Reseña de la Copa menstrual

Reseña de la Copa menstrual

Por Ivelin Buenrostro Es necesario hablar de la copa menstrual por dos cosas: independencia y amor propio. Por un lado, este pequeño dispositivo permite que te olvides de toallas íntimas y tampones, así como cosas superfluas que se usan para evitar los malos olores, como desodorantes y duchas vaginales (que suelen ser menos benéficos de lo …

Review Overview

Costo
Funcionalidad
Durabilidad
Sensación

Insuperable

100

Por Ivelin Buenrostro

Es necesario hablar de la copa menstrual por dos cosas: independencia y amor propio.

Por un lado, este pequeño dispositivo permite que te olvides de toallas íntimas y tampones, así como cosas superfluas que se usan para evitar los malos olores, como desodorantes y duchas vaginales (que suelen ser menos benéficos de lo que dicen). Y por otro, el uso de la copa menstrual, promueve otra manera de mirar un proceso natural que se nos ha inculcado como degradante, sucio, malo, engorroso, etc.

Así pues, unos factores que intervienen para aceptar la adquisición de una copa son:

  1. Modifica la forma de percibir la menstruación.- Porque te das cuenta de que es menos sucia de lo que te han hecho creer. Te olvidas del supuesto olor que dice a todxs: “sí, estoy menstruando”. Cuando usas toallas sanitarias, muchas de estas prendas vienen con aromatizantes, que hacen creer que realmente hueles mal. La copa menstrual, al estar dentro de tu cuerpo, hace que ningún tipo de olor salga, e incluso cuando la retiras para vaciarla puedes darte cuenta de que el supuesto aroma que despides es menos penetrante de lo que imaginabas. Es más, no necesariamente se percibe. Así pues, la forma de verte en esos días cambia mucho.
  2. Es muy cómoda y práctica.- Si bien los primeros dos meses puede ser difícil quitar y ponerla una vez que has dominado esta tarea y has aprendido cada cuánto tiempo retirarla, serás bastante feliz. Y es que puedes hacer cualquier actividad que desees: correr, nadar, brincar, dormir… sólo es necesario estar atenta a la cantidad de flujo que tienes por día, para evitar que se llene y derrame. Si eres de las que tiene un flujo muy abundante, por prevención puedes ponerte los primeros días una toalla sanitaria en lo que aprendes a calcular cuándo vaciarla (busca toallas sanitarias de tela, que lavas y vuelves a usar). Otro punto importante es que si vas de viaje no tienes que llevar decenas de tampones o toallas. Con una sola copa es suficiente, la enjuagas y listo. Sólo recuerda llevarla en una bolsita de tela, para que se ventile y quede protegida. Si vas a estar durante todo el día por la calle siempre puedes llevar una cantimpora con agua si te incomoda enjuagarla en el lavabo. Aunque no debería.
  3. Es económica, ecológica y saludable.- Su costo fluctúa entre 400 y 500 pesos… pero te dura unos diez años. Evitas el consumo constante de productos desechables que acumularían más residuos tóxicos al medio ambiente, además de que no está asociada al Síndrome del Shock Tóxico y es una buena opción si eres alérgica a los materiales de tampones y toallas sanitarias convencionales.
  4. Sexualidad.- Es una chulada. Puedes masturbarte, ser masturbada (frotando o introduciendo los dedos en la vagina) y que te den sexo oral sin problema de que se derrame (a menos que así lo quieras), y sin el molesto hilito del tampón. O sea que facilita no interrumpir juegos sexuales cuando estás en tu periodo, cosa que a muchas mujeres puede inhibir. Además, con su uso te familiarizarás más con tu cuerpo. 

Como puedes ver, hay varios puntos positivos para animarte a hacerte de una, ya que a cambio de tantos beneficios, sólo debes preocuparte de unas cuantas cosas muy sencillas:

  • Enjuagarla bien para que no queden residuos, aunque esto es realmente fácil de hacerlo. Sólo necesitas un poco de agua y, si acaso, un cepillo suave y jabón neutro. Para evitar que cambie de color lo mejor es retirarla en un máximo de 8 horas y siempre enjuegarla muy bien. Puedes meterla en agua oxigenada cada cierto tiempo para mejorar su apariencia.
  • Procurar esterilizarla cada vez que termina tu período, hirviéndola 10 minutos cada mes.
  • Retirarla a buen tiempo antes de que se derrame, así como elegir el tamaño de copa que te venga mejor. Cada marca maneja distintas medidas, pero no varían mucho entre sí. Infórmate bien de cuál te conviene antes de comprarla.

En Tienda Hysteria puedes conseguir tu copa Femmecup y Meluna

Scroll To Top