Abrir publicación

Frida: conciliación con la oscuridad femenina

por Frida Sánchez Ríos Abarca

Mi acercamiento y exploración en lo visual y lo pictórico siempre ha sido un tanto tormentoso, una especie de amor y odio. La enseñanza académica de la pintura en México, siempre se da desde un punto de vista sacro, impenetrable y por supuesto patriarcal. En ese sentido he venido trabajando desde la confrontación y últimamente en la conciliación; en la conciliación de esa oscuridad que me impedía acercarme a mi labor artística y que me impedía explorarme y disfrutarme como mujer.

Este acercamiento a la oscuridad femenina, es algo que llevo trabajando un considerable periodo de tiempo y que ha cambiado mucho con el contacto con otras mujeres y con el feminismo. Sin embargo, últimamente mi acercamiento ha sido un poco menos desde el enojo sino desde la honestidad y el análisis de la propia tristeza; concluyendo que lo que me estaba jodiendo como artista y como mujer, es la estructura fuertemente arraigada en mí, del amor romántico, puro, sacro y tormentoso, inmerso en mis relaciones afectivas en todos los sentidos. Por ello, decidí acercarme a esta exploración no desde el sufrimiento sino desde el goce de crear, sin que ello no conlleve una confrontación con sentimientos fuertes. Decidí hacer una conciliación con mi oscuridad y tratar de entenderme sin avergonzarme de ello, por lo que partí de la intervención a la imagen personal, el archivo fotográfico familiar, la intervención sobre la fotografía original como punto de partida de la idea romántica de pertenecer al otro, a un clan sin elegirlo y la intervención como manera de reescribir y apropiarnos de nuestra historia de vida.

Así mismo, me interesó trabajar sobre la imagen religiosa, especialmente desde su lado femenino, esto por la importancia que tiene en México y Latinoamérica la educación religiosa y el impacto que tiene en nuestros cuerpos y territorios; acercarme a la fe no desde el odio y lo negativo, sino como un acercamiento a una construcción identitaria que si bien es impuesta, es muy marcada y que podemos acercarnos desde las afectividades y el escucharnos, plegarias a divinidades femeninas que entienden que significa el peso absurdo de ser mujer, aún hoy en día; la fuerza que conlleva el decidir cuidarnos entre nosotras.

Por último me interesó el tema de la sexualidad, como pieza clave del daño del amor romántico, y la concepción del goce en las mujeres, siempre objeto de deseo nunca sujeto. En conclusión, la intervención en este proyecto es el paraguas para mi análisis de la oscuridad femenina, reescribir mi historia, cambiar lo que parece inamovible; apropiarse, amar o incluso negar lo que ya esta escrito. Nuestro cuerpo como territorio y el territorio como extensión del cuerpo…ni santas ni demonios…humana y latinoamericana.

[divider]

Frida Sánchez Ríos Abarca: Mi acercamiento y exploración en lo visual siempre se ha dado desde el conflicto, puesto que la enseñanza del arte se da desde un punto de vista sacro, impenetrable y por supuesto patriarcal que no acepto. En ese sentido he venido trabajando desde la confrontación y últimamente en la conciliación; en la conciliación de esa oscuridad que me impedía acercarme a mi labor artístico y que me impedía explorarme y disfrutarme como mujer. Reescribir mi historia, cambiar lo que parece inamovible; apropiarse, amar o incluso negar lo que ya está escrito. Nuestro cuerpo como territorio y el territorio como extensión del cuerpo…ni santas ni demonios…humana y latinoamericana. 

Abrir publicación

Sobrevivir en Fluidez por Arlishan Marius

Autorx: Arlishan Marius

Año: 2019

Técnica: Tinta y lápiz sobre papel.

 

 

[divider]

ARLISHAN MARIUS (México)

Egresadx de la licenciatura en Artes Visuales (UNAM).

Se identifica como transmasculino no binario, usa pronombres masculinos y neutros. Su producción es mayormente autobiográfica, explorando su identidad trans y sus enfrentamientos con el estrés postraumático. Ha participado en exposiciones colectivas, publicaciones impresas y digitales y talleres dirigidos a personas trans.

https://www.facebook.com/ArlishanMarius/

Abrir publicación

Narrar desde los hilos de la vida: la obra de Julieta Granados

por Julieta Granados

En un principio utilicé las técnicas textiles de costura y bordado de manera experimental, encontrando en ellas propiedades gráficas y plásticas que no reconocía en otras, abordando temáticas de mi vida cotidiana incluso de manera irónica, bordando frases y cosiendo aplicaciones para para ensamblar y complementar piezas de pequeño y mediano formato. Posteriormente, luego de iniciar un proceso reflexivo sobre la construcción de mi propia feminidad y de haber realizado una breve investigación sobre las prácticas textiles en distintas culturas, comprendí entonces que el manejo de éstas técnicas y proceso de los materiales, han estado ligados íntimamente a la cotidianidad de muchos grupos de mujeres en todo el mundo y que han sido pilares en la construcción de otras prácticas sociales en la historia de la humanidad. Fue entonces que entendí al textil como una poderosísima herramienta discursiva de carácter feminista inherente y decidí reflejar a través de él, los cuestionamientos, aprendizajes y conclusiones de mi propio proceso reflexivo.

Creo que más que un mensaje, lo que puedo compartir a través de estas piezas es una narrativa de mis pasos en la búsqueda del auto conocimiento, el auto cuidado y la sanación, pero también de la rabia. Son una especie de pronunciamiento en el que hablo sobre alegría, placer, complicidad con otras mujeres y el reconocimiento de mi propia historia. Pero advierto también, sobre las heridas abiertas e impunes.

[divider]

JuliÉta Granados Artista visual, bordadora, feminista

Sigue su trabajo en: https://www.instagram.com/julieta_who/

Abrir publicación

Karla Frías / Baby Putx

Cuerpxs gordxs, disidentes, sin miedo y explotando de placer.

Siempre me ha interesado hablar sin tapujos sobre la sexualidad vivida desde los cuerpos diversos.

Incomodar a los ojos limitados.

Enamorar a lxs otrxs con la revolución cuir.

Los gordxs también tenemos mucho de que hablar.

[divider]

Karla Frías, hArtista plásticx / visual, y Performer.
Egresé de la ENPEG en la licenciatura de artes plásticas y visuales, dirigiendo mi producción hacia un contenido plástico experimentando en variadas técnicas, pero siempre hablando de la diversidad de cuerpos, sexualidad, feminismo interseccional, e identidades construidas por la brecha generacional.
Me interesa abordar estos temas, de una manera estéticamente incómoda, pero agradable a la vez, como un juego de pulsión.

Si quieres conocer más del trabajo de Karla Frías, su portafolio virtual:

Instagram: @__karlafrias

Abrir publicación

AUTORRETRATO: material didáctico para trabajar la identidad.

por Grita Grieta Mía 
Este autorretrato  se conforma de 15 cuerpas dibujadas en cartón. Cada cuerpa es caracterizada de acuerdo a su oficio, labor, y por lo tanto, economía; su  vínculo con otrxs seres; e incluso especies. El color de su rostro es intercambiable. Pese a que todxs lxs cuerpxs comparten el mismo rostro, los atributos de cada unx marcan diferencias de posibilidades, un determinado estatus, clase social, género y forma de vida.
Autorretratos como:

Trabajadora doméstica; oficinista; trabajadora sexual; mujer con una bomba en la mano; vendedora de chácharas; mujer militar; madre con niñx ; artesana y/o vendedora de muñecas ambulante; matando-me; abrazando-me; comiendo-me a otrxs animales; siendo nopal; siendo flor; siendo meteorito o llama.

«medio ambiente» … vinculx con lxs otrxs. Palabras más, palabras menos, «la otra», «lxs demás» es-son, una misma. De  alguna forma matar es matarse; abrazar, abrazarse; comer, comerse; criar, criarse. Todo conectado… Todo acto por más personal que parezca, se conecta e incide al mismo tiempo en lo colectivo* Afectas y al mismo tiempo te afectas… nos producimos efectos, nos relacionamos.
Imágenes del montaje de la instalación como parte de la exposición «Jóvenes creadoras: acciones para la emergencia» presentada por Yina Santos, Grita Grieta y Lorena Olguín en PANDEO DF  en septiembre de 2018.
[divider]
 Conoce más de su trabajo en: http://gritagrieta.blogspot.com/
Abrir publicación

BARAJA DE SANADORAS #BioDIVA

Hace unos meses lanzamos la convocatoria desde Hysteria! Revista en colaboración con nuestra editora invitada Klau Chinche, como parte de este #28 BioDIVA para que nuestrxs lectorxs nos compartieran las historias e ilustraciones de sus sanadoras favoritas, más admiradas o con quienes sintieran resonancia o empatía, con la intención de generar una baraja de tarjetas que puedan servir para jugar y aprender la vida y obra de estas fantásticas mujeres a quienes la historia de la ciencia y de la medicina sistemáticamente coloca en el olvido.

Estos son los hermosos resultados:

Esta baraja con 21 cartas que representan a sanadoras, médicas, enfermeras, promotoras de la salud, chamanas y parteras que con su labor han contribuido al bienestar de sus comunidades, en un ejercicio para despatriarcalizar y descolonizar colectivamente la historia de la medicina.

Este es un proyecto open source, por lo que invitamos a que lo descarguen, lo impriman, lo mejoren y a que inventen dinámicas de juego y que las compartan con nosotras.

Descarga el PDF imprimible AQUÍ

Para financiarnos y poder enviarle un ejemplar a todas las autoras estamos vendiendo las barajas a un precio solidario en la Tienda Hysteria!

Abrir publicación

Mi parto soñado

texto por Emiliana Centurion Cienfuegos y dibujos por Ju Leeika

[divider]

Ju Leeika alias de Julieta iovaldi Curutchet, pinta, ilustra, crea objetos, hace videoarte,  tatuajes, diseño gráfico, fotografía, intervenciones e instalaciones para la regeneración artística

Conoce más del trabajo de la ilustradora argentina Ju Leeika en: www.juleeikaviaja.wordpress.com

Abrir publicación

Entrevista a promotora de la salud zapatista

Dibujo por Alex XAB

por Klau Chinche y Liz Misterio

Del 8 al 10 de marzo de 2018 se celebró el 1er Encuentro de Mujeres que Luchan en el Caracol Morelia, en Chiapas, México.

En ese contexto tuvimos el privilegio de conversar con la compañera zapatista, coordinadora de las promotoras de la salud, quién para efectos de esta entrevista prefirió permanecer anónima. Ella tenía a su cargo alrededor de 20 promotoras de la salud jóvenes, que estuvieron atendiendo a las 5000 mujeres que se dieron cita en territorio zapatista para el encuentro. Agradecemos a la compañera, quién a pesar de estar muy ocupada, nos regaló generosamente unos minutos de su tiempo. 

Promotora de Salud.-  Tenemos que liberar los caracoles, como uno sabe tienen que saber lxs demas.  Anteriormente no teníamos la oportunidad de curarnos con medicina (alópata), pero conocemos las plantas, por ejemplo un ampcilina: sabemos qué planta es ampicilina, entonces esa planta utilizamos por las calores y eso es lo que estamos viendo. Muchos jóvenes creen que ellos saben ya mucho más que los veteranos, pero pocos saben de las medicinas naturales. Nosotros organizamos a los jóvenes, y a las mujeres, para que en todas las comunidades en resistencia se sepan defender desde la salud. Tenemos parteras , hueseros y conocedores de las plantas medicinales y ahora gracias al señor ya hay enfermeros y hay doctores que ya utilizan la medicina (alópata) y  ya pueden entender a los demás y el que ya sabe de eso lo tiene que enseñar en el otro caracol, para que nos vayamos nivelando, que nadie sufra.

Klau Chinche.- ¿Cómo es la atención, en particular a mujeres, en relación con la ginecología y el parto? 

PS.- La atención es en casa, ahí te llevamos el control del puerperio, de inicio tenemos que mandar a la partera con el promotor para que el vacune al bebé, antes no sabíamos de vacunas, normalmente se controla que esté encefálico el bebe, para que nazca en casa solo ese era el trabajo de las parteras y saber cortar el ombligo, saber bañarlo saber todo, curarlo con flores, con “brazita”, y es un montón que se sabe ya, pero ahora como ya tenemos nuestros promotores de salud pues hay otro avance más y si todavía hay una comunidad que sabe menos , pues se tiene que nivelar.

K.Ch.- ¿Y el Tema de las enfermedades de Transmisión sexual?

PS.- Ese tema se habla con las parteras, lo de transmisión sexual, para que sepan por qué se produce, cómo se llaman las enfermedades y después de su parto ya saben .

K.Ch.- ¿Pero, habrá algún tratamiento con plantas?

PS.- Si hay tratamientos pero no para todas las transmisiones sexuales, solamente para las primeras enfermedades del sexo, pero como en el caso del SIDA, ese no, todavía no conocemos de plantas medicinales. Algunas otras si, como gonorrea, ahí mas bien se promueve el control porque allí no sabes que hombre esta infectado y que usa, no sabes que mujer quedó infectada. Aquí en las comunidades no hay lo que llaman los abuelos “zonas rosas” donde trabajan las sexoservidoras, no hay, los jóvenes se casan bien jóvenes, quieren tener sexo joven, de 20 a 21 años se casan y luego un hijo o dos hijos, ahora si quieren doce también lo pueden hacer, no se prohíbe ( risas de fondo ) pero ya depende de cada familia.

K.Ch.- Y por ultimo, para usted, ¿cuales son las  cosas que le gustaría que mejoraran o que hacen falta dentro del trabajo que están haciendo? Pueden ser cosas de laboratorio o herramientas. 

PS.- Hay muchos deseos en la comunidad que ya estamos atendiendo a través de la juventud, por ejemplo. En mi casa estoy bien tranquila con los conocimientos y herramientas que tengo, pero ya mis estudiantes jóvenes si me piden, me dicen ¿cómo podemos conseguir un ultrasonido en casa, para la comunidad ? ¿Un glucómetro? Para checar la sangre, y es que ya saben de eso, me preguntan ¿donde lo encontramos? Solo hay que buscarlo en las farmacias, les digo nada mas  para entretenerlos. En mi casa, en mi mera casa yo tengo un enfermero que ya me ayudó a atender dos partos, él solito los atendió cuando andaba yo fuera, ya cuando llegué bien contenta me sentí porque el bebé tenia ya cinco días y el no daba de alta a la compañera con su bebé, los estaba atendiendo, lo bañaba, le daba de comer, y cuando lloraba el bebe , lo controlaba. Y yo me sentí contenta cuando llegué porque yo siempre salgo mucho tiempo y les dejo a mi familia. Aquí me siento como en mi casa, muy alegre con las mujeres y yo me siento contenta. Lo único es eso, nos hace falta una cama exploradora, pero ya esta bien así como atiendo, tenemos camas provisionales de madera que hizo mi esposo y allí he defendido a muchas mujeres. De partera llevo ya treinta años. Yo tenía un registro, y en esa época ya había atendido 704 niños pero luego llegó el ejercito y lo quemaron.

Entonces pues la salud es algo grande, muy amplio. Hay que conocer una planta y otra planta para que nos podamos curar.

[divider]

Agradecemos a Valentina Xochimeztli por la transcripción de esta entrevista.

 

Abrir publicación

Klau Chinche en entrevista: arte, medicina y brujería para decolonizar lxs cuerpxs

foto Liz Misterio

por Liz Misterio

Liz Misterio.- Hola Klau, me da mucho gusto por fin poder hacerte esta entrevista, después de tanto comadrear y editar juntas este bonito #27 BioDIVA.

Klau Chinche.- El gusto es mio queridxs!!! soy admiradora de Hysteria! desde mucho antes de que nos conociéramos (lease con mi cara de fan) y estoy extasiada y contenta de poder conjurar y tramar cositas juntas…ahora y en el futuro!

 L.M. ¿Quién es ese ser que a veces se hace llamar Klau Chinche? ¿Cuáles son tus otros alter egos/ reencarnaciones?

K.C.- jajaja, esta alimaña nace entre un bautizo desculonizador gomorriano y la “sensación de ataque” de una hipotética manada inquisizorra. Me encantó cambiar de especie, ajjaja, creo que las plagas son más fuertes, resististen atacando descontroladamente, joden descentralizadamente y no tienen ciclos mamíferos.

Eso sí, el tema identitario fue por muchos años un rollo pa mi. Desde que me inicié a la digitalidad he ido cambiando de avatar continuamente (aunque de manera analogica tb, como en las fiestas que hacía de VJ, me cambiaba el sobrenombre cada vez). Total, que me uní a una red social por primera vez el 2009, a crabgrass/we.riseup, red que sigo habitando activamente. También he transitado por algunos experimentos en elgg (por ej summerlabs 2008 – 2011 ) y luego me uní en su momento a las recién tejidas redes de lorea (n-1, artelibre digital, ecoxarxes), ahí me metí mucho y a saco, pero lamentable y mierdosamente ese proyecto de años, se cayó de mala manera y se perdió tanta información y redes que generó una desconfianza y recelo por quienes confiaron en las redes libres, además de frustración cabrona ante todo lo desaparecido e irrecuperable (luto digital). Total, tampoco hacia perfiles públicos con fotos en redes comerciales, es que tenía muy metido el tema del anonimato hacker en las venas hasta que lo anterior pasó. Además necesité vitalmente re-comunicarme con redes y afectos que estaban en otras estratosferas digitales y carnales. Solo a finales del 2017 cree mi primer avatar personal mediático en fachabuk como chinche en donde me importa una mierda ser publica ni salir en fotos cualquiera, ni publicar estupideces y mierdillas sin tener que seguir una “linea editorial” como ya lo hacía con el perfil fb de Anarcha, los blogs, etc.

L.M.- ¿Qué te llevó a trabajar desde el arte y el activismo con el tema de la salud, y más específicamente con el de la ginecología?

K.C.- La rabia y la necesidad como motores base y por otra, la influencia de la cultura hacker, el conocimiento libre y el postporno. O sea, gracias a haber leído un texto sobre eyaculación femenina en un contexto hacker mientras el sistema médico me estaba ninguneando. Por una parte necesitaba descargarme de todas las cosas negativas y las historias de terror de la ginecología y medicina que me estaba comiendo mientras investigaba psicoticamente sobre ella, me estaba poniendo mala, estaba somatizando todo ese daño cruento y despiadado. Por eso de hecho decidí empezar a organizar de alguna manera la info, las historias y la avalancha de infos que estaba tragando porque no daba abasto ni crédito de lo que estaba leyendo. El primer impulso fue organizar imágenes y contenido, así que empecé a buscar plataformas, con pinterest organicé las imágenes, con tumblr organicé historias y links, con hotglue arme la historia por temáticas, pirate pad pa los links y referencias, la biblioteca en we.riseup. Solo en 2015 decidí abrir un facebook y no con una identidad personal sino como parte de la difusión del proyecto, eso paso bajo circunstancias concretas en Istanbul. Estaba organizando con un espacio cultural independiente KOMA, un grupo de feministas anarquistas y el periódico meydan (tb anarquista) unas charlas. Me quede impresionada dándome cuenta que esa (fB) era la única manera de difusión que iba a ser efectiva, rápida y viral, porque yo no tenía teléfono móvil en ese tiempo (estuve 4años y medio sin uno) y me comunicaba casi únicamente por correo electrónico. Y bueno las amigas y los movimientos y redes con las que quería conectar estaban usando ya facebook… fue una gran impresión, pero bueno, funciono y no solo para eso si no que para empezar a coordinar con gente de diferentes partes. Fue maravilloso cuando conecte con vulva sapiens, ginecosofia!!.

L.M.- A menudo hablas de la descolonización visceral, ¿A qué te refieres con ese concepto?

K.C.- Históricamente el colonialismo e imperialismo han sido pretextos para saqueos, genocidios, explotación y esclavitud. El proceso de colonización se inicia con la ocupación física de la tierra y la dominación de los pueblos. Dominar pueblos es someter, torturar y/o exterminar los cuerpos que los componen y con ellos su memoria, todo esto en la creencia de que una auto-proclamada raza superior tiene derecho a imponer su mandato sobre unos seres inferiores a los que se puede explotar. En 1492 (como dice Galeano) los nativos “descubrieron” que eran indios, que vivían en América, que estaban desnudos, que existía el pecado, que debían obediencia a un rey y a una reina de otro mundo y a un dios de otro cielo, y que ese dios había inventado la culpa y el vestido y había mandado que fuera quemado vivo a quien adorara el sol, la luna, la tierra, la lluvia.

En este sentido la “colonización corporal” ha sido que hombres blancos apunten son su dedo el cuerpo/territorio ajeno y lo nombren como suyo, lo vuelvan parte de sus “conquistas” lo marquen con una banderita y pongan su apellido/bandera ahí, como x ej las trompas ováricas (Falopio un anatomista italiano), glándulas de lubricación (Bartolino, un anatomista holandés), próstata femenina (Skene, un ginecólogo irlandés) o punto G (Graffenberg un ginecólogo alemán), ejercicios de suelo pélvico (Kegel un), examen e frotis para cáncer de cérvix (Papanicolau, un ginecólogo griego). Y no solo, también definir los “cánones” de salud y ser expertos en un cuerpo que no les pertenece. Como dice Carrie Show “Un hombre que sea ginecólogo es como un mecánico de automóviles que jamás haya tenido uno”. Ahora esta colonización también afecta por ejemplo el ano, la estigmatización homofóbica que ronda en torno a la próstata “masculina” y el recto.

La descolonización corporal es una descolonización visceral, es quitar sus nombres, sus caras, sus odios de nuestrxs cuerpxs y renombrar nuestras vísceras y practicas con personas, cuerpxs que han sido ocultados en la historias, honrando la memoria de lxs anonimxs, lxs torturadxs en experimentaciones y prácticas que desembocaron en la fama de quienes ostentan sus nombres en nosotrxs.

L.M.- Uno de tus proyectos que me voló la mente es Anarcha Gland, ¿nos puedes platicar como surge la idea de renombrar la “próstata femenina” y las glándulas lubricantes como Anarcha, Lucy y Betsey?

K.C.- A principios del 2013, era mi turno de proponer un texto para el Grupo de Lectura de Calafou (donde viví 7 años), y decidí presentar “Mi Placer se Corre como Puñales” de Chiara Chiavone (colectivo ideasdestroyingmuros) ya que era un momento bien clave en que recién estaban empezando a hablar de cosas básicas de género en ese lugar. Preparando la presentación del texto, empecé a investigar más a detalle sobre las glándulas de eyaculación (ya que Pucha Potens aún no existía), desde la composición de los fluidos que excreta hasta la historia y origen de su nombre, y sobre quien era Skene, ginecólogo cuyo apellido es usado para denominarles comúnmente. Esto me llevó irremediablemente a investigar sobre los inicios de la ginecología y conocer a Sims, el gurú de Skene, y su experimental investigación de la fistula vesico-vaginal en esclavas negras en las plantaciones de algodón en Alabama alrededor del 1840.

Así llegue a conocer la desgarradora historia de Anarcha y muchas otras mujeres. Ellas y una cantidad incalculable de mujeres anónimas e invisibilizadas que han inscrito la historia de la ginecología con su propia carne.

Me dio tantísimo asco pensar y ver la cara de Skene y todo lo que significaba mientras me venía que se me empezó a hacer desagradable hasta masturbarme.

Extremadamente enrabiada y afectada por la impotencia que me generó haber sido tan ignorante sobre estas historias mientras tenia normalizado llamar a partes viscerales intimas de mi cuerpo con apellidos de “hombres ilustres”…. me sentía rebosada en mierda al saber lo fácil que normalizamos palabras sin saber que implican.

Así que no pude cargar más con el patriarcado medico a cuestas, y decidí que en mi cuerpo habitaría la memoria de de esxs cuerpxs invisibilizadas, torturadas y ninguneadas, con ellxs comparto entrañas y fluidos inmemoriales.

Mysfita y Klau. foto por Liz Misterio

L.M.- ¿Qué hay en el Gabinete de la Dra. Kaligari?

K.C.- El gabinete es una maravillosa y explosiva combinación-colaboración que desarrollamos desde 2016 junto a Mysfita Terata, una maravillosa fakir, performer, contorsionista y mutanta en devenires subacuáticos.

El gabinete de la Dra. Kaligari es una performance en continua mutación, una experiencia audiovisual en forma de cabaret darks, una charla, juego interactivo, un escenario-instalación bizarras adjuntas a técnicas de biohacking, tecnologias DIY, objetos híbridos y rituales corporales.

Se compone de 5 actos flexibles y adaptables a cualquier contexto, una especie de «escenario performático» un viaje a través de los sangrientos horrores de la historia de la medicina (cirugía, anestesia, asesinatos anatómicos de la sadista uroginecología y la violencia obstétrica). Un progresivo ritual corporal para mantener la memoria de los cuerpos silenciados: brujas, sanadorxs, esclavxs, migrantes y todos los cuerpos sacrificados por la ciencia desde una perspectiva crítica e irónica donde se usan recursos interactivos y acciones corporales extremas.

Pueden leer una reseña que nos emociona mucho en el blog de silvia resorte.

El gabinete es una trabajo visceral lleno de complicidad y guarrismos extremos que seguiremos alimentando, moviendo y mutando.

L.M.- ¿Cómo responden las sanadoras- brujas- hackers- whitchborgs a la violencia de la medicina occidental – patriarcal?

K.C.- Con autodefensa, con reacción visceral, corporal, reapropiándose de conocimientos, redistribuyéndolos, diseminándolos, reuniendo y rumiando ciencia, tradición, experiencia, técnica, hibridando lenguajes y prácticas, autoformándose, reuniéndose, compartiendo, contaminando, molestando en los templos de salud hegemónica, accionando, encarnando las historias de otrxs, haciendo memoria, quemando con memoria la historia misógina, racista, hómofoba, colonialista y genocida de la medicina y los avances técnico-corporales, re-estructurando espacios para practicar autocuidado radical y comunitario. Conjurando tácticas y estrategias, organizándonos en infinitos akelarres descentralizados, permeando recetas y maldiciones, hablándonos al oído de boca en boca y de red en red, fortaleciendo servidores y comunicaciones digitales.

Ahora, desprogramarnos del sistema medico normativo hegemónico no es tarea fácil, siglos de manipulación en torno a la salud, es un gran desafío, algo que ha de construirse constantemente.

L.M.- Para terminar ¿que proyectos tienes en puerta?

K.C.- Ahora mismo estoy compilando un libro a pedido de la editorial italiana Golena sobre estos temas, sobre como comenzó, las múltiples historias que le componen, la info que se ha ido recopilando, el conocimiento que se ha creado y compartido, las redes y personas que le inspiran, forman  y atraviesan. A ver como resulta =P es una tarea compleja pa mi este ejercicio de estructuración.

Por otra parte después de las recientes segundas jornadas de hacktivismo feminista nos hemos enredado varias colectivas y seres en continuar tramando desobediencia digital y tecnológica.

Y claro, se acerca el cyborgrrrrrrrrrrls 2019 y cositas van a salir a la calle!!!

L.M.- BONUS TRACK: ¿Algo más que nos quieras decir? ¿Algo que no te hayamos preguntado que nos quieras contar?

K.C.- Quiero aclarar que se me sigue relacionando (y a Gynepunk) con el lugar en donde viví 7años, la colonia catalana Calafou. Desde el 2017 Gynepunk ya no se identifica con ese lugar y yo dejé de habitarlo a finales del 2018.

En los últimos años las personas que trabajamos y construimos ahí desde el transhackfeminismo fuimos ninguneadas sistemáticamente, cuestionadas y hasta agredidas en diversas formas, tanto que ya no vivimos ahí. Hay que dejar claro que NO hay vínculo alguno con ese lugar ya que su falta de apoyo y cuidado como colectivo-asamblea fue escandalosamente ruin e hipócrita, hasta el nivel de llegar a graves consecuencias en temas migratorios (léase de papeles) para mí.

Así que eso, con ese espacio ya no hay vínculo, relación o complicidad con Gynepunk, Pechblenda, Anarchaglam o Kaligari, ni conmigo.

Atentxs a quienes vayan buscando eso que hubo y que ellxs mismxs desecharon. Cuidado.

 

Abrir publicación

Hablemos de mujeres, no de feminismo. Conversación con Karen Cordero

por Caín Maremonstrum

En el marco de la exposición Podría ser… (una flecha) presentada en el Museo Jumex, como parte de las actividades previstas para esta lectura a la Colección Jumex, el día 31 de enero nos dimos cita para una conferencia con la crítica, catedrática, curadora e historiadora feminista Karen Cordero.

Para introducir esta conversación, Catalina Lozano, la curadora responsable de esta exposición, habló de la autocrítica hacia la institución, refiriéndose al museo en un primer momento y después, la institución que resulta la historia del Arte.

La constante invisibilización y exclusión de las obras de artistas mujeres, tanto en los espacios del arte como en su historia, fue el punto de inicio para el diálogo desarrollado por Karen Cordero; a lo que poco tardó en aparecer el concepto feminismo.

Ahora, tal y como puntualizó Karen, “no es lo mismo hacer necesariamente una exposición de mujeres artistas, a pensar, ¿cuál sería la diferencia […] de una exposición que adopta una perspectiva feminista?”.

La pertinencia de la pregunta es interesante, puesto que la curadora de Podría ser… (una flecha) ha tenido bastante cautela en no enunciarse desde el feminismo y así mismo, reafirmar que esta es una exposición de artistas mujeres. La pregunta que ha saltado a mí desde estos posicionamientos (u omisiones a tomarlos) ha sido ¿por qué existe aún este escozor hacia la palabra feminismo, dentro de instituciones como el museo?

Conforme avanzó la conversación, Karen confirmó por medio de estadísticas, esta desigualdad prevalente de los hombres sobre las mujeres en torno al número de exhibiciones, su participación en programas, la venta de obras en galerías, así como otros tantos aspectos relacionados a la actividad artística. De ahí que nos devolviera a la importancia de la militancia y el discurso feminista en los espacios de exhibición como en las instituciones.

En una breve genealogía desarrollada por la historiadora, aludió no solo a las artistas que han pugnado por introducirse a las instituciones más tradicionales (como el museo) dentro del contexto mexicano; sino también a las estrategias que han construido como alternativas a esta exclusión, ya sea generando sus propios sitios de exposición (físicos y virtuales) como el ejercicio de la escritura en tanto generadora de otra historia del arte, constituida por investigaciones y testimonios por igual.

Compartiendo parte de su experiencia y práctica, Karen indicó una serie de ejes de lo que ella plantea como una propuesta para una exposición feminista, en la cual conceptos como la inclusión integral del cuerpo en la producción de conocimiento, el cuestionamiento del canon, la concepción de la exposición como sitio de diálogo y activación, entre muchos otros; fueron ejemplificados en los casos de exhibiciones de las cuales ella ha participado, y que presentó brevemente hacia el final de la conferencia.

Pasando a la sección de preguntas, abierta al público, Catalina hizo algunas menciones sobre sus propias intenciones sobre Podría ser…, comentando las afinidades con lo dicho por Karen Cordero respecto al papel menor que siempre han tenido las mujeres en los espacios del arte, y la consecuente respuesta que esta muestra resulta a dicha problemática.

Sin embargo, mi pregunta seguía latente y sin ser contestada del todo, ¿por qué huir a la categoría feminista dentro del discurso curatorial que atraviesa esta exposición?

Con la precaución que merece no extender la mirada de la curadora hacia el trabajo de las artistas, es decir, llamarlas a todas “artistas feministas”; es aún posible tomar y sostener una postura respecto a la lectura que se le da a esta serie de piezas que forman parte de la Colección e incluso sí –citando a Karen-, “concebir el museo como un espacio de activismo, no necesariamente en el sentido político más convencional; […] en un lugar donde el arte incide en nuestros cuerpos, en nuestras emociones, en nuestro modo de ver”.

Con lo anterior no demerito la importancia de la exhibición, al contrario, celebro la convocatoria al diálogo y al cuestionamiento sobre las estructuras que han omitido el trabajo de productoras artísticas dentro de las instituciones, así como de otras agentes partícipes en ámbitos artísticos. Sin embargo, considero que apartar el feminismo en la construcción de estos nuevos relatos en la historia de arte presente, corre el riesgo de incurrir en las mismas prácticas de ocultamiento o matización que Podría ser… (una flecha) busca hacer de contrapeso, hoy.

En todo caso, haciendo uso del juego lingüístico propuesto por la propia curadora y explotado por otras reseñas a la que se sumará la presente, me aventuro a pensar que esta exposición Podría ser… (feminista).

 

Navegación de entradas

1 2 3 27 28 29 30 31 32 33 112 113 114
Volver arriba