Círculo de Terapias Naturales

Círculo de Terapias Naturales

Hola compañerxs , queremos platicarles de nuestras actividades en el Círculo de Terapias Naturales en el que llevamos sesionando 4 años .

     Siendo parte del equipo promotor de la Red Tlaloc, José Luis Díaz Núñez y Flor de María Granados Herrera, Cristina Lavalle junto con la doctora Lourdes Munguía, nos vimos en la necesidad de hacer gremios por especialidades, ya que varios compañeros compartíamos modos de vivir y queríamos evitar la competencia, intercambiando nuestros conocimientos para ayudarnos unos a otros. Al mismo tiempo, estábamos Flor y José Luis organizando una Expocooperativa en la Universidad Obrera de México y nos dividimos en sectores para hacer diferentes proyectos. El de salud natural era uno de esos grupos, dirigidos por Armando Dueñas. Empezamos a hacer prácticas de salud para una mejor calidad de vida. Así nació el “Círculo de Terapias Naturales” con reuniones que se llevan a cabo desde entonces, los miércoles a la 16:30 cerca del metro Rosario en el Centro Comunitario “Eterna Juventud” y simultáneamente en la Universidad Obrera de México, coordinado por Demetria Cano. En estos círculos hablamos de temas de interés común,  intercambiamos conocimientos y nos capacitamos sobre la salud natural, salud económica, salud comunitaria y aprendemos que la salud puede venir en un abrazo, en una conversación asertiva o una planta medicinal de la maceta del patio. La salud natural se puede encontrar en casi cualquier forma y lugar.

La salud y la enfermedad como equilibrio y aprendizaje de la vida

¿Qué es la salud? Nos peguntamos a menudo algunos, pero otros ni siquiera lo pensamos hasta que nos sentimos enfermos. La salud es el equilibrio permanente entre lo que necesitamos y lo que no, en sus carencias y excesos. Y la enfermedad, hay quienes  la consideran como algo que no debiera existir, pero es una manera que tenemos de reaccionar a lo que no necesitamos o a lo que nos hace falta, es decir, la reacción salud-enfermedad es un binomio en el que estos 2 aspectos son indispensables para el equilibrio. La enfermedad es también la manera en que aprendemos y evolucionamos, un mecanismo de la naturaleza de hacernos reaccionar, sobre todo cuando hemos hecho caso omiso de llamados previos y suaves. Incluso es capaz de inmovilizarnos para lograr el objetivo de que paremos y volvamos a leer sus mensajes. La enfermedad aparece cuando se necesita una madre y una maestra rigurosa, que puede enseñar de manera suave y amorosa o dura y terminante, igualmente amorosa, pues nos obliga a encontrar nuestro yo, que ante nuestra sordera  requiere a veces medidas extremas.

     La enfermedad es una reacción del organismo que nos molesta y que registramos como dolor y sufrimiento, pero también es una manera de centrarnos en nosotros mismos. El cuerpo siempre nos avisa que hay algo que no debiera estar ahí: estrés, depresión, inseguridad… o algo que falta: nutrientes, descanso, auto observación. Es decir, la enfermedad es parte de la salud o del equilibrio vital.

     Ver a la enfermedad como el enemigo a vencer, nos impide darnos cuenta que es un mecanismo que nos fuerza a ponernos atención y a escuchar al cuerpo que nos diga lo que nos pide.

     Nos hemos acostumbrado a acotar la enfermedad, a aislarla y no permitir manifestarse, obstruyendo el real camino a la salud y el equilibrio. En el Círculo de Terapias Naturales, tratamos de encontrar esos resortes que nos sanan por un mecanismo natural, del cual todos fuimos dotados y que a veces olvidamos; también nos recuerda que la responsabilidad de la salud es propia y no de las instituciones, centro hospitalarios, de los médicos o de las farmacias y laboratorios. El ser humano es un ente integral con cuerpo físico, emocional, espiritual y cósmico que debe ser atendido en todas sus partes y que si descuida en alguna de estas, se enfermará repercutiendo en toda la estructura, iniciando en  el cuerpo físico.

     En el Círculo de Terapias Naturales trabajamos de manera circular, es decir; no hay jerarquías  ni maestros y alumnos, ni médicos y pacientes; todos tenemos saberes y experiencias de vida que compartir, no se requiere un nivel educativo específico y aun cuando no son clases, el aprendizaje de nosotros mismos es profundo. La primera norma que aprendemos es que si queremos ser terapeutas, o luchadores sociales, primero tenemos que empezar por nosotros mismos y por nuestro entorno cercano, pues es más fácil ver que los “ demás están mal” y que hay que “ayudarlos”, evadiendo lo propio.

     Los sentimientos no procesados, las emociones reprimidas, los pensamientos obsesivos, la falta de valores y de auto reconocimiento nos enferma. Pero a la enfermedad la debemos ver como a una guía que nos está señalando el camino, mirar hacia nosotros mismos. Si cada uno de nosotros leyéramos lo que nuestro cuerpo maltrecho nos quiere decir y atendiéramos a esa voz, seríamos más felices y saludables. Si entendiéramos que el proceso de sanación de nuestros padecimientos viene de  nuestro interior y que haciendo cambios substanciales en nuestra  forma de vida, aceleraríamos y haríamos más fácil este proceso. Si nos percatáramos que la vida comunitaria de calidad es tan importante como el ejercicio y una buena alimentación,  estarían desiertos las clínicas y hospitales.  Un entorno más sano es nuestra responsabilidad, el movimiento, la expansión, entender los ciclos vitales, el amor, el hacer lo que nos gusta, el responsabilizarnos de nuestro actos u omisiones, ser creativos, encontrar nuestra sabiduría interna, proveernos de la energía necesaria para realizar nuestros proyectos, con prácticas de vida más naturales, son acciones que podemos realizar para mejorar nuestra salud y por ende ser mejores seres humanos.

     En el Círculo también propiciamos Clases y Talleres de Naturismo en diversos lugares como la Clínica del Dr. Joel Moreno Castro, así como la producción de remedios naturales y prácticas de Economía Solidaria, como Multitrueke Mixiuhca y Multitrueke Casa de las Sábilas. Damos consultas de terapias naturales como acupuntura, masaje, auriculoterapia, homeopatía, entre otras.

Nuestros datos de contacto son: Cultura Norte s/n colonia Rosario CTM delegación Azcapotzalco, frente al metro Rosario (CETRAM), Centro comunitario “Eterna Juventud”

Flor de María Granados Herrera,  Facebook: Flor Granados Herrera, teléfono, 5520371042 y 36188624, José Luis Díaz Núñez,  Facebook: ídem, teléfono 5527066967 y 36188624.

Facebook: “Círculo de Terapias Naturales”

Universidad Obrera de México, San Ildefonso 72 colonia Centro Histórico,  Demetria Cano, teléfono, 5539512800

Sesiones  del Círculo de Terapias Naturales son los miércoles de 16:30  a 19:30 horas

Cooperación voluntaria

Clínica del Dr. Joel Moreno Castro, Norte 166 # 517 colonia Pensador Mexicano, Delegación  Venustiano Carranza, teléfono 57604620

Scroll To Top