y perpetúa los sistemas de opresión.

    Sin embargo, creemos que al ser la maternidad un hecho decisivo y trascendental en la vida de muchas personas, en tanto que “lo personal es político”, no es un tema para tomarse a la ligera. Por esto, nos posicionamos en favor al derecho de lxs individuxs a decidir sobre sí mismxs el ser madres o no, interrumpir sus embarazos o no, y por el derecho a vivir cualquier decisión que se tome en comunidad, de manera placentera, informada y alejada de mandatos sociales opresivos, pues creemos que si reinventamos las maneras en que vivimos y concebimos la maternidad podemos fisurar el sistema patriarcal.

    En este número toman la voz lectorxs y colaboradorxs que, ante las coordenadas propuestas (maternidades + sexualidad + Hysteria) reaccionan generando escritos, imágenes y acciones que contribuyen a uno de nuestros objetivos: dejar de ver y narrar la maternidad como un estado natural y exclusivo del cuerpo llamado mujer, y problematizarla a partir de palabras e imágenes críticas, alejándolo de la noción tradicional de LA madre y LA maternidad.

¡Porque madre NO sólo hay una, porque madres habemos tantas como personas en el mundo, porque la revolución en la maternidad será feminista o no será!

* Hysteria agradece de todo corazón los valiosos comentarios de Amor Teresa, nuestra editora invitada en este número.*

 

Scroll To Top