Abrir publicación

Rehabilitación Verde

por Mafa HA

Durante 2021, en medio de una pandemia mundial, mi vida estaba desquebrajándose de a poquito pues habitaba en casa de mis padres, me encontraba desempleada y mi red de apoyo se encontraba algo lejos. Con la mesiánica edad de Jesucristo y todas las expectativas que socialmente se me habían impuesto mi cordura pendía de un hilo; todas las pequeñas batallas que había ganado en torno a mi sexualidad se evaporaban lentamente. Afortunadamente conseguí un empleo que por lo menos me permitía transitar la ciudad en bici, tener tiempo para pensar, leer, escribir y ver memes; además de obtener un poco de dinero.

El trabajo era como secretaria en un salón de fiestas. La oficina estaba en una casa bastante deteriorada, pero con un gran potencial. Años atrás había podido ponerle mi toque a los espacios que habitaba y decidí hacerlo, así que convencí a la dueña de deshierbar, limpiar y pintar el lugar; el presupuesto estuvo reducido, pero apliqué la de hacer lo que se puede con lo que se tiene. Con ayuda de amixes pinté alguna pared y reubiqué, propagué plantitas para darle color y vida al sitio. La idea de rehabilitar el espacio era insertarme en el ecosistema, pues recién volvía a mi ciudad natal, a la casa de mis padres y a una sociedad heteropatriarcal que no me acepta (ba) tan bondadosamente.

Así que esto serviría de pretexto para poder desarrollar varias actividades que me ayudarían a conseguir un tipo de bienestar, y no caer lentamente en las garras de la ansiedad y tristeza, como la jardinería, leer, bailar, fumar weed, invitar amixes a un lugar en el que pudieran sentirse segurxs para encuerarse metafórica y literalmente. Me valí de mi celular para hacer registro fotográfico del espacio y cuando menos lo pensé ya estaba comprometida con la Rehabilitación Verde. El título responde a que encontré en las tareas de cuidado del espacio una terapia que me servía para volver a ‘funcionar’ y era verde por lo que este color representa: tranquilidad, vida, naturaleza, prosperidad, fertilidad, etc.

La Rehabilitación Verde incluyó instalación/ jardinería, pintura mural, performances, encueramientos, una playlist, fotos, bitácora y textos. Ahora ya no habito ese espacio y estoy tratando de darle distintas salidas a todo el material que tengo de ese año. Aunque para ser sincera sigo en proceso de rehabilitarme en verde, pues las reflexiones son procesuales, como la vida misma. Aquí algunas:

– Reconocer el malestar como un estado pasajero.

– Pedir ayuda nunca es signo de debilidad.

– Conocer la historia familiar ayuda mucho para reconectar contigo misma, ya sea para entender de dónde vienen las dolencias, así como erradicarlas.

– Reconocerte como individuo, aún dentro de un colectivo.

– Las expresiones artísticas como punto de inflexión.

– La observación y los apuntes bitacorosos (a.k.a. diario) ayudan mucho a entender nuestros procesos.

– Saberse un organismo dentro de un ecosistema (aquí entra la empatía, cooperación y esas cosas que ayudan a cohabitar los espacios, respetando la integridad de la otredad).

– Escuchar (te) detenidamente es importante.

– Vivir tu proceso acompañada y no hablo de cuestiones físicas sino de una red de apoyo.

– Mojarse en cantidades adecuadas ayuda a mantener la calma (if u know what I mean…)

– La inmediatez es un mal moderno. Toda rehabilitación/proceso lleva su tiempo y, a veces, se tiene que abrir la herida para que sane correctamente.

– Todo es finito.

 

[divider]

Mafa HA, Salamanca, Gto., 1988. Es licenciada en Letras Españolas, ex-docente, trabajadora del arte y encueratriz pospornográfica. Sus intereses rondan en torno al humor, la escritura íntima, los feminismos, la educación socioemocional, la cuerpa, la performance, el espacio y la sexualidad en todos sus espectros.

IG: @mafahual/ @eroticatransversal

Abrir publicación

Playlist Seropositivo

por Luis Matus

Esta playlist reúne algunas canciones que refieren al vih-sida de forma directa o que hacen alguna mención u otras que refieren a la historia particular de algunos artistas; también hay otras que, con un poco de imaginación, conducen a interpretaciones interesantes. Aquí podrás encontrar discursos críticos y casi panfletarios, letras prejuiciosas y otras cursis, violentas y amorosas, hasta perversas… Todas ellas, en su conjunto, dan cuenta del imaginario del sida, pues es innegable que todas las voces, aún siendo estigmatizantes o partiendo de la experiencia ajena (es obvio que la experiencia seropositiva no es la misma para quienes no lo son) abonan a la significación del virus y sus consecuencias… aparte, les contiene su explicadito de confianza, para que se entretengan. ¡Espero que la disfruten! 

O Que Será 

Mercedes Sosa, Daniela Mercury

Cantora 2, 2009

Aunque originalmente esta canción (escrita en portugués por Chico Buarque en 1976) lanza una incisiva pregunta sobre algo que habita en las ideas de los amantes, en los sanatorios, en las calles, mercados, de la que hablan los niños y hasta maúllan los gatos… 

La particularidad de esta composición es lo ambigua que resulta (en 1992 Buarque declaró «creo que yo mismo no sé lo que está detrás de esa letra y, si se conoce, no tendría nada que explicar«) Les invito a ejercitar la imaginación: hagamos de cuenta que ese sujeto misterioso al que se refiere la canción es el mismísimo sida (que por rigor histórico no encaja, ya que apareció hasta 1981). La liga a la letra de la canción puedes encontrarla aquí. Vemos que resulta…

Chivo Expiatorio

Liliana Felipe

Mil Veces Mil, 2008

“Para el oriente drama de occidente, y para el norte lo típico del sur”… Esta frasesita me recuerda (como lo vimos con el covid) a las persecuciones acusatorias de las potencias terrestres en la búsqueda de un origen o un culpable (aquí nunca discriminan por raza, nacionalidad o género…)

En el caso del sida, el chivo expiatorio para el cáncer rosa fueron los hombres homosexuales. Todo comenzó con un encabezado de The New York Times en Junio de 1981 que rezaba: Rare Cancer Seen In 41 Homosexuals (Extraño Cáncer Detectado en 41 Homosexuales). Como ha sucedido desde hace mucho, las facciones conservadoras no tardaron en asociar al sida con el castigo divino por la falta de la desviación sexual. Un desafortunado estigma (sí, como los de cristo) que aún pesa.

Candombe Preventivo

El Personal

La Última Y Nos Vamos…,1997

****

Bolero – STUDIO

El Personal

La Última Y Nos Vamos…, 1997

El Personal es un grupo de fusión musical originario de Guadalajara, México, fundado por Julio Haro y Andrés «El Boy» Haro en 1986. La idea de este quinteto consistió en mezclar distintas corrientes musicales: reggae, son jarocho, cumbia, bolero, rock… y en escribir letras irreverentes y bastante albureras.

Debutaron formalmente el 10 de noviembre de 1987 en el Bar El  9 de la Ciudad de México, en un evento organizado por la revista La Regla Rota -posteriormente La Pus Moderna– 

No mucho tiempo después, el grupo puso pausa a una carrera debido al deterioro de la salud de Julio Haro, quien falleció a los 32 años en diciembre 1992 a causa del sida, al igual que el baterista Pedro Fernández.

La prolífica producción lírica que Julio dejó, hizo posible ‘El Boy’ Haro retomara el proyecto, e integrara a Lalo Parra (con una voz muy parecida a la de su hermano y también seropositivo)  para grabar las letras dejadas por el difunto. 

En la primera rola encontramos un ritmo alegra y festivo que remata siempre con una advertencia hacia aquello y que va dedicada a una mujer (cis, trans…) de vida festiva y cachonda. La segunda, un bolero típicamente trágico de alguien que se debate entre la vida y la muerte, demasiado flaco para vivir peromuy gordo para ser un esqueleto (que por cierto, la delgadez excesiva fue uno de los signos corporales asociados al impacto del sida a principios de la pandemia)

La Cumbia del Diablo 

Liliana Felipe y la Danzonera Dimas

Materia de Pescado,  1989

Mi disco favorito de Liliana Felipe, grabado con la famosa danzonera autora de Nereidas, contiene  en su repertorio una cumbia que habla sobre un veneno particular asociado al amor “para que así les penetre a todos”. Felipe apunta, además, que “tiene que ser algo femenino”

La Cumbia del Sida

Sonora Dínamo

20 Famosos Éxitos,  2016

Una pizca de chilito para aderezar la desgracia. Esta rola dibuja un panorama del sida en México, con ese humor ácido y típicamente machista, pero con intenciones preventivas contra el bicho y contra la jotería (por cierto, el de la segunda voz es mi vecino; la sonora todavía ensaya en las inmediaciones de la Obrera)

El Gran Varón

Willie Colón

Top Secrets, 2009

Un clásico infaltable. La letra de El Gran Varón alude a la historia de una mujer transexual que fallece a causa de “una extraña enfermedad” en el verano de 1986 en Nueva York, uno de los años más álgidos de la infección en EE.UU. y a un año después de que Ronald Reagan sacara al ‘país norteamericano’ del closet seropositivo y declarara al sida como una crisis sanitaria (después de 4 años de que se detectara el primer caso). La canción fue escrita por Omar Alfanno y lanzada en el disco Top Secrets (1989 ) de Willie Colón; narra la historia real de una amiga de la infancia del autor. 

Las Mujeres Mexicanas

Liliana Felipe

Que 20 Años No Es Nada, 2009

Esta canción, dedicada a la señora Paulina Castañón (una de las ex-esposas de Raúl Salinas de Gortari, hermano del ex-presidente) que, en un despliegue de honestidad y dramatismo, declaró durante un juicio en su contra bajo acusación de asesinato y corrupción, realizado en Ginebra, que: “las mujeres mexicanas no tenemos que saber de donde sacan el dinero nuestros maridos”. 

La canción de Liliana Felipe comienza con una sátira a este episodio y poco a poco va subiendo de tono hasta resultar en una crítica de la situación de violencia en el matrimonio que muchas mujeres tienen como realidad. En la segunda y tercera estrofa, se hace mención al uso del condón, la vilipendiada bisexualidad de los hombres mexicanos y la transmisión de its. Es importante mencionar que, estadísticamente, la mayoría de las transmisiones en las poblaciones femeninas heterosexuales se dan a través de su pareja estable (ya que estás por ahí, échale un ojo a Contenedores de Lorena Orozco)

El Fallo Positivo

Mecano

Esencial Mecano, 2013

Otro clásico. Ésta me la dedicó una amiga después de hablar sobre mi diagnóstico.

Como las letras de Willie Colón, algunas de las composiciones de Mecano se basaban en hechos reales y eventos noticiosos. La letra, escrita por Nacho Cano, viaja por muchos de los pensamientos que acechan a una sentencia (o fallo) positivo en una dinámica de pareja (homesexual o heterosexual…), oscilantes entre el amor y la sexualidad libre; los estigmas fomentados por el catolicismo y la moral salubre, entre la culpa y el goce. La historia termina en suicidio.

Hoy

Bajofondo, Juan Subirá

Mardulce, 2006

La letra de Hoy (una colaboración entre uno de los mayores exponentes del tango electrónico y un músico, poeta, loco, composiutor y tecladista de Bersuit Vergaravat) habla de un diagnóstico positivo a una enfermedad desconocida (nunca se menciona en la letra)

Podría ser sida, podría ser cáncer, podría ser lo que sea. Un diagnóstico positivo a una enfermedad crónica siempre es un punto de inflexión en nuestros hábitos y en nuestra perspectiva; sin embargo, no es lo mismo recibir un diagnostico positivo ahora, a lo que fue hace 30 años. Vale la pena tener en cuenta esta perspectiva (y si quiere, echarle ojo a El Sida y Sus Metáforas / La Enfermedad y sus Metáforas de Susan Sontag)

Mar Adentro en la Sangre

Santa Sabina

Mar Adentro en la Sangre, 2000

Aunque Santa Sabina también participó en Un Mundo, Una Esperanza, en el 2000 fue lanzado el disco Mar Adentro En La Sangre. La canción homónima que abre el álbum invita a pensar en los misterios microscópicos y potencialmente mortíferos que navegan en nuestras venas.

Mala Sangre

Los Yerberos

Los Yerberos 3, 1996

****

Morir Igual

Fratta

GrandeSEXitos, 1996

Estas dos canciones aparecieron en el compilado Un Mundo, Una Esperanza de 1996.  El proyecto surgió gracias a Arturo Villegas (de la Fundación Lucha Contra el SIDA). La idea principal del álbum fue crear un disco con canciones relacionadas al sida, realizadas por encargo. El disco tomó su nombre de la campaña mundial de ONUSIDA de 1996, el trabajo gráfico fue donado por Fractal Graphics y la masterización por Estudio 14

La producción reúne nombres como Alejandra Guzmán, Real de Catorce, Santa Sabina, Fratta, entre otros. Además, el proyecto incluye tres videos musicales promocionales: Síndrome de Amor, de Tania Libertad y dirigido por Angélica Rodríguez (1998); Rap-sida, de Kazz y Dirigido por Janitzio Carranza (1998); El príncipe del Látex, de Santa Sabina, dirigido por Manolo Cañete; y Vive una vez, de Alejandra Guzmán, dirigido por Ángel Flores. Todos los artistas participantes, así como los autores, productores y la compañía disquera, donaron sus regalías a favor de la fundación.

Pecados Para Dos

Virus

Locura, 1985

Hablando de pecado: en esta canción escrita por Roberto Jacoby (importante artista conceptual argentino, fundador del proyecto Tucumán Arde y letrista de la banda) siempre tan interesado en la escena under, compuso para Federico Moura (vocalista del grupo y fallecido por complicaciones a causa del sida en 1988)  numerosas canciones quedejan ver, al menos por encimita, el panorama festivo, las dinámicas sexo-afectivas y la ideología juvenil del cono sur a finales del milenio pasado (si llegó hasta aquí, porfa vea la serie de Omar Gámez titulada The Dark Book y crúcese con el viedeo-registro The Dark Room de Jacoby. Está en YouTube)

En esta rola, se insinúa (como de costumbre) una posible transmisión y la imposibilidad de dar con el responsable, diluida entre las múltiples parejas, las confesiones por los crímenes contra la monogamia, etc.

The Boy Of Ipanema 

Crystal Waters

RedHot&Rio,  1996

****

E Preciso Perdoar 

Ryuchi Sakamoto, Cesária Évora, Caetano Veloso

RedHot&Rio,  1996

El sello RedHot surgió en 1990 en Estados Unidos por iniciativa de Leigh Blake y John Carlin con la finalidad de recaudar fondos a favor de las personas seropositivas (específicamente para ACT UP!) a través de la  música. Más info en https://redhot.org. 

En 1996 lanzaron RedHot&Rio, una compilación de canciones de grandes exponentes de la música  brasileña (o lo que los gringos consideran como brasileño). En este álbum se incluye una colaboración entre Caetano Veloso, uno de los mayores exponentes de la bossa nova, Cesária Évora la inigualable voz senegalesa y Ryuchi Sakamoto, influyente músico en la escena japonesa.  Supe de todo esto buscando música sexy a los 16.

Hijos del Peligro 

(Me Llamo) Sebastián

Hijos Del Peligro (EP),  2016

Esta canción me recuerda un ex y todavía me hace llorar. Siempre bromeábamos que la letra de (Me Llamo) Sebastian es como el himno de lxs barebackerxs (quienes cogen sin condón, pues) 

Hay para quienes el condón representa una imposición del aparato clínico para la regulación del sexo homosexual, hay quienes coger sin una funda de látex está más rico… Como sea, nuestra intención no es promover el bareback sino reflexionar sobre una práctica creciente, que algunos consideran horrenda  por sus faltas a la higiene, pero que  existe (aparte todxs somos hijxs del bareback, no se hagan…)

Barco A Venus

Mecano

XXX,XXX 

En junio de 2017 se inauguró Barco A Venus, una exposición que reunía a artistas emergentes mexicanos y fotógrafos británicos bajo la temática del chemsex (coger bajo el efecto de sustancias psicoactivas, pues)

El título de la muestra hacía referencia a la canción de Mecano que cuenta la historia de un adicto a la heroína (cualquier consumidor de estimulantes que escuche la canción con detenimiento sabrá de lo que hablo). Cabe mencionar que el alza en el consumo de la heroína por vía intravenosa y el prohibicionismo que impedía a los expendios médicos surtir de jeringas a personas que parecieran adictos, fue el caldo de cultivo perfecto para la crisis salubre que enfrentaría Barcelona tiempo después debido a la multiplicación de los pacientes con sida. 

 Actualmente, el uso de sustancias en prácticas como el bareback (coger sin condón, pues), la popuilaridad de las apps de ligue gay y la popularización (y en mucho casos tergiversación) de la implementación del PrEP, han delineado un panorama digno de observar con atención. Ojo ahí, policía de la salud.

Lobo 

Real de Catorce

Al Rojo,  1997

Al Rojo es quizá uno de los discos más emblemáticos de Real de Catorce. En esta grabación hecha en vivo, se da cuenta de una de las últimas participaciones de Julio Iglesias (no ESE Julio Iglesias…) guitarrista original de la banda. Se dice que Iglesias, después de realizar la grabación del disco, decidió irse a vivir a Los Ángeles con unos parientes; allá se cambió de nombre y de género (una especie de Simón del rock) y contrajo vih. Debido al prejuicio y la desafortunada estigmatización del sida y la transexualidad, Julio murió en el anonimato. 

La historia de Lobo narra las aventuras de un chichifo (hombre usualmente bisexual, que intercambia sexo y compañia por dinero o algunos alcoholes…) por los bares de la ciudad de México, ligando a otros hombres solitarios. Al final, se insinúa una muerte anunciada ¿Una transmisión? Quizá…

Alivio 

Riesgo de Contagio

Demasiado Peluche,  1997

¡Que pinche trip! El solo nombre de la banda ya resulta sugestivo (me recuerda a la pena carcelaria que se imputa a los que transmiten una its dolosamente. Por cierto, mire la pieza de D3 Chok3). La letra e interpretación (bieeen experimental, me cae) narran la historia de una persona que se hace consciente de su propia muerte. 

 120 Battements Par Minute

Arnaud Ribottini

120 Battements Par Minute – Original Soundtrack,  2017

****

Smalltown Boy (Arnaud Ribottini Remix)

Arnaud Ribottini

120 Battements Par Minute – Original Soundtrack,  2017

Estas canciones son parte del soundtrack de 120 Latidos Por Minuto (2017). Sol y yo fuimos a verla y terminamos chillando. 

La película narra la historia de una pareja gay que se conoce durante las reuniones de ACT IP! Paris a finales de los ochenta. La cinta es un documento que visualiza el trabajo de la asociación y le hace un guiño a varias intervenciones históricas de la facción parisina de ACT UP!

The Darkness

Growing On Me (EP) ,  2003

Este EP de The Darkness me resulta un micro relato de una transmisión, un diagnóstico postitivo  y empoderamiento consecuente. 

Alguna vez comentaba con una migo que el vih, más que una sentencia es un umbral: la certeza de la infección dentro de nuestra sangre no es un grillete sino, una vez pasado lo peor (lo peor que nos han dicho o repetido) no queda otra cosa más que seguir viviendo y experintando las posibilidades que la sexualidad permite. 

En esta ocasión reproduzco el EP íntegro.

St. Jame´s Infirmary

Cab Calloway

The Early Years 1930-1934, 2001

Este tema de blues tan covereado parte de un tema de folk inglés del siglo XVIII conocido como “The Unfortunate Rake” que cuenta la historia de un joven londinense que muere de sífilis. St. James Infirmary era un sanatorio londinense para personas sifilíticas donde muchos llegaban  en las etapas finales de la enfermedad o únicamente a morir.

Sontag menciona las campañas de lucha contra la sífilis aplicadas en la Italia de Musolini, donde se muestra alvirus como un enemigo de guerra.Ese mismo discurso bélico fue implementado en la lucha contra el sida, solo que, a finales del milenio, el enemigo era mas bien alienígena o de ciencia ficción. 

Derek Jarman Blues

Ghittoni

Colori, 2000

Derek Jarman (1942-1994) fue un prolífico director cinematográfico, escenógrafo, artista plástico y escritor británico. Entre sus cintas figuran Sebastiane (1976), Caravaggio (1986), Eduardo II (1991) y Blue (1993). Esta última, quizá el filme más conceptual de Jarman: más  de dos horas de un azul profundo en la pantalla  con la voz de Jarman narrando detalle a detalle las escenas, lo que sucede alrededor y sus pensamientos. El azul que invade la pantalla hace referencia a una de las primeras etapas de la ceguera, otroa de las consecuencias recurrentes de la infección por vih, la cual sufría Jarman.

La Medicina

Real de Catorce

Azul, 1997

Ni que decir, es de mis favoritas (y me sale muy bien en karaoke).

OTRAS CANCIONES Y PROYECTOS QUE NO PUDIMOS ENCONTRAR EN EL SERVIDOR DE STREAMING PERO QUE ESTÁN BIEN CHIDXS (SI SABEN DE ALGO, ME AVISAN)

Música Y Contracultura (MCC)

Sobrevivientes (1983)

Integrado por Mario Rivas, Humberto Álvares, etc. Fue un grupo pionero en la múscia de protesta LGBTTTI en México. Su producción habla sobre las manifestaciones contraculturales en la sociedad mexicana de los ochentas.

Mario Rivas fue activista y miembro fundador del Colectivo Sol, importante e historico colectivo defensor de los derechos de personas seropositivas. Es considerado uno de los primeros exponentes musicales abiertamente homosexuales. Se dedicaba a componer sobre temas relacionados a la diversidad sexual y sus costumbres. Hoy Por Ellos se considera la primera canción (en México) producida por un hombre gay vih+ y su experiencia. Rivas falleció a causa del sida a los 32 años de edad.

Sobrevivientes, inspirado por el espíritu punk de los ochentas, es el único álbum grabado por la alineación original.

Agradecimientos especiales a Humberto Álvarez por toda su aportación.

Angelica Infante 

Cuidado S.I.D.A

1994

Canción realizada para la campaña de de CONASIDA. Además, fue el tema principal del cortometraje ¿A poco somos de alto riesgo? de Pilar Pellicer, producido por el Departamento del Distrito Federal (DDF), y Ser Humano A.C. 

Primer concierto contra el SIDA

Auditorio Nacional 

1987 

Cartel: Margie Bermejo, Eugenia León, Tania Libertad, Betsy Pecannins y Jesusa Rodríguez 

Fecha: 6 de diciembre en de 1994

Sede: Auditorio Nacional

A beneficio de la Fundación Mexicana de Lucha Contra el Sida, AC. (dirigida por Luis González de Alba y …) 

La dirección del evento fue realizada por Jesusa Rodríguez.

¡Juntos contra el SIDA! 

Concierto

Fecha: Martes 01 de diciembre de 1998 

18:00 a 21:00 horas 

Zócalo de la Ciudad de México 

Organizado por el Gobierno del Distrito Federal, Secretaría de Educación, Salud y Desarrollo Social 

Cartel:Santa Sabina, Maldita Vecindad, La Lupita y Panteón Rococó interpretaron un tema musical compuesto especialmente para la ocasión. 

Un Mundo Una Esperanza, 1996

Álbum

 Página Arturo Villegas: http://www.arturovillegas.com/cd/

Disco en Soundcloud: https://soundcloud.com/unmundounaesperanza

Lista de canciones:  

Título Intérprete Productor Musical
Vive una Vez Alejandra Guzmán Luis Enrique Guzmán
Rap-sida Kazz Kazz y las gallinas psicodélicas
Tiempo La Creatura La Creatura
Sexo al fuego Stephanie Salas Pablo Valero
Morir Igual Jorge Fratta Jorge Fratta
El príncipe del látex Santa Sabina y la Bola Santa Sabina y la Bola
Sangre Los yerberos Los Yerberos
Estoy vivo Látigo Víctor reza
Tantas cosas Eugenia León Annete Fradera
La noche del cuerpo Betsy Pecanins Betsy Pecanins y Dimitri Dudin
Síndrome de amor Tania Libertad Gerardo Bátiz
Amigo Manuel María del Sol María del Sol
Pétalos de ángel Real de 14 Carlos Ealraven
Buscando una solución Juan Lino Juan Lino, Alejandro Himmelbauer y Julio Revueltas

[divider]

Luis Matus (México) Artista conceptual y curador independiente que vive y trabaja entre Ciudad de México y Oaxaca. Cursó la licenciatura en Artes Visuales en la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM. Desde 2016 formó parte del colectivo Radio Mutt, medio especializado en la difusión de la escena cultural contemporánea de la CDMX. De 2017 a 2020 formó parte del equipo de investigadores del Centro de Documentación Arkheia del Museo Universitario Arte Contemporáneo para el proyecto de integración de la Colección Visualidades y VIH en México. De igual modo se ha desempeñado como co-curador de la muestra Expediente Seropositivo (CD Arkheia, MUAC, 2020). Actualmente se desempeña como coordinador curatorial para el proyecto independiente (De)Generación Espontánea.

Abrir publicación

Degenerando el género: Laboratorio de Creación/ Performance

Performance colectiva que surge del laboratorio de creación Degenerando el género, proyecto para Prácticas pedagógicas de la licenciatura en Artes Visuales de la Universidad Tecnologica de Pereira (Colombia), realizado en La Secretaría de Cultura de Pereira en el Área de Artes Vivas y coordinado por el creador visual y performer Camilo Ortiz – Altocalcifilico.

Acerca del laboratorio…

Degenerando el género es un espacio de creación y reflexión alrededor de la practicas Trans y/o Queer, entendiendo estas como un conjunto de actos e ideas que tiene una posición política y estética que irrumpe sobre estructuras sociales radicales y la asignación de categorías sobre los cuerpos.

En los encuentros se produce el material para una puesta en escena colectiva, construyendo desde allí una apuesta cultural para la ciudad que visibiliza la vida en toda su infinitud, pero también proporciona experiencias significativas sobre el reconocimiento del ser, empoderamiento de aquellos cuerpos y resignificacion de sus existencias.

Sobre la performance…

Esta performance propone escenas colectivas e individuales en donde los performers exploran las alteridades en las que deviene del laboratorio y en su intervención transgreden las estructuras de la heteronormatividad, de las convenciones sociales y culturales instaladas y los cánones estereotipados de la belleza.

La performance impulsa y promueve otras maneras de estar en el mundo por fuera del binarismo del género; desde allí cuestiona los patrones establecidos y desborda en nuevas formas, en nuevas concepciones de cuerpo.

Les Degeneres…

Les Degeneres es el colectivo performático que surge del laboratorio. Este espacio se convirtió en la posibilidad de cada ser de explorar su territorio intimo, desinhibiéndose desde el movimiento y las alteridades en que fueron transmutando, a partir de la heterogeneidad de sus posturas o posiciones frente a la munda. En medio de la experiencia se tejieron afectos entre el colectivo, que afianzaron cada encuentro mas allá del resultado, creando una familia diversa, un ejercito de machas fieras.

* DISstroyer * la pelona francesa * Tóxica enamorada * vainilla chick * extravaganza * impúdica * Veneno * desalmada * terra mar * madame caprice * tramoya alt *atrabilis * la punk polla * perla de goya * waira * aracniflo * charco alt * satánica * alteridades – altocalcifilico *

[divider]

Instagram:
@altocalcifilico

@lesdegeneres1

Abrir publicación

Una alumna más: la trans*pedagogía de Lia García (La Novia Sirena)

por Cynthia Citlallin Delgado Huitrón.

Lo siguiente es un escrito a dos voces; una melodía a cuatro manos. Entre ensayo y entrevista, es un trenzar de los restos de una larga conversación entre Lia García y yo. En lo que sigue se entrelazan nuestras palabras, vínculos, y sentires transfeministas.

Un berrinche, in medias res, retumba las ventanas de los salones. El sonido de una voz simultáneamente chillante y gruesa, dura y suave, se infiltra de afuera hacia adentro, anunciando la llegada de una alumna más. Mientras tecleo, la siguiente oración se quiere escribir sola, a manera de cliché, enunciando la poco provocadora pero (des)esperada declaración: “Pero ella no era una alumna cualquiera.” Sin embargo, esta afirmación desvirtuaría la performatividad del berrinche mismo, es decir, comprometería aquello que el berrinche hace. Un berrinche escandaloso que va algo así:

“¡Ya llegó la alumna! ¡Soy una alumna más! ¡No me dejan ser alumna! ¡Las autoridades dicen que tengo que ser una profesora formal, pero no es verdad! ¡Yo no quiero ser docente, yo quiero ser una alumna más! ¡¿Qué no ven que traigo puesto el uniforme?! ¡Soy una alumna más! ¡Vengo a aprender con ustedes! ¡Una alumna más!”

Mientras tanto los pasillos de la secundaria van cambiando, se llenan de murmullos entre alumnes curiosos y profesores sospechosos. Sus miradas se fijan sobre el cuerpo de la alumna en cuestión: la artista, activista y pedagoga transfeminista Lia García (La Novia Sirena).

Es así como comienzan los encuentros afectivos que conforman el proyecto artístico “La Alumna,” una serie de visitas a secundarias públicas y bachilleres en la Ciudad de México que conforman una propuesta encarnada para una trans*pedagogía desobediente. En toda iteración Lia viste una falda, o bien pantalones entallados, fabricados de esa típica y cotidiana tela de uniforme cuyo nombre —príncipe de Gales— lleva la carga del legado colonial responsable de crear las actuales instituciones educativas de nuestro país. En la parte superior Lia porta una camisa blanca, a veces fajada, a veces amarrada como ombliguera noventera o, en palabras más contemporáneas, un estilo de “crop-top” improvisado. Este uniforme, que a la vez es y no es un disfraz, permite que Lia se pierda en la profundidad del mar del alumnado, declarando así su proximidad y semejanza con elles. Llegar en uniforme a la secundaria también es un acto de posicionamiento: la alumna no pretende llevar el saber a las aulas, si no ser parte de la generación de dicho saber.  En otras palabras, Lia se posiciona desde abajo y con las de abajo, desestabilizando la verticalidad no sólo de la institución educativa, sino también del conocimiento mismo en cuanto a su direccionalidad, es decir, en cuanto a quién lo crea, quién lo imparte (o comparte) y quién lo recibe.

Una vez interrumpida la jornada escolar mediante el tocar de su voz y su llanto, una vez cruzado ese umbral, es hora de activar la piel. Lia se instala en el aula, o como ella diría, en la j(aula). Aunque cada encuentro es diferente, el programa es el mismo en todos: Lia lleva a sus nuevos compañerxs a hablar de la violencia, a identificar sus complicidades y, sobretodo, a activar sus sentidos para sentir lo trans* en toda su complejidad. “¿Cuándo fueron las aulas un lugar para la caricia? ¿Para la piel y el tacto?” Lia busca que preguntas como estas sean semillas que a su vez hagan brotar más preguntas. Una especie de efecto multiplicador reflexivo que nos muestra cierta postura con respecto al conocimiento, la cual no concibe la verdad como absoluta, sino que pretende afirmar la multiplicidad de ésta.

Entremos, por ejemplo, al espacio de la performance “Trabajo de Base” (2018) en Bachilleres 10.  Lia llega maquillada al salón donde un grupo de chicas la espera. “Quitarse las máscaras, dar la cara,” les dice, mientras pone un paquetito de toallitas húmedas sobre la mesa. “En las j(aulas) una tiene que desnudarse para que compartir los saberes colectivos ocurra desde la piel, [pues] de ahí viene nuestra única teoría.” La instrucción que Lia les ofrece a las chicas es que tomen una toallita y, juntas, ayuden a desmaquillarla. Entre risas y ternura, perdiendo el miedo a la cercanía y con un tacto cuidadoso, las chicas comienzan a frotar las toallitas suavemente sobre el rostro de Lia, removiendo, así, capa por capa, los pigmentos que homogenizan su piel. En este acto colectivo, entre el (des)maquillaje y la intimidad, lo que empieza con un intercambio reservado, se vuelve una platica más cómoda, transformando el espacio en un lugar femenino, conocido y acogedor. Hablan entre ellas sus penas y dolores, sus alegrías y deseos. Platican de sus miedos compartidos, del miedo a ser vistas, a estar expuestas en la calle, a la violencia feminicida. También platican de los miedos con los cuales viven las mujeres trans, las particularidades vivenciales que las diferencian pero que no por eso las alejan de la experiencia femenina. “Cuanta piel falsa te quitamos, Lia”, le dice una compañera. Lia las miró a los ojos a todas para encontrarse con ellas y así, transitar juntas. “Esto es sentir entre mujeres. Amarnos. Las llevo en el alma.”

Como si sonara la campana, el encuentro llega a su fin.  Lia cambia de salón, esta vez con un grupo de chicos. El encuentro aquí es otro, pues se trata de un trabajo de des-masculinización.  Con la cara limpia y recién desmaquillada, la instrucción es diferente: “Tienen que maquillarme como si estuvieran preparándome para mi funeral, para la última vez que me van a ver mis familiares y amigxs. Sí chicos, por que la violencia trans-feminicida y feminicida nos mata todos los días a nosotras y ustedes son cómplices.” El carácter confrontativo de esta instrucción se contrapesa con la ternura, apertura y disposición de Lia. Esta vez pone el maquillaje sobre la mesa –sombra, base, blush. Uno de ellos sostiene un espejo negro con borde dorado y una flor garigoleada en el centro, un accesorio importante que permite que se reflejen también ellos y así contemplen su propia participación. “¿Qué hacemos con [esa complicidad]? ¿Des-anudamos o seguirán tensando su masculinidad? Tejamos nuevos modos de habitar eso que el patriarcado nos dijo que es ser hombre. Aquí estoy para ustedes, chicos.” Lia también reflexiona con ellos, les platica de su propia transición y juntos comienzan el arduo, lento, y largo trabajo de des-hacer suposiciones de lo que hace un hombre y lo que hace a un hombre. Les habla de cifras y les comparte historias de vida de sus compañeras trans, les pregunta qué significa para ellos la masculinidad y de que formas se presenta en sus vidas, para así resaltar las violencias que ésta llega a ejercer.

Así son las intervenciones de la alumna. Los accesorios y la acción cambian, pero su afecto es el mismo. Cintas de cera para depilar sus piernas, un tren de sillas en el patio para trenzarse el cabello, una simulación de rescate acuático para salvarse juntas, un juego de té dentro de una mochila para “escuchar-TÉ, mirar-TÉ, sentir-TÉ.” Aunque la forma varía, su cuerpo trans* es el medio y el método de su pedagogía de la vulnerabilidad, “una pedagogía situada en la experiencia y el cuerpo de la mujer trans.” De esta manera, Lia atraviesa todo aquello que parece inamovible, desde el sistema educativo que “no quiere tener ningún diálogo con nosotras, las personas trans”, hasta esas estructuras de poder que rigen las coreografías de nuestro día a día. Mediante el tacto y la acción directa sobre la piel, Lia hace del cuerpo un aula, tornándolo en un encuentro afectivo de transformación colectiva con sus compañerxs. La trans*pedagogía de Lia busca generar “un diálogo intergeneracional, interafectivo y desde geografías distintas.” Es por eso por lo que “La Alumna” es contundentemente con y para personas adolescentes, pues Lia encuentra un paralelismo entre lo trans y la adolescencia precisamente como un momento de ruptura, de cambio, de transmutación. “Es una experiencia corporal, pues el cuerpo comienza a develarse, el deseo a desbordarse.” Que Lia vuelva muchos años después a la secundaria, a uno de los sitios de su herida, para (re)vivirla, compartirla y así poder sanarla, también apunta hacía la relacionalidad del sanar y la imposibilidad de una sanación sin acompañamiento mutuo.

Por otro lado, el trabajo de Lia es un trabajo de alto riesgo pues al hacer del cuerpo algo táctil siendo un cuerpo atravesado por vivencias y violencias de género, “la situación se desborda.” Y este riesgo es un riesgo compartido. Y así como es compartido, también es asumido de maneras múltiples. Existe una labor sumamente importante que se encuentra siempre como telón de fondo en estas intervenciones, una labor que es condición de posibilidad de la performance y que podría pasar desapercibida fácilmente. Este es el trabajo de las y los maestros que invitan a Lia a accionar en las secundarias. Una labor de mediación, de interlocución entre la institución y la alumna, que posibilita lo que Lia llama “un trabajo de infiltración.” Pues es a través de personas aliadas que se involucran en una especie de operación encubierta que Lia logra cruzar los límites establecidos y protegidos por las instituciones. Esta infiltración también nos lleva a entender esta labor esencial como un acto capcioso y transgresivo, abriéndole un espacio al trabajo pedagógico de Lia bajo la idea de “una sesión” o “una plática” sobre sexualidad. Cabe destacar que para Lia articular y agradecer estas alianzas transfeministas es un elemento importante de su obrar, pues una vez más hace hincapié en la relacionalidad y reciprocidad del cuidado, abrazando simultáneamente el miedo y la confianza dentro de la diferencia: “Pude sentir tu temor [Maestra Diana Gorgona] pero cerraste la puerta confiando en mí. Gracias, mi queridísima.”

La pedagogía de Lia incomoda pues al ser encarnada, desbordada y riesgosa, confronta. Pero su accionar mismo proporciona el bálsamo para que ese confrontar también conforte. Su trabajo artístico y pedagógico exige transgresión, cruzar límites y habitarlos. Lia hace vibrar los pasillos de la secundaria, regresa el cuerpo al aula, rompe sus puertas, quiebra sus ventanas y saca el aula, que ahora es cuerpo, al patio. Así como bell hooks nos llama a “enseñar para transgredir,” Lia reformula y expande esta invitación, y nos convoca a trans*gredir para enseñar.

 [divider]

Cynthia Citlallin Delgado Huitrón es doctorante en Estudios de Performance por la Universidad de Nueva York.  Escribe sobre la estética y política espacial de la performance trans/feminista en México.

Lia García (La Novia Sirena) es una artista, activista, poeta y pedagoga trans* de la Ciudad de México. Su trabajo moviliza su cuerpo trans* para detonar encuentros afectivos como actos de resistencia en espacios de complejidad.

 

Abrir publicación

Oráculo Transfeminista: En busca de feminismos donde seamos posibles

Escrito el 19 de agosto del 2020, por Analuchx.

via GIPHY

Te damos la bienvenida a nuestro Oráculo Transfeminista, hecho pensando especialmente en feministas que estén enfrentando situaciones de tensión, violencia o exclusión en espacios del movimiento donde esperaban sentirse abrazadas, abrazades y en comunidad. Quienes lo creamos hemos vivido  diferentes exclusiones al interior de los feminismos por ser trans o transfeministas, con este proceso creativo hemos intencionado sanar esos dolores personales que sabemos son también colectivos.

Juntamos nuestra magia, sabiduría interna y amor para crear esta luminosa guía, deseando que sea útil para más personas y procesos que compartan  nuestra apuesta por feminismos interseccionales, donde podamos ser libres de ser quienes somos. Cada carta nace de las experiencias, aprendizajes y estrategias de resiliencia transfeminista de sus protagonistas. El espacio amoroso de creación fue el 1er MiniTaller de acción y reflexión transfeminista: Cómo debatir los TERFismos sin usar las herramientas del amo?

Hicimos parte de esta experiencia  14 activistas trans y aliadas cis que atravesamos fronteras temporales y espaciales para encontrarnos, tejer afectos y seguir creando feminismos que reconozcan, valoren y celebren a las personas trans, sus existencias, sus luchas y aportes a los feminismos. Para nosotres y nosotras la transfobia, así como la misoginia, la lesbofobia, el racismo, el capacitismo, el clasismo, la exclusión de las compañeras trabajadoras sexuales, no deberían tener cabida en los feminismos. El Feminismo Negro nos mostró que estamos cruzadas por múltiples opresiones, por eso nuestra apuesta está en crear transfeminismos capaces de cruzar y aunar las luchas, incluyendo también a otros seres y a la madre tierra.

En este contexto y con estas motivaciones nace este Oráculo Transfeminista. Conéctate con él, disfrútalo, compártelo, inclúyelo en tus reuniones, léetelo con tus amigues y ponlo en práctica!

Ideas para consultar el Oráculo Transfeminista

Como todo Oráculo, este busca conectarte con tu propia intuición, magia y sabiduría, sus mensajes ayudan a abrir el camino hacia las respuestas que habitan en tí,  que a veces cuesta escuchar  porque nuestra mente suele hacer mucho ruido, sobre todo cuando enfrentamos situaciones emocionalmente difíciles.

Para empezar, te recomendamos buscar un espacio en calma, encender una velita, respirar largo y profundo llevando las manos a tu corazón y meditando la situación para la que buscas una guía. Luego elige al azar tu carta. Puedes tener contigo lápiz y papel para escribir o dibujar las cosas que más te resuenan de su mensaje. También puedes hacer la lectura del Oráculo junto a tus amigas y amigues, haciendo la pregunta en voz alta o mentalmente y luego sacando la carta al azar y compartiendo con ellas y elles las ideas y emociones que te surgen.

Como el Oráculo está por ahora en versión digital puedes:  Escribir en 14 papelitos el nombre o número de cada carta, meterlos en una bolsita, revolver pensando en tu pregunta y sacar una. También podrías imprimir las cartas, barajarlas mientras piensas tu pregunta y elegir una al azar. O ensayar la versión GIF que está disponible en nuestras redes sociales.

Descarga y comparte libremente

Puedes descargar la versión PDF en este enlace. Nuestro “Oráculo Transfeminista” está bajo la licencia de Creative Commons Atribucion-No comercial-No derivadas, esto significa que puedes descargarlo, compartirlo, imprimirlo, regalarlo, difundirlo en tus redesde forma libre y gratuita, conservando los créditos de Mujeres Al Borde. No puedes venderlo,comercializarlo, ni  modificarlo. Si quieres traducirlo a otro idioma escribenos a contactamujeresalborde@gmail.com estaremos felices de que más personas lo conozcan y utilicen!

Equipo Creativo 

Gracias al bello Equipo creativo y amoroso que ha materializado este Oráculo! Deseamos que su magia vertida en este Oráculo acompañe muchos viajes, aprendizajes, reflexiones y prácticas transfeministas ?

Les mencionamos en el orden de aparición en cada carta: Urkito Gato, (Zaragoza -España), Stef ( Urano- Argentina), Elizabeth García (San Jose- Costa Rica), Concha Armas (León-Nicaragua), DABY (Neiva- Colombia), Paula Sofia (Guatemala), Chakala, (errando por Abya Yala), Barbara Delgado (Panamá), Michel (Santiago, Chile), Ana Lucia (Santiago, Chile), Maya, Gia y Magda Pola (Bogotá), Nany Guerrerx (Sur de México), Paule Cardenas (Manizales, Colombia), Nayra (La Paz-Bolivia). Diseño del oráculo: Ana Lucia Ramírez – Mujeres Al Borde. Colaboración en el diseño: Michel Riquelme

[divider]

MUJERES AL BORDE somos un equipo artivista y transfeminista, de disidentes de las normas del género y la sexualidad, que hacemos de nuestro deseo nuestra revolución. Activamos cambios desde la experiencia artística en colectivo, capaz de recuperar nuestra voz, imágenes y narrativas propias, para hacer visible y posible el mundo libre y justo que soñamos. También desde la educación popular expresada en los poderosos y bellos espacios de la micropolítica: el cuerpo, las emociones, la memoria personal, el amor, el placer, lo cotidiano; Y de los procesos de autocuidado y cuidado entre activistas, la alegría, la sanación y la vida digna para l*s activistas, fortalece nuestros movimientos y hace sostenibles nuestras luchas colectivas.

https://mujeresalborde.org/

Abrir publicación

Entre Metales y Nahuales

Por Erika Bülle

Erika Bulle sentada en una especie de escenario realiza un performance, al fondo una proyección de una cabeza humana iluminada con el texto: «La ciencia ha evolucionado ayudando a los pacientes a rehabilitarse con logros sorprendentes».

Fotografía de Josué Barrera.
Performance: Corpore Vulnere
Festival Extra!
XTeresa, CDMX, 2019

Los mitos prehispánicos aztecas hablan sobre la existencia del nahual, el gemelo del alma que todos tenemos y que llega en el momento de nuestro nacimiento, este nahual toma la forma del primer animal que pasa por la puerta del lugar donde se está llevando a cabo el alumbramiento.

Nací en la calle de Dante, en Polanco en una pequeña clínica con el nombre del mismo escritor “Clínica Dante”, la posibilidad de que pasara un animal por la puerta era casi nula, sin embargo varios años después regresé a buscar la clínica para ver su ubicación exacta.

La sala de parto se encontraba en el tercer piso de la clínica, aún puedo sentir el frío de los metales oprimiendo mi cabeza, aquella que no podía salir; aún puedo escuchar el ruido de mis huesos al romperse, primero mi cadera, después mi fémur y al final uno de mis pies, recuerdo el vórtice de los fórceps entregándome al abismo de la vida, y el casi beso de la muerte que me extendió su mano y me dejó como obsequio un derrame cerebral en mi cerebro izquierdo.

Con los años recuperé la órbita y la visión de mi ojo derecho, el equilibrio tardó un poco más, por lo que frecuentemente visitaba el suelo, aún suelo chocar con la gente al tambalearme cuando camino. La lluvia es ese extraño momento que viene anticipada a los dolores de mi cintura y pierna, aquella que vive reconstruida y es tres centímetros más corta que su par. Las sopas son de mis platillos favoritos, quizás por el reto que implica comerlas sin derramarlas antes de llegar a mi boca, un acto cotidiano se convierte en una gran tarea para algunas personas, generalmente termino de comer salpicada, me parece normal que la gente mire que mi ropa está sucia después de ganarle la batalla al tenedor o a la cuchara, las reglas de etiqueta nunca han sido lo mío.

Mis pulmones también fueron lentos, por lo que a los 19 años se tumorizaron, gran operación aquella. Nuevamente partida en dos, con una huella de 30 centímetros y dos costillas menos, hasta la fecha respiro con dificultad.

Aprender las matemáticas, con trabajos puedo sumar y ocupo mis dedos para mayor agilidad, la lectura se me facilita y también el entendimiento del arte, sin embargo puedo presumir de haber sido una de las niñas más dispersas de mi salón en la primaria y la secundaria, por lo que los maestros siempre se quejaban de que era muy “burra”, expresión amable para no decirme tonta, pero de tonta no tengo un pelo aunque me cueste contar el dinero en la tienda.

Llegué a la preparatoria y luego a la Universidad, alguna vez escuche por la noche a mi madre decir que sería difícil que saliera de la secundaria, eso me mantenía en terror, hasta ahora no sé que me hacía sentir peor, el notar que aprendía de una forma diferente o mi gran corporalidad que siempre estuvo presente.

En los afectos tampoco soy muy buena, me confundo con facilidad, quizás es el miedo de sentir el mismo dolor desde el cuerpo al corazón, quizás no me quiero fracturar más, pero soy reincidente y siempre acabo partida, esperando a ver que parte de mí habrá que reconstruir.

Entre aparatos y metales desinfectados al máximo y en un cuarto cerrado herméticamente de aquel hospital donde nací, se asomaba un pequeño rayo de luz, una pequeña ventana que dejaba ver los árboles altos de la zona de Chapultepec, mi nahual podría haber sido un pájaro que con su canto conmoviera a la muerte y que por ello me dejara vivir, sin embargo la posibilidad de que fuese una hormiga o una araña también es cercana.

Si tuviera que pensar en mi dualidad de acuerdo a mis características humanas, pensaría que un camino de hormigas cruzaba por la ventanita, lo que le ha dado el sentido del trabajo, de la recolección y de protección a mi vida.

yo sí creo en la dualidad del ser, nací bajo el signo de géminis, lo que a veces implica batirse a duelo entre el trabajo de las hormigas y el revoloteo libertario de los pájaros, ambos tienen algo en común y es la tendencia a crear nidos para permanecer cálidos y confortables en los momentos de frío.

Nací por la mañana por lo que estoy segura que las moscas aún no rondaban por el hospital, pero las arañas a esa hora ya comienzan a reconstruir su tejido que la mayoría de las veces se daña por el rocío de las noches.

A pesar de todas estas posibilidades, mi fecha de nacimiento es el 9 de junio de 1969, acompañada y regida por los números 6 y 9, el tonalli, el oráculo azteca me asigna como mi tonal acompañante al perro y al pedernal como mi nahual, quizás el espíritu del sacrificio en mi nacimiento era en realidad una ofrenda a la vida brindada por la mujer cuchillo.

Erika Bulle sentada en una especie de escenario realiza un performance, al fondo una proyección. Una joven a su izquierda parece ayudarla a hacer algo con unos frascos pequeños.

[divider]

Erika Bulle. (México) Performer y artivista gorda. Estudia Doctorado en artes y diseño en la FAD – UNAM, trayectoria como performer por 25 años, participando con colectivos como SEMEFO. Participación en los festivales internacionales, Buzzcut en Glasgow Escocia, Perfoartnet en Bogotá Colombia, Rapid Pulse en Chicago, Hommocult en Ciudad de México, Circuitoposporno Bogotá Colombia, etc. Forma y Sustancia en la Ciudad de Guatemala entre otros.

En el campo teórico cuenta con diversas ponencias y conferencias magistrales tanto en México como el extranjero.

Sus temáticas principales han sido la violencia y el uso del cuerpo disidente en la performance.

Contacto: bulleartedelcuerpo@gmail.com

Abrir publicación

Yo no hablé, mi cuerpo sí

Descripción de imagen: El bosque. Fotografía de Eréndira Islas.

Por Becca Sueños / Ivelin Buenrostro

No podía moverme. No podía moverme, no pude hablar, no pude quejarme, no pude decir no. No obstante, mi cerebro iba a mil por hora diciendo, pensando que eso no estaba bien, que no lo quería, que no era algo que yo hubiera decidido, que no era algo que yo tenía ánimo de hacer. Pero yo no decía “No”.

Recientemente se nos enseña a decir “no”. Y “No” es “no”. Pero poco se sigue sabiendo del “no responde nada” o “no se ve divertida”. Pareciera que el cuerpo se congela y no hay posibilidad de decir una sola palabra, de poner resistencia. Me pasa que justo cuando pienso en lo que está pasando me pongo estática, como que mi cuerpo deja de funcionar, sólo mi cerebro esta pensando, dejo de moverme y me encuentro abriendo mucho los ojos, como de sorpresa, de susto, no sé porque, bueno un poco, me pasan mil pensamientos por mi cabeza, imágenes, recuerdos, sensaciones… todo en un instante. O me descoloco por completo, solamente estoy medio sintiendo, o no sintiendo nada, estoy ahí como muerta. Quizá no era tan evidente que ya mi cuerpo no estaba participando en nada, quizás tenía que quitarme, pero no sabía bien cómo hacerlo, de alguna manera también al principio yo estaba besando.

No supe bien cómo parar, quizás deba ser más rígida, hablar más fuerte, pararme, alejarme y hablar muy fuerte para que se entienda mi negativa o simplemente no invitar a nadie más a dormir conmigo por que se puede entender distinto. No debo tomar nada, ni hablarle a alguien para salir, al menos no a hombres. Para mí en un momento era evidente que no quería, pero me quedé pasmada y no supe cómo reaccionar, quiero pensar que esta persona seguramente, si me hubiera escuchado decir “para” hubiera parado, estoy casi segura de que hubiera parado.

En fin. No, no es lindo para todas las personas despertar con cariñitos, porque puede haber personas como yo que se sienten invadidas, pero no sabemos cómo reaccionar, no podemos defendernos y no podemos decir que no queremos. No sé que es lo que pasa en mí, no sé por qué mi reacción es tan lenta, torpe y a veces no he hecho nada. Definitivo no me gusta ponerme en esa situación y me choca hablar de esto (no lo hago, porque me apena, me siento como inútil y además no me quiero poner en el papel de víctima, y siento que al contarlo sigue siendo así), me choca ponerme en el papel de víctima porque siento me quita la posibilidad de agencia, pero es en serio cuando digo que no puedo reaccionar, que la mayoría de las veces no reacciono y el cuerpo se queda congelado, y la voz en el cerebro todo el tiempo está pensando que no, eso no es lo que yo quería.

Y lo más que empiezo a entender es que no sólo cada experiencia es distinta, que habría que reconocer y conocer la historia de vida de cada una, que cada contexto es diferente, sino que cada cerebro es distinto, que existimos personas que podemos tender todo un aparato de defensa para apoyar a las demás personas pero somos incapaces de defendernos a nosotras mismas, y que esa no sólo es una reacción aprendida, sino que tiene que ver con cómo está conectado y funciona nuestro cerebro, neurodivergentes que nos llaman. Y no voy a especificar mi neurodiversidad, simplemente que he sido incapaz de defenderme tantas veces y que ahora lo digo porque sé que hay más que se juzgan y les juzgan porque no han podido pero han tenido exactamente los mismos pensamientos y sentimientos que describo ahora.

Nunca he sabido si quizás el haber vivido violencia sexual de niña y en casi toda la historia de vida ha influido mucho en esa forma de actuar, pero no me queda claro, hay mujeres que se sobreponen y pueden gritar y reaccionar y decir “NO”.

Escribir esto me apena y me acusa mucho conflicto, jamás escribo sobre esto, me genera ansiedad leerlo en mis páginas, me da horror el que alguna vez alguien me lea, sepa de las historias con los abuelos, el médico, el primo, el amigo y que yo no hice nada desde los 5 años hasta los 28 años y ahora a mis treinta y tantos… cada historia de vida es muy distinta, cada una de mis historias son distintas, mis sentires, mis no sentires, son distintos en cada momento. Sé que necesito dejarles atrás y poner un alto consistente. Eso necesito, dejar de ponerme en este papel de ya no poder hacer nada, mover mi cuerpo, forzarle a reaccionar, que el peso de la educación de “saluda y permite el abrazo y beso”, “no seas grosera, es tu familia”, “ahora te aguantas para qué andas dando falsas señales”, solo por decir algunas cosas, bueno quiero dejarlas atrás. Quiero que me responda el cerebro. Doy talleres, terapias, hago crianza, hablo de autoconocimiento, de poner límites, de defendernos, doy acompañamientos, consejos, hago materiales para entender que estas situaciones no son normales, pero no puedo reflejarlo conmigo. Como que es más fuerte que yo y me tiene harta, creo que me veo fuerte lo suficiente, la gente me ve a sí, me lo ha dicho. Dueña de mí, de todo lo mío y me siento así, solo a veces no sé qué pasa pero mi cerebro no logra hacer reaccionar a mi cuerpo y este no estimula respuesta.

Suelo ser una mujer fuerte, suelo ser independiente, aguerrida. Y ni toda esa fuerza de lucha, incluso de activismo, de apoyo hacia otras me alcanza para poder defenderme y decir que no, que eso me hace daño y no es lo que quiero. Lo seguiré intentando, ahora por lo menos lo dejo aquí, para que lo sepan, para que les acompañe a quienes están en situaciones similares, para que sepan que se tiene que seguir hablando de que no todos los cuerpos reaccionan a las agresiones por más que sepan que tendrían que estar golpeando, arañando, mordiendo… me empeño en poder defenderme un día, sé que lo puedo lograr, pero apelo también a que esta sociedad mierda debe entender que el consentimiento incluye el que sea evidente que la pareja sexual está feliz, asintiendo, reiterando que es lo que desea, y nos preguntemos todo el tiempo si de verdad nos estamos sintiendo bien. Yo, me quiero sentir bien, siempre.

[divider]

Becca Sueños. Co-trabaja en procesos de sanación individuales y colectivos, desde la Psicoterapia Gestalt, prácticas narrativas, con perspectiva feminista. Loca, amorosa incongruente, amante de los gatxs.

Ivelin Buenrostro. Trabaja desde la fotografía, el arte, el diseño y la educación por sensibilizar hacia formas más amables de entender y construir la cotidianidad. Sus trabajos se centran en temáticas de género, diversidad corporal, afectividades y la creación de redes de mujeres.

Abrir publicación

Foto[Zine] pornomaternal-tullido/ Diana Olalde y Vino Tirano

Imagen: Fotografía de la portada y el origami del Foto[Zine] pornomaternal-tullido* «Historia de un delito con música de fondo», hecho por Diana Olalde y Vino Tirano.

Por Diana Olalde y Vino Tirano

*Pueden pedir el Foto[Zine]
escribiendo al correo: rompecabezasmx@gmail.com

Cartas a la editorial

Ciudad de México, a 10 de mayo del 2020.

Queridas editoras de Hysteria!:

Les hacemos llegar nuestro escrito con el deseo de que lo tomen en cuenta para el número especial de su revista “Desbordando el deseo: sexo y carnalidades fuera de la norma”. Somos conscientes de que la convocatoria cerró hace unos días, mas hemos tenido semanas agitadas y movidas en medio del periodo excepcional que vivimos como causa de la pandemia. Sumado a lo anterior, se nos vino encima una temporada de festejos consecutivos que ocasionaron que aprovecháramos el contexto de encierro obligatorio y nos diéramos un encerrón para celebrar la vida por medio del sexo, la charla y el apapacho.

              El encerrón ha sido un maratón de sexo, conversaciones sobre las experiencias con las fragilidades de nuestros cuerpos, de los cuidados que se encuentran en los intersticios de la práctica carnal, de los cambios (tanto coroporales como identitarios) y tiempos, y en cómo todo esto nos atraviesa, determina y reconstruye constantemente. Los momentos de calma en esta montaña rusa de extasis y diálogos, los hemos aprovechado para recargar energía con algunos alimentos, marihuana, cerveza, café, pastelillos y una que otra lengüita de gato.

              El refugio desde el cual les escribimos, que tiene un mecanismo similar a El castillo vagabundo donde cada una de las puertas abre la posibilidad de visitar diferentes mundos, se ha convertido en un lugar de estudio e investigación que nos permite delinear y darle forma al proyecto pornográfico que estamos desarrollando. Parte del trabajo que hemos realizado en estos días, que queremos compartirles a las lectoras de Hysteria, se encuentra en la serie de ideas que exponemos a continuación:

  • Nuestro encuentro en el sexo (en la carnalidad y humedad) abrió posibilidades para explorar diversos temas, como la fragilidad, los cuidados, la maternidad, la discapacidad, entre otros, que nos atraviesan y definen.
  • Las experiencias con las pérdidas, los vacíos y la muerte, así como los acompañamientos en estos procesos.
  • Cada uno de nuestros encuentros sexuales, así como los laboratorios pornográficos que hemos realizado, son puntos de fuga para explorar, conocer y crear en torno al cuerpo en su cercanía con otros cuerpos, pero en particular con el de nosotras cuando estamos trenzadas, cachondas y disfrutando del sexo.
  • El sexo como espacio y práctica que nos permite sanar conjuntamente.
  • La presencia de Eros y Thanatos en cada acto sexual. El orgasmo nos permite experimentar una muerte (una pérdida) seguida de un renacer. En cada orgasmo le exprimimos algo renovable a la vida, es una energía que compartimos con quien(es) estemos en la acción sexual.

En estos momentos nos encontramos preparando la atmósfera adecuada para generar los laboratorios pornográficos que darán origen al segundo número de “Historia de un delito con música de fondo” Foto[Zine] pornomaternal-tullido. Seguimos con la misma consigna con la cual hicimos el primer número (Acá):

¡Fuimos a un hotel a coger!
Sí, los tullidos cogen.
Sí, las madres cogen.
Afectamos nuestros cuerpos al coger.
Deseamos afectar a otros cuerpos.
Lo imprimimos y queremos que sepan de nosotros.
Y claro, habrá mucha música de fondo.

            Con afectuoso cariño, se despiden de ustedes,

Diana Olalde y Vino Tirano.

P. D. No pretendemos construir una verdad absoluta en torno a la sexualidad, tampoco aspiramos a que nuestra propuesta sea del todo inclusiva en el formato que utilizamos: el fanzine. Somos conscientes de sus límites pero también de su potencial al ser un dispositivo de comunicación con una tradición contrahegémonica. Nuestra propuesta parte de lo lúdico, queremos divertirnos y compartir por medio del porno nuestras experiencias encarnadas en el sexo y con ello cuestionar las estructuras normativas con las que se impone una forma de pensar y practicar la sexualidad.

Laboratorios pornográficos 1 y 2. Selección de fotografías

Imagen: Historia de un delito I. Descripción: En la imagen se ve la parte superior de una cama en la que sobresale una cabecera con líneas verticales de diferentes grosores y tonalidades; las almohadas y las sabanas reflejan pliegues diferentes y aluden a que algo sucedió en ellas. Encima de éstas se encuentra descansando Tirano, se aprecia su cuerpo tatuado y desnudo, reposa su mano izquierda en su abdomen, sus dedos apuntan hacia su sexo peludo que envuelve a su verga flácida y brillosa y recae sobre su escroto. Las líneas de la cabecera son una metáfora de la forma de su cuerpo y él está en paralelo a ellas; de su cabeza sobresale una mata negra de cabellos largos que se despliegan en diferentes direcciones hacia su hombro izquierdo. La posición en la que se encuentra remite a la imagen de una serpiente de dos cabezas.
Imagen: Historia de un delito II. Descripción:  En blanco un baño, con su grifo metálico, un dispensador de jabón y un gran espejo rectangular que al fondo, a la derecha, exhibe un gran número 2 pintado en la pared y cubierto en parte por un juego erótico tubular. Toti, desnuda y en movimiento, desvía la mirada del espejo. Tirano asoma ligeramente, sobresale su mano que empuña un celular con el que observa sus senos grandes, caídos por la lactancia, en los que aprecia sus aureolas dilatadas; su abdomen menstruante e inflamado tiene una cicatriz horizontal que corona su pubis. Un espejo circular con brazo articulado a la pared mira a una ventana exterior.

“Historia de un delito con música de fondo”

Foto[Zine] pornomaternal-tullido

Audio descripción realizada por Octavio Garay para la performance-presentación del fanzine en agosto del 2019 (Acá):

“Un halo de luz, que me dicen que es blanco, corta por la mitad en la parte superior de la fotografía. Este halo baja formando un semicírculo hacia la derecha. Es un espejo. El reflejo muestra la imagen de dos cuerpos desnudos en segundo plano. El primer cuerpo, que está a la derecha de la foto, abraza un tubo vertical que nace de un asiento circular acojinado; su cuerpo desnudo está hincado con dirección asimétrica, su cabeza hacia la derecha, hombros a la izquierda y cadera hacia la derecha. Su mirada amorosa se dirige hacia un dispositivo móvil que es el que plasma la imagen. Apreciamos su cabello claro a la altura de los hombros, porta anteojos; se logra ver parte de su busto y de su pubis. En un plano intermedio aparece otro cuerpo desnudo de pie, cortado por el espejo y el haz de luz. También es un reflejo. Su cabeza partida por la mitad deja colgar su larga cabellera oscura y quebrada que se confunde con su tupida barba y bigote. Es un cuerpo decorado con tatuajes de diversos motivos con formas circulares arriba del pezón y onduladas en el antebrazo que se muestra abierto. Su muñeca, dividida por una pulsera, es el pivote de una torción de la mano. Solo alcanzamos a percibir la mirada que lanza a través de un ojo; su expresión es difícil de descifrar: es hierática. En el primer plano aparece de espaldas un cuerpo que origina uno de los reflejos. En la parte superior de la fotografía, cae como cascada la larga cabellera que muere a la altura de los omóplatos del lado derecho y a la altura de la espalda baja del lado izquierdo. Se perciben extremidades delgadas y sus nalgas que ladean el cuerpo hacia la izquierda de la foto. La iluminación en tonos rosados y tenues crea un ambiente de complicidad, intimidad y pasión”.

[divider]

Diana Olalde. Es artista de arte acción desde el 2001, a partir de ese año ha participado en festivales nacionales e internacionales de performance y video. Ha exhibido su trabajo en espacios académicos, independientes, museos, galerías y un par de cines porno. En 2015 comenzó una investigación sobre maternidad y vainilla (Serie de aire: desprenderse de la tierra al cielo) y en el 2018 su cuerpo maternante encontró empatía con el cuerpo en discapacidad por considerar a ambos cuerpos disidentes.

Vino Tirano. Nació en un cuerpo discapacitado. Es lector desde los doce, a los catorce se tatuó por primera vez y se puso su primera borrachera. Le gusta el ocio: lee, toma, de vez en cuando escribe, sale con sus amigos y genera complicidades con Diana. Cuando no está leyendo o borracho investiga temas sobre discapacidad en Latinoamérica. Desde 2006 desarrolla un proyecto de escritura que parte de su relación con la literatura, la enfermedad y la discapacidad; tres de sus ensayos se han publicación en revistas académicas.

Abrir publicación

Voz Pública / Pieza artística de Dora Bartilotti

Voz Pública es una pieza de arte participativo que busca visibilizar el problema de violencia de género en el contexto urbano de Latinoamérica. La intención del proyecto es ser un mecanismo portavoz de aquellas voces que han permanecido neutralizadas a consecuencia de una sociedad que aún discrimina a la mujer y que invisibiliza las violencias que la atraviesan, en una denuncia y demanda colectiva por recuperar nuestro derecho a la ciudad.

El proyecto se da en el contexto actual de Latinoamérica, en el cual, diferentes formas de machismo prevalece y dan como resultado un contexto violento para las mujeres. Frente a esto y a una falta de respuesta y proporción de mecanismos para abordar el problema por parte del estado, es que surge Voz Pública como una propuesta que apuesta por el activismo creativo.

Voz pública está conformado por tres partes que trabajan en conjunto paralelamente: Una plataforma en línea (www.vozpublica.cc), un textil electrónico y una serie de Laboratorios urbanos llamados La Rebelión Textil.

La primera parte consiste en la plataforma de participación y visualización en línea en donde mujeres y personas no binarias pueden compartir, de forma textual y anónima, relatos personales relacionadas a este tipo de experiencias de violencia. A partir de estas aportaciones se genera una base de relatos vinculada con las otras dos partes del proyecto.

La segunda parte del proyecto, consiste en un textil electrónico basado en un sistema de computación embebido, una arreglo de microbocinas e hilo conductivos. El sistema embebido contiene la base de relatos del proyecto, la cual utiliza para dar voz a las historias a través de un sintetizador de voz. Este textil electrónico hace referencia visual a la tradición textil latinoamericana, así como a  diversas propuestas gráficas vinculadas al activismo y lucha feminista. Esta prenda electrónica es activada en espacios públicos con mayor índice de este tipo de violencias, como son los parques, plazas, calles y transporte público. De esta manera, este dispositivo textil busca amplificar y visibilizar estos testimonios para convertirse en un mecanismo portavoz de sus narradoras. Igualmente, en tanto que el proyecto hace uso de las prendas, éste hace alusión a la presencia y ocupación del cuerpo sobre el espacio urbano.

La tercer parte del proyecto consiste en una serie de encuentros nombrados La Rebelión Textil: Laboratorios de textiles electrónicos y activismo feminista. Estos Laboratorios tienen por objetivo ser un espacio de reflexión, convivencia e intercambio de saberes, así como de apropiación y construcción grupal de textiles electrónicos basados en el prototipo inicial del proyecto. Las Rebeliones pretenden propiciar otros modos de asociación y relación que nos permita interrogar nuestras maneras de hacer, donde se apueste por la convivencialidad y la juntanza como formas contestatarias de organización colectiva en contra de los mecanismos y sistemas que nos oprimen, nos marginan, nos separan y nos individualizan. El objetivo final del laboratorio es generar acciones públicas para activar estos dispositivos, como una forma de acción y protesta colectiva por recuperar nuestro derecho a la ciudad.

Desde esta perspectiva, el proyecto se apropia de las tecnologías textiles electrónicas con dos objetivos: Por un lado, para dar una presencia física, a través del sonido, a aquellos relatos que previamente han sido compartidos por las participantes del proyecto. Por otro lado, como una forma de unir estos relatos a un sentido de corporeidad. En otras palabras, encarnar los relatos y dejar que los mismo se sientan en la propia piel, pues aquí, el cuerpo juega un papel importante, ya que es en éste donde residen y donde toman efecto las estructuras de poder sobre las que se articulan las prácticas sociales y las instituciones que dan forma a nuestra comunidad.

En resumen, Voz Pública plantea un conjunto de significaciones corporales, espaciales, temporales y materiales que se entretejen desde su desarrollo formal hasta las dinámicas participativas y prácticas colaborativas que lo conforman. Dicho de otra manera, busca hilar voces para sumergirnos en las tramas de sus narrativas, propiciar puntos de encuentro para en conjunto bordar resistencias colectivas, y de esta manera, tramar acciones en la urdimbre de lo público que amplifiquen la protesta a través de nuestros cuerpos portavoces.

Actualmente el proyecto se encuentra por iniciar la sexta edición de La Rebelión Textil en Xalapa, teniendo sus encuentros anteriores en las sedes: Casa de Cultura de San Agustín en Oaxaca, Centro de Cultura Digital y Centro Cultural España en Ciudad de México, La Colmena Centro de Tecnologías creativas en Tlaxcala y Platohedro en Medellín, Colombia.

Créditos de la pieza: Idea original, diseño y producción textil: Dora Bartilotti / Programación y electrónica textil: Leonardo Aranda y Dora Bartilotti / Programación Web: Leonardo Aranda / Diseño gráfico y de interfaz web: Dora Bartilotti

Diseño e impartición de laboratorios: Dora Bartilotti

Ficha técnica de la obra:

Pieza: Voz Pública / Artista: Dora Bartilotti / País: México / Año: 2018-2019 / Técnica: Textil electrónico, plataforma en línea, laboratorios urbanos.

[divider]

Dora Bartilotti. Artista multimedia, estudió en la FAD, UNAM. Su trabajo aborda las intersecciones entre arte, diseño, pedagogía y tecnología. Fue co-fundadora de BINARIO: Festival Internacional de Arte, Diseño y Cultura de los Nuevos Medios. Fue beneficiaria del programa de residencias artísticas en el extranjero del FONCA en Medellín, Colombia, así como de la residencia del Laboratorio de Inmersión BBVA-CCD y de la residencia virtual Fem-Tek Hika Ateneo Bilbao. Actualmente forma parte de Medialabmx. Su trabajo ha sido presentado en diversos espacios entre los que cabe resalta: FILE Electronic Language International Festival, Laboratorio Arte Alameda, Museo Franz Mayer, Centro Cultural España, Centro Multimedia, Centro de Cultura Digital, Mutek México, Mutek Montreal.

Link a página personal:

www.dorabartilotti.com

Abrir publicación

Nuestra vida pende de un hilo – Performance de Yolanda Benalba

Berta Cáceres, activista ecologista por los derechos humanos y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue asesinada en la puerta de su casa el 3 de Marzo de 2016.
En la última entrevista que realizó para el periódico italiano Il Manifesto declaró ‘nuestra vida pende de un hilo’ refiriéndose a cómo acechaban a los activistas hondureños tanto el Estado como empresas extranjeras encargadas de megaproyectos en el territorio.

En 2018 la artista Yolanda Benalba realizó en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras el recorrido Nuestra vida pende de un hilo en el que caminó desde la Corte Suprema de Justicia hasta el Centro Cultural de España, en donde desplegó el textil (que a modo de bandera fallida y lona de manifestación inactiva) quedó colgando de un extremo y tirado en el suelo de la calle durante la semana del encuentro.

still de vídeo. Ever Rodas

╳ Performance presentado en el marco de El Cuerpo y la Ciudad. X Festival de Performance, Centro Cultural de España, Tegucigalpa. (Honduras). Comisariado por César Manzanares 2018.

Navegación de entradas

1 2 3 4
Volver arriba